Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 13 marzo 2017

CASI NADIE SE ACUERDA

Marcar como favorita Enviar por email
| ELDIAdigital 0 Comentarios

Carlos Martín-Fuertes (expresidente de la A.VV.”Río Chico”)

El 14 de marzo es un día para mí y para un buen puñado de vecinos de Valparaíso, difícil de olvidar. Para algunos, un grupo de “iluminados” de este novel barrio de Toledo, vimos un sueño cumplido como resultado  de la lucha mantenida con tres instituciones gigantes: Junta de Comunidades, Diputación y Ayuntamiento. Hace cinco años, se puso en funcionamiento en la finca de El Aceituno, el Ecoparque, para  acoger el vertedero provincial y la planta de compostaje. 

 


Concluyó así para este barrio una de las páginas más sucias de su historia y no por la basura, sino por el tejemaneje que antecedió durante más de una década al asunto. Transcurridos ese tiempo, aún quedan tres cargos públicos en activo con ese “mérito” en su currículo político. Javier Nicolás, por entonces director general de Calidad  Ambiental de Agricultura, hoy delegado de la Junta en Toledo. Alejandro  Alonso, antaño consejero de Agricultura y hoy disfrutando del premio de una dirección general semi desconocida. Y José L. Martínez Guijarro, exconsejero de Agricultura y hoy vicepresidente del Gobierno Regional. Nadie pagó la purga del mal que nos provocaron a los vecinos por aprobar la construcción de una instalación ilegal.
    

 

Probablemente aquello fue  prevaricación, pues ellos conocían que no cumplía la legalidad. Pero leche, si lo sabíamos nosotros y así lo conseguimos demostrar ante los tribunales que nos dieron la razón. Y socialmente también dimos una lección de pundonor, de coraje y derroche de fuerzas organizando cinco manifestaciones. Fue un gasto doble e innecesario que nunca debió producirse. Muchos millones, de pesetas y euros, se fueron por la alcantarilla.
    

 

Un lustro después, el barrio ya sin olores, vive una etapa de esplendor y de florecimiento en toda su extensión; una zona de Toledo que figura en el mapa de la realidad y que gracias a su Asociación de Vecinos consiguió lo que muchos convecinos de otros barrios no daban ni un céntimo: vencer a esos tres gigantes con la razón y con en el amplio sentido de la palabra, que nos hicieron. Es bueno que todos conozcamos y la fuerza de los argumentos.  Los que hemos celebrado más de la veintena de años en el barrio, hoy lo recordamos y se lo mostramos orgullosos a nuestros hijos y nietos. Un barrio modélico que luchó y venció a tres administraciones a pesar de la marranada. Es bueno que todos conozcamos y recordemos nuestra historia.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress