Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 19 mayo 2017

El túnel

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

Expresiones como…estamos metidos dentro de un túnel, para finales de dos mil…diez y ocho ya empezaremos a ver alguna luz al final del túnel…El túnel como concepto recurrente utilizado para expresar los momentos de crisis en muchas situaciones, tanto personales como colectivas, momentos de oscuridad y desconcierto en los que parecen estar inmersos muchos elementos estructurales que soportan hoy el peso de nuestra sociedad.

 

Los “túneles existenciales” siempre se han dado en nuestras vidas. En etapas como la juventud, cuando las fuerzas empleadas para vivir de otra manera nos hicieron discurrir por trayectos abruptos y escarpados, la experiencia de penetrar en los túneles vitales fue necesaria y conveniente para poder abordar paisajes más idóneos y en otras ocasiones también más inhóspitos. Trayectos oscuros por los que transcurrieron distintas épocas sociales, tiempos fuertes, tiempos de crisis étnicas, no las olvidemos, morales, filosóficas, ideológicas, económicas…épocas tras las cuales estos valores sufrieron un cambio radical en sus paisajes.

 

 El gran túnel en el que al parecer estamos sumidos ahora mismo creo que se corresponde en el fondo con una fuerte oscuridad en los valores culturales y que busca de manera denodada su salida a través de la luz de la economía. Cuando hablamos de cómo salir de esta crisis lo hacemos refiriéndonos y limitándonos a la crisis financiera.

 

Sin embargo, si nos detenemos a pensar en las causas que han llevado al advenimiento de esta situación, si analizamos los elementos que han arrastrado a nuestra sociedad a este estado de desesperanza, tendremos que deducir que fue la excesiva polarización de nuestro futuro en un desmedido descontrol del bienestar la que nos ha llevado paradójicamente ahora, a entrar en este túnel que nos ha hecho desembocar en un mundo de carencias.

 

Si algo nos debe quedar muy claro y es lo que nos ha demostrado la experiencia, es la evidencia de que nunca se sale de un túnel por el mismo lugar en que se ha entrado; quiere esto decir que sería un grave error querer encontrarnos al final de esta crisis con el mismo paisaje que dejamos antes de entrar en él. En otras palabras, desear volver a ese estado de aparente bienestar, infravalorando todo lo que es necesario y sobrevalorando todo lo superfluo.

 

Pero hay una cosa que quizá no hemos pensado. ¿Quién nos asegura que estamos todavía dentro de un túnel? ¿No se puede dar la circunstancia de que hayamos salido ya de él y sigamos sin ver nada? ¿No es posible que haya caído la noche…en las ideas y que con los faros únicos de la economía no acertemos a vislumbrar el paisaje que nos rodea? Porque me da que esta crisis que padecemos no es debida ya a la oscuridad propia de un túnel…sino a la oscuridad de una noche sin estrellas, sin otros valores que nos orienten y en la que por eso nos encontramos tan perdidos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress