Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 21 julio 2017

¡RESPIRAR! (José Gabriel Bejerano Alcón, Podemos en Palomeque)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN | ELDIAdigital 0 Comentarios

[Img #231893]

 

No puedo olvidar la desazón que nos produjo la decisión de Bankia de cancelarnos la línea de crédito y reclamarnos en unos días la totalidad de la misma con los intereses correspondientes junto con el importe total de nuestra hipoteca. Ahogaban nuestro medio de vida, nuestro trabajo,  nos sumergían en el océano de la desesperación. Nos privaban del oxígeno necesario para mantener el motor de la ilusión, implicando a nuestros familiares que también eran arrastrados a las profundidades del abismo.

 

No puedo olvidar los titulares de prensa, los suicidios de aquellas personas que no tuvieron al alcance la mano que les ayudara a mantenerse a flote para salvarse de la tormenta desencadenada por el liberalismo económico.

 

No puedo olvidar las largas listas del paro, las colas en los comedores sociales,  la gente disputándose la comida en los contenedores de basura, la muerte por pobreza energética, la desatención a los dependientes y un sinfín de tragedias a las que asistimos diariamente. La historia anónima de las personas de a pie, en definitiva, la historia de los pobres.

 

Tanta crueldad me llevó a participar en el proyecto de PODEMOS en CLM; era la tabla de salvación, el faro luminoso que nos marcaba el rumbo dentro de la tempestad.

 

Todas y todos sabíamos que no era el momento de lo imposible, no era el momento de la utopía, sino la hora de frenar la barbarie e intentar reflotar y rescatar a las personas.

 

Y comprendimos la apuesta y, con la llegada a las Cortes castellanomanchegas, torcimos el brazo ejecutor del Partido Popular y expulsamos a Cospedal del gobierno de Castilla-La Mancha, dejando en minoría al PSOE de Page. Sí, el tablero mostraba la apertura de la partida que comenzaba en nuestra región.

 

Las piezas avanzaron y trazaron un acuerdo de investidura que Page incumplió. Pero malos estrategas seríamos si no somos capaces de analizar todos los movimientos posibles en el tablero. No damos un paso sin calcular las jugadas posibles, tanto las nuestras como las del adversario.

 

La partida no se detiene y ahora nuestros peones han rebasado la línea central, rompiendo el muro del enroque de Page. El objetivo sigue siendo el mismo: ganar la partida.

 

Esto no es fruto de la casualidad ni de la inteligencia de Page –quien como una lapa se aferra al sillón presidencial-, es el fruto del trabajo realizado en este período de legislatura. Indudablemente nuestro apoyo no era gratuito y mostramos nuestras cartas: rescatar a las personas y revertir las políticas sociales a la vez que combatimos las redes clientelares. No es su estrategia la que se impone, es la hoja de ruta que marcamos y, para él, es ineludible. Ya no le queda otra alternativa.

 

Ingenuos seríamos al pensar que la partida ha terminado y, que la senda está libre de subterfugios y emboscadas, “la trama” también juega la partida. Pero vinimos a combatirla y nacimos para ser alternativa de gobierno y aprovechar los resquicios que nos permitan revertir el sufrimiento de las personas también en el corto plazo. Este es el momento que vivimos en el ecuador de la legislatura: el corto plazo.

 

No estamos hablando de grandes revoluciones, sino de inclinar la balanza de los presupuestos a favor de las personas y, garantizar políticas sociales que nos permitan respirar. Tomar aire para continuar la partida sin el yugo de la desesperación. Se piensa mejor con el estómago lleno. La construcción de un tejido social en las calles es más viable cuando se conquistan y garantizan los derechos sociales.

 

Si nacimos para gobernar, ¿por qué eludir la responsabilizar de hacerlo? No debemos renunciar a nuestro objetivo. Entrar en el gobierno de CLM es importante para acceder a la información, la gestión y el control de las políticas que hemos impuesto y, también sabemos que la oposición  se hace desde la sociedad civil ocupando las calles, impulsando y formando parte del tejido social que sufre la precariedad y lucha por librarse de ella. ¿Les vamos a negar a las personas de nuestra región la oportunidad de sacar la cabeza del océano del austericidio? La ruta es larga y, si el peso que soportan se alivia, será más fácil caminar.

 

He votado Sí en la consulta de PODEMOS CLM porque ¡es la hora de respirar!

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress