Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 1 marzo 2016
consejo de gobierno

Varios lugares de la región declarados Bienes de Interés Cultural

Marcar como favorita Enviar por email
REGIÓN | El Dia 0 Comentarios

La consejera de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Reyes Estévez, ha informado de determinados acuerdos del Consejo de Gobierno en su reunión correspondiente al día de hoy.

[Img #170814]

 

La consejera ha señalado que el Consejo de Gobierno ha acordado declarar Bienes de Interés Cultural: la Danza de Belinchón (Cuenca), con la categoría de Bien Inmaterial; el yacimiento de Guarrazar, en el municipio de Guadamur (Toledo), con la categoría de Zona Arqueológica; y el Conjunto Histórico Minero, en el municipio de Almadén (Ciudad Real), que ve modificada su declaración como Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico, producto de la ampliación de la zona de máxima protección.

 

Todas estas declaraciones serán publicadas, próximamente, en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, y, con ello, estos tres bienes reciben la máxima protección y tutela que contempla la legislación vigente en materia de Patrimonio.

 

Según ha señalado Estévez, “esto pone de manifiesto el interés que despierta, en el Gobierno regional, la protección de nuestro patrimonio histórico y cultural, como seña de identidad colectiva de un pueblo”. Del mismo modo, ha agregado que “Castilla-La Mancha tiene, en su pasado, una raíz honda y fuerte desde la que crecer hacia un porvenir de prosperidad por el que trabajamos a diario”.

 

La Danza de Belinchón

La Danza de Belinchón consiste en unas danzas rituales que el Porra o Botarga, el Castañuelón y ocho danzantes ejecutan en las fiestas en Honor del Santo Cristo Arrodillado. Las danzas se realizan en la plaza, en la iglesia, procesionando delante del Santo Cristo Arrodillado y haciendo pasacalles por todo el pueblo. En el recorrido de los actos institucionales siempre el punto de partida de la Danza es la plaza del pueblo, desde ahí se va a casa del alcalde y del párroco a recogerles, y desde allí a la iglesia, volviendo después a la plaza. Después de la misa, se realiza una danza dentro de la Iglesia a lo largo de la nave longitudinal y ante el altar.

 

Durante la fiesta se celebran dos procesiones: el "Día del Cristo”, que es el domingo, y el "Día del Cristillo" el lunes. El "Día del Cristo", la Danza procesiona delante de la imagen del Santísimo Cristo Arrodillado desde la Iglesia pasando por las calles principales, Carril del Calvario, Alfonso VIII, Plaza Hospital, Isabel de Castilla, Plaza de la Constitución, San Pedro, D. Rafael Vecino, Mayor y San José. El "Día del Cristillo", la Danza también procesiona delante del Santo Cristo, con un recorrido más corto, que da una vuelta a la iglesia, sale por la Puerta del Sol y entra por la Puerta de la Umbría, tras bordearla.

 

La ubicación de la fiesta en el calendario es movible, porque depende del calendario lunar que fija la Semana Santa. Se celebra el domingo siguiente al jueves de la Ascensión del Señor.

 

Con respecto a la Danza de Belinchón, la Consejera de Educación, Cultura y Deportes ha querido subrayar que “la danza es un indicador histórico de primera importancia acerca del grado de civilización de un pueblo, de sus anhelos, sentimientos y reflexiones, y, desde esa perspectiva, la Danza de Belinchón es expresión de nuestro carácter”.

 

Yacimiento de Guarrazar

Guarrazar se localiza en el término municipal de Guadamur (Toledo), a 2 km. al este del núcleo urbano. El origen de las investigaciones de este yacimiento se producen en el siglo XIX, cuando se descubrió el denominado "Tesoro de Guarrazar" (cruces y coronas pertenecientes a diferentes reyes visigodos), momento en que la Real Academia de la Historia encargó a José Amador de los Ríos el inicio de la exploración del lugar, en el que también llegó a intervenir la Comisión Provincial de Monumentos. Sin embargo, los primeros estudios con carácter científico se iniciaron en los primeros años del siglo XXI. En la actualidad, sigue el proceso de valorización de este espacio que posee unas características geológicas y topográficas que han propiciado la sucesión de asentamientos humanos desde la Prehistoria hasta la Edad Media.

 

El Yacimiento de Guarrazar esconde, en palabras de la titular de Educación,  Cultura y Deportes, “un tesoro oculto de varios capítulos de nuestra historia que debemos esclarecer para avanzar en el conocimiento de nosotros mismos”.

 

Conjunto Histórico Minero de Almadén

El Conjunto Histórico Minero de Almadén ha experimentado una modificación de los límites del objeto de la declaración de Bien de Interés Cultural que se justifica por la evolución histórica del urbanismo de la propia localidad.  Esta expansión urbana ha dejado, dentro del perímetro protegido, varios inmuebles importantes como las viviendas de la calle Mayor, la Iglesia Parroquial y las ermitas. Es importante señalar que, con esta modificación, queda protegido todo el desarrollo subterráneo de la mina.

 

Recordemos que, a partir del siglo XVI, la historia de la comarca de Almadén viene marcada por la relevancia que adquiere la actividad minera de extracción de mercurio. Durante este siglo, el mercurio es pieza clave para la amalgamación de los minerales de plata y oro que se extraían en América, por lo que Almadén se convierte en un importante centro minero-industrial que contribuyó directamente a la explotación de las riquezas del Nuevo Mundo e indirectamente a la expansión del imperio español en América. Es en este periodo cuando el desarrollo urbano de Almadén ya ha alcanzado el espacio comprendido desde la Mina Vieja a la Plaza de la Constitución.

 

No obstante, el momento de auténtico esplendor de la arquitectura y del urbanismo en Almadén se sitúa en la segunda mitad del siglo XVIII, cuando se lleva a cabo la construcción de importantes edificios y se inaugura un estilo constructivo claramente vinculado a la arquitectura industrial.

 

Reyes Estévez ha querido señalar que “edificaciones como el Castillo de Retamar, la Academia de Minas, la Casa de la Superintendencia, la Plaza de toros, el Real Hospital de Mineros, la Real Cárcel de Forzados, la Puerta de Carlos IV o la Ermita de San Miguel son páginas de un pasado que es parte de nuestra herencia común, que todos tenemos la obligación moral, intelectual y sentimental de proteger, conocer y difundir”.

 

La protección del patrimonio

La titular de Cultura ha concluido enmarcando estas iniciativas en un contexto al que habría que sumar otras declaraciones análogas como Bienes de Interés Cultural: la Seguidilla Manchega, la Cerámica de Puente del Arzobispo y de Talavera de la Reina, y las Casas Colgadas de Cuenca.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress