Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 28 julio 2017

A propósito del Padrenuestro

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

Es evidente que la ciencia y la tecnología son necesarias, en la cultura y en la realidad de la vida.  Pero valen en cuanto ayudan y no son opuestas a lo único necesario: al fundamento y a la verdad suprema que es Dios. Pues aunque parece una ilusión utópica, “hemos sido creados por y para Dios”(S.Agustín) y “Dios no puede estar sin el hombre” Pudo no haber creado el mundo o crear sólo  seres infrahumanos. Pero crear el universo y el planeta Tierra, habitado por el Hombre- Dios, enseña que Dios no ha querido estar solo. El acontecimiento de la Encarnación de Cristo, muestra que Dios se ha hecho para nosotros comunicable y posible; nos ha dignificado y dado parte de su gloria, a pesar de nuestros pecados y mostrándonos el camino posible. Observaron sus discípulos que de madrugada y por la noche se apartaba y sumergía en la soledad para orar (Lu.11,1) y le pidieron que les enseñara a orar. Y este es el origen de la mejor oración cristiana: el Padrenuestro Es la invocación de Dios como “Padre” que resume el misterio de la  oración cristiana. Los Catecismos y la Liturgia eucarística  recuerdan que  es la mejor expresión de todo cuanto podemos pedir para Dios y para  nosotros. ¿Podríamos  elevarnos a realidades trascendentes, más respetuosas y  elevadas?.

 


Pero la palabra “Padre”equivale a confianza, psicológicamente el niño encuentra protección, defensa y amor. Las travesuras de niños no se remedian con criterios de justicia. La palabra “abba” padre en boca de Jesús, es cercana a “papa”de los niños. Los cristianos nunca estamos solos. La conocida  “parábola del Hijo Pródigo,” llamada de la  misericordia” (Luc 15.11-32) manifiesta al Padre que espera y al amor que no pasa nunca. Dios está a nuestro lado.“No tengáis miedo.” Un padre  no castiga al hijo por su arrogancia, siente ante todo la necesidad  de  perdonar y  recuperar el amor del hijo, que olvidó a su Padre y vuelve empujado por la necesidad. Dios es Padre, pero de manera sobrehumana. Permite que las secuelas del mal caigan sobre nosotros, para sentir la nostalgia y necesidad de Dios. Por ahí comienza  la conversión. “Dios no sería Dios si no fuera capaz de sacar de los males bienes”(según los teólogos) De la muerte y Resurrección de Cristo encarnado, nos llega la salvación” “La virtud se prueba en la dificultad.” “Nadie viene a mí, si el Padre no lo atrae. “El trabajo que Dios quiere es que creáis a quien Él ha enviado.” “Probadlo todo, pero quedaos con lo bueno.” “Todo es vuestro, vosotros de Cristo y Cristo de Dios” (S. Pablo)

 


Los Catecismos antiguos  resumían la enseñanza y práctica del Cristianismo  en estas palabras “Credo, Mandamientos, Oraciones y Sacramentos,” que contienen  lo que debemos creer y cumplir, lo que necesitamos pedir y recibir. La Liturgia de la Iglesia es dar culto y glorificar a Dios, y enseñar a pedir lo que necesitamos cada día y lo que debemos recibir: los Sacramentos. La nueva evangelización es encarnar las enseñanzas litúrgicas celebradas dignamente. “La oración es glorificar a Dios y pedirle lo que necesitamos, personal, familiar y socialmente.” El  alma sin oración es como huerto sin agua, como sin fuego la fragua, y como nave sin timón” Y es bueno recordar que la oración no es eficaz “porque somos  malos, pedimos mal o pedimos cosas malas  o no convenientes. Se dice también que la formación espiritual y religiosa, está  relacionada con la práctica de la oración, tambien sin fórmulas, levantado el alma a Dios y pedirle lo que necesitamos. En los Manuales de Ascética y de Espiritualidad, se habla de las tres “edades de la vida interior” semejantes a vida humana: “Los jóvenes parecen santos  cuando se convierten y  no lo son, los adultos no lo son ni lo parecen; los ancianos no lo parecen pero lo son” Aunque siempre laboriosa, la santidad se connaturaliza, y acontece como en los sabios, los años y la experiencia, aumentan  la religiosidad y la prudencia para obrar bien. Si desde  la juventud se acumulan  vicios, la prudencia y las virtudes desvanecen 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress