Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 3 abril 2017

¿QUIÉN QUIERE CERRAR EL MUSEO REGIONAL DE LAS CIENCIAS DE CUENCA? (IU)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN | ELDIAdigital.es 0 Comentarios

Ha pasado mucho tiempo desde que Santiago Ramón y Cajal escribiera que “para la obra científica los medios son casi nada y el hombre es casi todo”. Hoy tenemos sobrada experiencia para afirmar lo contrario. Sin medios no hay ciencia. Bastó un telescopio para que Galileo demostrara el heliocentrimo y un microscopio para que el propio Cajal descubriera la neurona y revolucionar el conocimiento del cerebro. Los telescopios y microscopios actuales que ni siquiera fueron imaginados por los científicos citados, son la causa de nuestro modo de entender el mundo. Provocan cosmovisiones…

El caso es que el tiempo confirma que si se invierte  en ciencia, en educación y aplicación de estos conocimientos mejoramos la vida, al menos en ciertas zonas del planeta Tierra, aunque a la vez suponga empeorarla en muchas otras zonas y para generaciones futuras.  Esto también lo sabemos gracias a la educación.
 
En las últimas semanas, los medios de comunicación, tan necesarios para que exista la democracia, han difundido que el Museo de las Ciencias de Castilla La Mancha corre riesgo de ser cerrado por los presupuestos de 2017 de esta región.
 
Los medios cumplen su trabajo, pero nosotros, la ciudadanía no. No nos informamos, no nos preguntamos sobre el origen de la noticia, sobre el autor o autores de la misma, sobre el momento y el medio en que se difunde. Incluso las personas más afectas, con la mejor intención del mundo, parecen “seguras” y se movilizan, y movilizan a otras,  en una dirección sin saber con precisión hacia dónde van ni por qué sucede esto ahora.
 

Es un ejemplo de que hace falta educación crítica con urgencia.
 

Nadie duda de la utilidad de las matemáticas porque, entre otras muchas cosas, sirven para que no nos engañen. Sin embargo, no sólo somos susceptibles de ser engañados con los números también en política, y me temo que estamos a la intemperie permanentemente en política.
 

¿Qué partido político, cuya existencia depende de los votantes, quiere cerrar el Museo, que se nutre precisamente de votantes?
 

¿Alguien sabe qué es la Fundación IMPULSA?
 

De esa fundación depende el Museo. Del dinero que aporten los miembros  y su gestión, regulada por Ley, concretamente la 50/2002 (BOE 27/12/2002) en vigor desde enero de 2003, de acuerdo con los artículos 34 y 53.1 de la Constitución Española. Ahora falta saber los contenidos concretos de IMPULSA, sobre todo, tratándose de presupuestos, las últimas auditorías, en las que deberíamos encontrar datos de cantidades de inversiones, de trabajadores y trabajadoras, de empresas subcontratadas, autocontrataciones, funcionariado, de nombre de  miembros y sus aportaciones, para poder valorar su eficacia, porque ya se sabe que lo que no se evalúa se devalúa.

 

Partidos políticos mayoritarios como el PP y el PSOE destinan cada año en nuestra región miles de euros a los colegios concertados, ese modelo prácticamente inexistente en Europa de gestión público-privada del derecho constitucional de la educación. Ambos crean Fundaciones, gestión público-privada, para realizar la Educación, la Cultura y el Deporte en Castilla La Mancha, viéndose afectado también el Museo de la Ciencias ubicado en Cuenca. Como la región es muy grande aparecen muchas y variadas demandas que se deben atender con equidad e imparcialidad, con lo cual estos partidos unas veces invertirán en IMPULSA favoreciendo proyectos en Cuenca y otras en Talavera.
 

Sin embargo si la Educación, la Cultura y el Deporte de nuestra región dependiera directamente de la Consejería que lleva ese nombre, nunca tendría que quedarse sin atender debidamente cada una de las necesidades porque en sus presupuestos públicos, auditados, evaluados y votados en las Cortes, sin interferencias privadas, sin privilegios territoriales, sin amiguismos o enchufismos, se ajustaría la cantidad a la necesidad. Por su puesto también a la posibilidad, claro, no se trata de utopías sino de Educación, Cultura y Deportes reales, públicos.
 

Nadie quiere cerrar el Museo. Desde luego no Izquierda Unida, desde donde queremos  la gestión directa, sin fundaciones, con presupuesto suficiente para dar servicio público de calidad, es decir, una partida presupuestaria propia. Esto facilitaría a la vez su evaluación para evitar su devaluación.
 

Se trata de discriminar la mejor manera de gestionarlo para que pueda cumplir con calidad sus fines educativos y culturales, entre los que se encuentra el deporte. Lo público, que es de toda la ciudadanía, ha de ser lo mejor, con el mejor personal y con la mejor dotación que sea posible. A partir de ahí, la decencia, virtud aristotélica, como condición de servicio público.
 

No debemos renunciar al conocimiento. Huyamos de la ignorancia preguntándonos, como nuestro alumnado, desde la curiosidad, sin prejuicios, disfrutando de saber ser, autónomamente, personas libres, justas e iguales.
 

  Izquierda Unida
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress