Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 18 marzo 2017

Contagiar la alegría del evangelio

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Vicente Langreo 0 Comentarios

Esta sociedad entre tantos avances tecnológicos y mediáticos, tiene como  cierto cansancio hasta del bienestar; no sabe hacia dónde va,  es todo tan efímero, que siente nostalgia de encontrar algo consistente, ilusionante y necesario. Abundan por todas partes los escándalos y rupturas  de  instituciones  milenarias  - como la vida y la familia -y  falta el valor  para defender  lo verdadero y autentico en la globalización, que pide una consistencia compatible con los avances científicos. Quizás hemos llegado ya a unos tiempos  revueltos, en los que no importa el por qué y cómo la Cristiandad, ha  aportado sus grandes servicios a la  humanidad, a pesar de que el pecado ha estado presente; pero al menos había temor y respeto a Dios, como principio de sabiduría y de esperanza de almo superior, Es bueno recordar cómo surgieron las culturas y las civilizaciones. Hubo incitación para hacer algo juntos, crecieron, se expansionaron y luego llegaron tiempos revueltos, que sin proyectos  comunes  todo se vino abajo. Pero la Cristiandad  que ha entrado ya en el III  Milenio, ha experimentado persecuciones, expansiones y divisiones internas entre guerras ideológicas, sangrientas y culturales; y a la vez, una expansión misional por todos los continentes. Muy oportuno fue J.Pablo II en Santiago de Compostela cuando en1982  pedía que Europa fuera faro de civilización; pero la Unión Europea nacida tras las Guerras Mundiales  I y II, no llegó a mencionar al cristianismo en su Carta Magna. Y sus amenazas  internas son la corrupción ideológica y moral, las rivalidades políticas y económicas. Dio olvidado, como si no existiera, moral relativista, la libertad  desvinculada a la verdad. El poder que  gobierna el mundo hoy es el dinero.

 

La Europa occidental con las cinco  naciones;  Italia, España, Francia, Alemania e Inglaterra, y la parte oriental, Grecia, Constantinopla ( II y III Roma) forman desde Finisterre a los Urales, los dos pulmones de la Cristiandad. Españoles y Portugueses con cos sus navegantes y misioneros, han sido las que más ha extendido la fe por  su  posición privilegiada. Las demás han extendido  el Evangelio según su capacidad. Pero Europa ha sido la cantera de Monjes y Frailes: Mendicantes, Dominicos Franciscanos, Agustinos, Mercedarios, Carmelitas Trinitarios, y otros como los Jesuitas y de muchos más. Desde el s..XVI. Han surgido otros  muchos institutos religiosos, en función de las necesidades de cada tiempo, viviendo el Evangelio en pobreza, castidad y obediencia, y practicando las obras de misericordia, corporales y espirituales,  siempre  necesarias  Desde el Vaticano II han aumentado los movimientos e institutos religiosos y fraternidades laicales, en España, Italia y América.

 

 “La Comunidad de Abraham, fundada en 189 fundada en 1989 por un matrimonio italiano como asociación de laicos, miembros de la Fraternidad Católica de Comunidades Carismáticas, de Derecho Pontificio - con jóvenes dóciles al Espíritu Santo está ya presentes en Valencia y en Madrid - para anunciar la Palabra de Dios a los no creyentes y a cristianos alejados, fomentando la formación cristiana y la madurez en la fe. Su intención  promover  la conversión, el anuncio y el testimonio cristiano. Esto requiere formación seria, cambiar los modos de pensar y humanismo cristiano fundamentado en la Palabra de  Dios. Su  fin “contagiar la alegría  de  la fe” Unir fe y vida, impregnando de espíritu cristiano el orden temporal,  es posible desde el encargo de Cristo a su Iglesia: “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda  creación” (Mt. 16,15). Benedicto XVI decía en Madrid a los jóvenes: “Comunicad  la alegría de vuestra  fe” El Papa Francisco les encarga evangelizar  a  Europa. El enemigo actual es la “mundanidad” que con promesas y miedos, borra la esperanza y el sentido de la vida.. Urge recordar que el temor de Dios (respeto) es  principio de la sabiduría y de la alegría.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress