Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 4 agosto 2017

La espuma es para las cañas

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN - ELDIAdigital.es | ELDIAdigital 0 Comentarios

[Img #233633]

 

No puedo con esa gente que por echarse un dedo más de cerveza pide la caña ni nada de espuma. Del mismo modo, tampoco con la gente que dice que no es para tanto las espumas que han vuelto al río Tajo a su paso por Toledo. Cada cosa en su sitio. Con esta pequeña reflexión arranco el repaso personal a la actualidad regional con dos noticias que me han llamado más la atención que las demás, y las dos relacionadas con la espuma. 

 

Una vez más tenemos que volver a lamentar la aparición de unas desagradables espumas en el río Tajo y con ellas el hedor que desprenden las excusas para no condenar la situación que está llevando a un río, antaño orgullo de dos países, a convertirse en una alcantarilla que no es capaz de arrastrar ni la poca vergüenza que les queda a quienes consienten esta situación. 

 

Emerge la espuma y con ella la pelea si se producen en la capital regional, si en la Comunidad de Madrid, si son algo natural… olvidando que lo más importante no es donde sino la causa última de estas apariciones periódicas que es el caudal del río y dentro de ese caudal que porcentaje corresponde al agua. 

 

Es de ciegos no querer ver que las espumas y los trasvases desde la cabecera del Tajo al Levante están tan relacionados como el fuego y el humo; donde hay uno siempre termina surgiendo el otro. Irónica casualidad del destino que la misma semana en la que los regantes del trasvase en Murcia aseguraban que no pagarán los costes fijos del trasvase se produzcan o no los envíos de agua, que los castellano-manchegos tenemos que pagar las consecuencias del trasvase y encima nos dejan sin agua. 

 

La otra noticia que merece mi atención y mi comparación con la espuma de una caña de cerveza es el paso que ha dado el líder de Podemos en la región para entrar en el Gobierno regional al dimitir de diputado regional. 

 

Ya defendí en su momento el giro que había dado el presidente Page para desbloquear una situación que se había enquistado y que de cualquier otra manera las consecuencias hubieran sido desastrosas para la región. Los apoyos que la decisión ha logrado en ambos partidos parecen confirmar mi teoría. 

 

Ahora el papel que le queda a Molina no es sencillo. Por un lado, mezclarse dentro de un Gobierno en el que estará en solitario puede hacerle disolverse como la espuma de una caña puesta al sol. Sin embargo, lo que muchos esperamos de él es que sea precisamente eso, la espuma que le da la fuerza y la consistencia a la caña. El ingrediente que convierte algo bueno en algo excelente. El revulsivo para acelerar esos cambios económicos y, sobre todo, sociales que se espera de una alianza que no dudó en unirse para dar un giro radical a las políticas de la anterior legislatura. 

 

De momento comienza dando un ‘zasca’ a todos los que le han criticado asegurando que lo que buscaba era un sillón, ya que para sentarse en él ha renunciado a otro mucho más cómodo. No todo el mundo lo haría, ni lo ha hecho. Si fuera por comodidad el puesto de diputado le hubiera servido para mantenerse muchos años porque, hay que ser realistas, Podemos ha llegado para quedarse y muy mal tendrían que hacerlo para que volvieran a quedarse sin representación en las Cortes. Pero ahora se ha lanzado a las brasas a trabajar por lo que cree y eso merece un respeto. El tiempo juzgará su labor. 

 

Hablando de brasas, no quiero terminar mi particular visión de las cosas sin recordar los grandes incendios que hemos sufrido en la región esta semana. Mi más sincero reconocimiento y admiración para todos los que han trabajado en su extinción. Y mi más enérgica condena a quienes se agarran a un bosque ardiendo para hacer política. En la política el fuego y el agua debería estar por encima de los colores políticos, sean cuales sean.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress