Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 1 agosto 2017

Insultos tras la muerte que quedan impunes

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 3 Comentarios

[Img #233245]

 

Nada me unía a Mel Capitán. No la conocía personalmente y ni si quiera la seguía en las redes sociales donde era una firme defensora del único vínculo que manteníamos; la caza. 

 

La noticia de su suicidio me llegó tarde. Desconectado del mundo durante unos días fue un amigo el que me lo dijo. Pronto busqué información de lo ocurrido en esas redes sociales que florecieron tan rápido como intenso es el hedor que desprenden. La sorpresa se convirtió en indignación. Las muestras de condolencia y dolor eran muchas, pero los insultos, las burlas y las demostraciones públicas de una falta de educación y de cualquier respeto por la vida humana, rivalizaban en número. 

 

Cada vez es más frecuente ver como grupos radicales de unos mal llamados animalistas usan la manida libertad de expresión para atacar sin pudor a personas que no comparten su punto de vista. La muerte de un torero, de un niño con cáncer que era aficionado a los toros, la desgracia de una aficionada a la caza…. Cualquier escusa les sirve. 

 

Decía que esta gente es mal llamada animalista porque la defensa de los animales jamás puede justificar la pérdida del respeto por la vida humana. Nunca puede equipararse la vida humana y la animal. Puedo respetar a quienes lo equiparen, aunque no lo comparta, pero cuando se hace a costa del sufrimiento de los demás no se debería tolerar. Nunca podré entender cómo se puede condenar la muerte de un toro y aplaudir la de un torero, lamentar que la caza de un ciervo pero brindar cuando ocurre un accidente de caza. 

 

No seré yo quien aproveche la memoria de esta joven para culpar a estos grupúsculos de su muerte. Según han reconocido sus familiares y amigos nada tuvo que ver con su muerte la presión que se ejerció sobre ella por parte de estos animales. Pero sí que condicionó su vida. Nadie debería tener que aguantar permanentes insultos, ataques e incluso acoso en su casa, su vida y su trabajo por realizar o defender una actividad totalmente legal. Mucho menos que su familia, sus amigos y todos los que la querían tengan que sumar a su dolor la vergüenza de ver cómo se mofan de ella impunemente. Desde el anonimato cobarde, desde la distancia de unas redes sociales que permiten herir en lo más profundo del alma de las personas con la ventaja de no tener que ver la sangre que provocan. 

 

Estos días saltaba la noticia de la detención de una persona que había celebrado la muerte de un policía local durante una persecución en las redes sociales. Y ahora escribiendo estas líneas, me pregunto por qué no se hace lo mismo en estos casos. La ley es igual para todos y si me alegro de que esta persona pague por sus mensajes injuriosos contra un policía que murió en acto de servicio, lo mismo haré cuando el peso de la justicia caiga sobre los que ataquen, insulten y acosen a cualquier persona que piense distinto a ellos.

 

De momento, me tendré que conformar con mandar desde este humilde blog mi pesar por la muerte de Mel, un abrazo para su familia y toda la fuerza para los cazadores que tienen que sufrir los insultos por practicar un deporte que esta joven contribuyó a engrandecer. Descanse en Paz. 
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
D. Guijarro
Fecha: Miércoles, 2 agosto 2017 a las 09:58
Por alusiones. Quiero aclarar que no culpo a todos los animalistas, sino a un grupo reducido y radical que enturbia la labor del resto con esos comentarios, que aunque sean minoritarios, siguen siendo condenables.
Edgar
Fecha: Miércoles, 2 agosto 2017 a las 01:38
Sin equiparar la visa de unos y otros, cuantos animales mató la cazadora en su vida? Ella fue la que se mató, ni la vida de ella misma valoró. Los Toreros muertos cuantos toros mataron en vida? Si se meten a torturar toros sabiendo que pueden resultar muertos, a ellos mismos poco les importa su vida. Entonces cuál es el reclamo?
Edgar
Fecha: Miércoles, 2 agosto 2017 a las 01:34
Cae en una generalización cuando son algunos tuits o mensajes los que aplauden la muerte de una cazadora o un torero, no puede decir que ser todos los animalistas, como tampoco puede asegurar que sean cuentas ficticias de aficionados taurinos o cazadores los que envían esos mensajes para deslegitimar a los animalistas, miope generalización Ahora los que comparan los animales con los humanos son los taurinos y cazadores, los animalistas sólo reclaman que todos los animales deben ser tratados por igual, ni uno mejor o peor que otros, eso sí ni lo dice el autor del artículo, miope generalización

eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress