Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 4 julio 2017

532 días, secuestrado por ETA y 20 años de Fortaleza (Rafael Montilla)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN | ELDIAdigital 0 Comentarios

[Img #229595]

 

Imagino que un día como el 1 de julio, el sr. Ortega Lara, desearía pasarlo tranquilo, junto a su familia. Quizás le venga algún recuerdo de aquel otro primero de julio pero del año '97, cuando miembros de la benemérita irrumpieron en el zulo que ETA le había tenido retenido durante 532 días de cautiverio. Recordando aquel ataúd siniestro, su comportamiento, se ha convertido en un peligroso ejemplo contra los movimientos radicales y terroristas, por eso hoy día continúa recibiendo ataques e insultos que la población decente no debería consentir.
Para los jóvenes y no tan jóvenes de hoy día, todo aquello nada significa, la mayoría desconocerán a qué me refiero. ¿Secuestro?, ¿ETA?, ese pasado ha dejado de existir, o no existió nunca. Sobre todo si tenemos en cuenta la costumbre que se ha implantado en nuestro país de no apreciar nuestra historia real, y menos aún, los hechos de valor y de coraje de compatriotas, como demostróentonces el sr Ortega Lara sobreviviendo a su “prisión del pueblo” como algunos denominaban eufemísticamente a los zulos, pisos o casas utilizados en los secuestros de grupos terroristas por toda Europa desde comienzos de los años setenta.  

 


A estas personas les resultará imposible comprender los sentimientos de miedo que padecía nuestra sociedad española,  bajo el terror de ETA, y otros grupos terroristas de distinto signo político, mientras que se intentaba afianzar una incipiente democracia. Pero este secuestro, por sus características de incertidumbre y su larga duración, motivó que en su búsqueda se diera la participación popular, como nunca antes había sucedido, junto al trabajo unificado de los cuerpos de seguridad, como en contadísimas ocasiones se ha dado en nuestro país, principalmente desde la Guardia Civil, que llevó siempre las iniciativas más acertadas en este secuestro. 
Poco a poco, el secuestro, se convirtió en una cuestión de defensa de aquellos beneficios establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que los españoles comenzábamos a disfrutar. Y eso causaba temor en los ambientes independentistas vasco y catalán. Incluso aún hoy en día, desde bastantes sectores políticos, sociales y culturales, suele argumentarseque ETA nació para luchar contra la dictadura franquista y que por lo tanto sus acciones terroristas estaban justificadas como "lucha armada contra el régimen dictatorial".   Falacias de este tipo intentan ocultar la verdad y continuar sacando rédito político-económico. El primer atentado de ETA se produjo en el año 1960, cuando el régimen mostraba sus primeros signos de agotamiento y tanto entre sus filas como en la sociedad en general, se estaba gestando un nuevo sentimiento de apertura hacia otro modo de vida distinto, hacia otra forma de convivencia entre todos los españoles sin distinción alguna por cuestiones políticas, sociales, lingüísticas o territoriales. Y esto molestaba entonces, como sigue molestando hoy día a bastantes poderes fácticos de nuestro país.

 


El secuestro de Ortega Lara, fue motivado por sus ideales y creencias políticas, por expresar y defender posiciones contrarias al nacionalismo vasco independentista, y no tanto por cuestiones  de índole terrorista intimidatoria o de lucha contra un fascismo que había desaparecido casi 20 años antes de nuestro país. Las razones para el secuestro hay que buscarlas más bien en su sencillez de vida,  su comunicación abierta con la población donde residía, en una de las poblaciones más radicales de Vascongadas, y esto por si solo ya era  y es un peligroso ejemplo que podía copiarse por las personas de otras regiones autonómicas que deseen permanecer unidas al resto de territorio nacional. En realidad la mayoría de atentados, secuestros y asesinatos llevados a cabo por la banda terrorista ETA, así como el mayor número de muertos,  ocurrieron principalmente en la primera década de nuestra incipiente democracia, por cuestiones que nada tenían que ver con la dictadura ya desaparecida y añorada tan sólo por unas pocas personas nada representativas del sentir popular, pero que era utilizada, esta dictadura ya defenestrada, como excusa reivindicativa para cuestiones políticas y territoriales, al igual que continúa sucediendo hoy día por el PNV, ERC, Podemos, Izquierda Unida (o lo que queda de ella), y colectivos agradecidos de subvenciones injustificadas,  por poner tan solo unos ejemplos.

 


¡No dejar descansar a los muertos!, esta es la consigna para quienes no tienen argumentos sólidos para defender sus ideales o posturas sociales, sin recurrir a los miedos del manipulado pasado.

 


La capacidad de aguante y sobre todo de recuperación que se desprenden de este secuestro, deberían ser utilizados como ejemplo a seguir en esta sociedad que busca héroes lejanos que les muestren en pocas imágenes como luchar contra las injusticias. Lo demostró entonces, en aquellos 532 días, entre 1996 y 1997. Lejos de amilanarse, el sr. Ortega Lara continuó trabajando, era funcionario de prisiones; con formación de maestro  se sacó la licenciatura en Derecho, y continuó militando en el PP (de 1987 a 2008), y hasta donde conozco, milita en el partido Vox desde 2004, manteniendo sus mismos principios que le salvaron la vida en aquella húmeda prisión. Junto a Miguel Ángel Blanco, asesinado poco después de rescatado el sr Ortega Lara, como respuesta revanchista de ETA a la acción de la Benemérita, se convirtieron en los signos que motivaron la aparición del “Espíritu de Ermua”, se han convertido con el tiempo en una de las mejores pruebas de las mentiras que se continúan vertiendo sobre el terrorismo en España. 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress