Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 14 marzo 2017

PODEMOS EN EL PUNTO DE MIRA

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Yo no sé que incienso está pasando con Podemos que no hay día en que los juegos y juguetes de la política les saquen los tampones llenos de sangre. Queda claro ya que a Podemos se le está intentando fulminar de la vida política española por todos los medios y circunstancias. Lo último es lo de esa 'buscona' llamada Victoria Prego y su APP. A dicha señora se le ha ido la lengua en relación con esa presunta presión que los podemitas comenten contra ciertos periodistas. Y yo me digo mientras lo voy pensando: ¿qué alguien me diga que partido político, en esta democracia de vértigo y adolescencia, no presiona no sólo a ciertos periodistas sino a periódicos enteros? Quien esté libre de culpa que levante el dedo de urgarse la nariz y diga: “soy inocente”. La inocencia entre los mass media y la política no existe, pues es tal la vinculación de estas patrias ebrias de vino y rosas que el combate diario a la Armada Invencible de Felipe II es pan de todas las amanecidas.

 


Yo no digo que Podemos en un momento dado haya levantado el cáliz para decirle a algún periódico: “éste es mi cuerpo, comed todos de él”. Seguro que este tipo de religión se ha dado, se da y se dará, pero de ahí hasta acusar a Podemos de una vileza o delincuencia sin par a la hora de tratar la conexión periodismo/política creo que existe un Dios de diferencia. El Partido Popular es el mayor fiscalizador, manipulador, Quixote y alcahueta que en este país existe en todos los sentidos de la politología. Ya no hablamos solamente de su islamismo con la justicia, ni siquiera de su impulso nocturno con la mentira, con el veneno constitucional, con esa consagración del mal que es la corrupción, sino de todo y cada uno de sus caracteres y biografías a la hora de degollar a ese inmenso cerdo que es la democracia española.

 


Por tanto, menos inculpar a un joven partido político que lo único que está intentando es renovar el ecuador democrático de este país y más dejar de forzar toda esa maquinaria que pregona el rajonismo a la hora de hacer embutidos y jamón de pata negra con una gente a la que todavía -que yo sepa- no tiene a ningún miembro investigado por presuntas causas de marranería.

 


Aquí el marrano hay que narcotizarlo con comprimidos de valium. El diazepam es la medicina que usa el Partido Popular con tal de escribir una nueva bella durmiente que esté calladita, mudita, a palmo en las ingles, somnífera y con alzheimer en estos tiempos de nuevo guerracivilismo político donde el PP continúa llevando flores de loto al Valle de los Caídos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress