Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 2 septiembre 2017

¿POR QUÉ TE DEJAS MALTRATAR? (Por C.Moral)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN - ELDIAdigital.es | C.Moral 0 Comentarios

Estos días en que el Caso Juana Rivas ha permanecido en el foco mediático, hemos asistido atónitos a un bombardeo de surrealistas opiniones e informaciones juzgantes que han puesto de manifiesto que el machismo continúa más y más arraigado en nuestra sociedad.

[Img #237098]

 

En uno de estos medios de dilatada trayectoria en prensa, el redactor indagaba en la vida en común de Juana Rivas y Francesco Arcuri. La información apuntaba que a Juana le gustaba salir de noche con amigos, que era muy “alegre”, “natural” y “vivaz”. De Arcuri se decía que era “tranquilo”, “pacífico” y que “prefería quedarse en casa y guardar energías para el negocio” familiar. La descripción de ambos, que a simple vista puede resultar inofensiva, está cargada de un tremendo juicio de valor que podría situar a la mujer como víctima justificada de un maltrato. Incluso algunos continúan poniendo en tela de juicio la culpabilidad de Arcuri, pese a que Juana afirmó que su ex pareja la empujaba, la golpeaba y la escupía. Posiblemente, antes de llegar a lo físico, llegó a insultarla y denigrarla psicológicamente. Un juez condenó a Arcuri por maltrato. Pese a todo, algunos siguen dudando. 

 


El contexto cultural sienta las bases para que el maltrato se convierta en una trampa. Tal y como apunta un artículo publicado por El País, “la situación de hombres y mujeres respecto de la vida privada sigue propiciando una desigualdad de derechos: mientras que en los hombres la vida privada son derechos, en la mujer son deberes. En las mujeres, la vida privada coincide con el trabajo doméstico, de acuerdo con un modelo y un ideal deseado”.

 


También sorprenden las declaraciones de quienes convivieron con la pareja en Carloforte. Afirman que nunca advirtieron ninguna señal de violencia. De hecho, nadie da crédito a la versión del maltrato. En este punto, cabe resaltar que el maltratador más común no suele ir pegando a su pareja por la calle ante la vista de todos. Llama la atención que todavía sea necesario advertir esta circunstancia. No digo que Arcuri maltratara a Juana, pero insisto en que quien lo dijo fue un juez. 

 

 

Conciencia social

 


La trampa del maltrato cala tan profundamente en nuestro interior que algunos se preguntan, indignados, por qué las mujeres maltratadas soportan la violencia sin alejarse del maltratador a la primera señal. Hace poco alguien me hacía esta pregunta. Una pregunta que, indirectamente, responsabiliza una vez más a la mujer de su propio sufrimiento. Pero las mujeres maltratadas no son ni más tontas ni más débiles que las demás.

 


Resulta complicado explicar a quien vive ajeno a este tipo de situaciones qué factores psicológicos intervienen en la mente del maltratador y del maltratado. La culpabilidad que sienten las víctimas es lo que las hace sentirse merecedoras de la violencia psicológica y física. Se equiparan con su verdugo y, en la mayoría de ocasiones, nunca llegan a sentirse víctimas de la violencia de género. En muchos casos, la vergüenza a reconocer públicamente por lo que han pasado, les impide hablar de ello. 

 


Por todo esto, es necesario continuar trabajando para dar visibilidad a estas mujeres. Para ayudarlas a reconocer las situaciones de violencia, para que se reconozcan como víctimas y no como verdugos, para que se atrevan a dar el paso de decir “basta”. Por todo esto, alabo la iniciativa que esta semana anunciaba la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para pedir un cambio legislativo que impida que un maltratador tenga la custodia de sus hijos porque, como señalaba Díaz, “Un buen padre no maltrata a una madre”.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress