Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 27 agosto 2017

Los santos, profetas de esperanza

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital 0 Comentarios

En los Seminarios además de las asignaturas, se deben aprender las virtudes y su práctica. La esperanza pertenece a la existencia humana como proyecto, que confiere dinamismo y vitalidad, y si es cristiana desborda el tiempo, elimina vanidades y atrae hacia lo esencial. Es justamente lo que han vivido y dado fortaleza a tantos incluso hasta en el martirio. En la historia muchos cristianos han asumido la exhortación “Sed santos, porque yo sed santo.” Muchos cristianos han vivido las bienaventuranzas como  ideal y proyecto de vida, con fortaleza hasta el martirio. Los consagrados/as, con mayor radicalidad. Sin necesidad de apelar a la historia larga del cristianismo, en las beatificaciones, en las beatificaciones de otras naciones, en octubre del 2013 fueron beatificados 522 mártires españoles en Tarragona, asesinados por odio a la fe. Han sido muchas beatificaciones de este siglo fundadas en el ejercicio heroico de las virtudes teologales y morales como Catalina de Siena medieval, San. Juan Pablo II,  Sta. Teresa  de Calcuta y tantos más, que han ayudado a mantener viva la esperanza, como hicieron Sto Domingo S Francisco, S,Ignacio, Sta Teresa Hoy los cristianos debemos mantener la esperanza, porque sin ella  nuestro  mundo vive en el infierno de la no esperanza Los mass media anuncian por todas partes prevaricaciones de la Ley de Dios y del hombre con desesperación y el pesimismo; necesitamos la bondad y el perdón Hablando humanamente, la esperanza es  un camino razonable  para salir de apuros. Los creyentes debemos que ser “alegres en la esperanza y pacientes en la tribulación”( Ron 12,12)

 

Los santos son siempre signos y referencias  de esperanza. En la Historia  todo es guiado por la Providencia. Según Benedicto XVI, la santidad es el horizonte pastoral de la enseñanza y la catequesis  de la Iglesia. Entre 1978-2005, Juan Pablo II beatificó  a 1341 Siervos y Siervas de Dios, a confesores y mártires, y canonizó a 478 beatos. Estos son los verdaderos tesoros de la Iglesia universal, de las iglesias particulares de Órdenes religiosas, y de Institutos religiosos seculares y seglares. Infunden ánimos y optimismo. S. Pablo enseña que donde abundó e pecado, sobreabundo la gracia, ( Rom 5,20)


 

Sin la Resurrección no hay cristianismo Los mayores apóstoles de Cristo son los santos, su fe heroica trasforma la noche oscura de  la vida  en una esperanza inmensa, en vida nueva no sometida al devenir ni la muerte Para los hombres que esperan hay una alegría y herencia incorruptible custodiada por  Dios y para los creyentes. La necesidad de reconocer y amar a Cristo es esencial. Practicar el amor a Cristo es deber  nuestro por tres motivos: Reconocer que Cristo nos ha creado remido, nos ha llamado, se nos ha dado a cocer y nos ha enseñado que la observancia del amor a Dios y al  prójimo es esencial. Mas que en los sacramentos, en la  austeridad  y la limosna – importantes- la perfección de la santidad consiste en amar a Jesucristo. Para nosotros la resurrección es salvación y amistad; realización de una humanidad nueva liberada  de esclavitudes; es encuentro y comunión eucarística; es experiencia de perdón, de vocación y misión; es también promoción de la mujer, las primeras mensajeras  del acontecimiento cumbre.
 

 

El Resucitado es la levadura  de  la Historia, incrustada  en el devenir  humano. El acontecimiento más grade es la victoria de Cristo sobre la muerte, que acontecerá en nosotros, frente a las inseguridades y angustias que no pueden remediar la ciencia ni la tecnología, la política ni la globalización. Económica. La tristeza pertenece al mal, y nuestra vocación es la santidad, Los santos  llevan el brazo de Dios al mundo, a las familias y a las instituciones humanas. En el mundo actual crecen la desesperación y la violencia. El cristiano es persona que espera por la  fe que es la gracia de una certeza. Además los santos, son  mensajeros de la misericordia que el hombre necesita  Si en la ciencia y la tecnología buscamos la calidad y le excelencia, la santidad mejora a mejorar la vida de las personas, de la familia y de la sociedad.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress