Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 17 junio 2017
Una mirada personal de la actualidad regional

Una moción socarrada, una ola de calor y fiestas que no lo son

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN - ELDIAdigital.es | D. Guijarro 0 Comentarios

[Img #227088]

 

Después de varias semanas ajetreadas y movidas política e informativamente pasamos por fin una semana tranquila, más o menos. Será que el calor, impropio de esta época, adormece el cuerpo. O que con una moción de censura en el Congreso nadie quería levantar la voz para que los focos apuntaran a otro lado. O será la calma que precede a la tempestad con un Congreso Federal en el PSOE que debe marcar el futuro de España. Seguramente, será un poco de todo y casi nada de lo anterior. 

 

Lo cierto es que la semana arrancó en un martes 13, ‘ni te cases, ni te embarques’. Y no había mejor fecha para la moción de censura de Pablo Iglesias que ni pretendía casarse con Rajoy, ni le importaba lo de embarcarse en esa aventura pues sabía de antemano que el barco se llamaba Titanic. 

 

Arrancaba con ímpetu Irene Montero el ‘asalto a los cielos’ con un discurso incendiario de tres horas de duración que ha levantado la admiración y el reconocimiento de todo el mundo. Hasta los parlamentarios del PP, que hasta para reconocer los méritos tienen mala leche. Sin embargo, era sincera en sus declaraciones y admitía que la moción no llevaría a ninguna parte pero querían constatar la soledad del PP en la Cámara Baja. 

 

Tal fue la fuerza de Irene que obligó a subir a Rajoy a dar la réplica en varias ocasiones, y después llegó el turno de Iglesias. Y aquí pasó algo extraño y difícil de explicar. Lo que empezó con fuerza perdió el gas con su intervención más rápido que una casera abierta en la playa de Benidorm. Si estuviéramos hablando de un concierto, las críticas dirían que estuvo mejor el telonero que el artista principal. Algo que, por bueno que sea el telonero, no deja en buen lugar al artista. 

 

Y es que en mi opinión, Iglesias cuando abandona el ritmo de hip-hop con el que adorna sus discursos en la calle, sus mítines y demás intervenciones de cara al pueblo, pierde toda la gracia. No sabe llevar el compás y si quería demostrar la soledad del PP, lo hizo, pero a costa de demostrar que él mismo no es capaz de suscitar más alianzas que el propio Rajoy. Pero las mociones de censura son como las elecciones, nunca pierde nadie. Siempre hay un lado positivo hacia dónde mirar, y si no se encuentra, se recurre a señalar al que está peor que uno mismo. 

 

Pero pasó el martes y el miércoles y llegó el jueves. Y seguía haciendo calor. Por suerte era festivo. Por cierto un festivo artificial. Aunque nos queramos empeñar en decir que el Corpus es una fiesta regional no podemos engañarnos. Es una de las fiestas más bellas de Toledo, singular, y con todo el reconocimiento del mundo, pero para el resto de la región el Corpus es en domingo. 

 

Hay que recordar que la imposición de fiesta la realizó María Dolores Cospedal cuando era presidenta para que coincidiera con la festividad en Madrid para que así nos aprovecháramos de ese puente festivo. Paradojas, o mala leche, desde entonces Madrid no celebra esta fiesta. Pero nosotros seguimos empeñados y en la región se agradece un día de descanso con este calor pero pocos fueron los que lo celebraron. Vamos si ni si quiera los profesores se cogieron el viernes libre para hacer puente. Con eso se dice todo. 

 

Y hablando de profesores, llega la primera ola de calor en un mes de junio desde hace muchos años y los sindicatos de la enseñanza se apresuran a pedir recorte en la jornada lectiva. Esa es la piedra filosofal de algunos. Con eso se soluciona todo. Si es invierno y nieva… que los niños no vayan a clase. Si es verano y hace calor… tampoco. Será que como no tiene costumbre de trabajar en verano no saben que suele hacer calor y el resto del mundo seguimos trabajando. Puestos a ser serios, reclamen otras medidas que no impliquen un problema para la conciliación familiar y laboral de los padres a los que no nos recortan las horas de trabajo por mucho calor que haga. 

 

En fin, que ya estamos en sábado y el calor en la terraza de turno se lleva mejor. Tomémonos en los bares, que hay que salir y consumir para levantar la economía, algo refrescante ya que si la tranquilidad de esta semana va a durar mucho, brindemos por ello. Pero, si es la calma antes de la tormenta, pues brindemos y disfrutemos antes de que venga alguien y lo joda.  

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress