Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 8 noviembre 2017
Turismo por Albacete

Las Sierras de Alcaraz y Segura: rivales en belleza y espectáculo

Marcar como favorita Enviar por email
REPORTAJES | D. Guijarro 0 Comentarios

Las Sierras de Alcaraz y Segura constituyen una zona única en la provincia de Albacete que a pesar de su unión por la cercanía y la historia que comparten constituyen una sana rivalidad por alzarse con el título honorífico de belleza de la zona.

[Img #247409]

 

Las bondades de estas zonas donde se alternan las escarpadas montañas con los profundos valles son conocidas desde el origen de la humanidad como lo demuestran los restos de pinturas rupestres que se pueden encontrar en varios puntos de la zona. 

 

Una historia común que se ha caracterizado por ser un nexo de unión de las llanuras castellanas con las tierras de levante y andaluzas, lo que la convirtió durante muchos siglos en un enclave estratégico del que todavía quedan vestigios de las fortalezas que se alzaban en sus cumbres. Unas tierras acostumbradas a la lucha que hoy se enfrentan en la batalla para ganar la atención del visitante. 

 

La primera en presentar sus armas es la Sierra del Segura con uno de los monumentos naturales más emblemáticos de la provincia. Su monumentalidad se intuye a distancia. No es necesario verlo, al acercarse el ruido de miles de litros cayendo con estrépito desde un centenar de metros prepara al resto de los sentidos para lo que está a punto de presenciar. 

 

Se trata del ‘reventón’. Un espectacular salto de agua desde una cueva situada en una pared de roca que da lugar al nacimiento del río Mundo. Una zona que da nombre al Parque Natural de los Calares del Río Mundo y de la Sima. Un espectáculo que cobra mayor belleza en primavera cuando el nivel del agua es mayor. No solo el exterior es impresionante, su corazón también. Y es que la cueva donde nace el río forma parte de uno de los complejos de galerías subterráneas más importantes de España con más de 50 kilómetros de túneles explorados hasta el momento. Todo un desafío. 

 

[Img #247411]En frente, la Sierra de Alcaraz también presenta batalla. También en forma de abruptos barrancos y con su propia cascada. En este caso no es a un río al que debe la belleza de la zona sino a dos. Es la confluencia de los ríos El Escorial y de La Mesta, los que dan lugar a la cascada conocida como “Salto del Caballo” que rivaliza en belleza y espectacularidad con su vecina. Y si en el paraje anterior las cuevas cobraban protagonismo, aquí hacen lo propio. En esta micro reserva única abundan las cuevas en las que aparecen los restos y pinturas que datan de la época neolítica.

 

El paso de los siglos y los diferentes pueblos que han pasado por la península han dejado aquí sus huellas cobrando especial importancia en la edad media de la que data el castillo cuyos restos coronan el cerro de San Cristóbal. Unas pequeñas ruinas que el viajero no puede dejar de ver ya que sólo el camino para llegar a ellas merece la pena. 

 

Cerca encuentra esta sierra un aliado atrincherado al borde de un acantilado. Es la localidad de Vianos. En esta batalla, Vianos es el vigía que permanece atento desde La Peña oteando las maravillosas vistas que desde el borde del abismo contempla del Valle Guadalmena y los Campos de Montiel. 

 

Realizar una subida lenta al municipio dará la oportunidad de disfrutar del camino y los maravillosos parajes que le acompañan. Una vez en lo alto encontrará una localidad típicamente serrana de gentes abiertas y con un cuidado aspecto en sus calles llanas con fachadas encaladas. 

 

[Img #247413]De su parte, la Sierra del Segura presenta como aliado la localidad de Molinicos. Conocida por la famosa película ‘Amanece que no es poco’ que dio a conocer internacionalmente la belleza de este entorno que ahora recurre de nuevo a esta obra cultural que ha quedado para la historia de nuestro cine gracias a la ruta que recuerda los escenarios de rodaje. 

 

De nuevo las aguas del arroyo del Pardal y el arroyo de Fuente-Higuera son las que han dibujado el cuerpo de esta localidad que se alza entre empinadas y retorcidas calles. La naturaleza nunca deja de ser la protagonista al estar situada entre tres microrreservas como Cerro de Rala, Peñas Rojas y la de Ardal y Tinjarra. 

 

Unas zonas que no son desconocidas para los amantes de la micología gracias a sus espectaculares condiciones de suelo y clima donde abundan las setas de diferentes y preciadas especies. No en vano, aquí se puede encontrar el único museo de Castilla-La Mancha dedicado al níscalo. 

 

[Img #247412]De este lado la localidad de Elche de la Sierra, la mayor de la Sierra del Segura. Conocida por sus fiestas y las impresionantes alfombras de serrín del Corpus Christi ofrece también una amplia oportunidad para los visitantes amantes de la naturaleza. Marcada por el río Segura que forma ramblas, se encañona y vuelve a zigzaguear ofreciendo paisajes maravillosos en la zona. 

 

Recomendable, entre muchas otras, es la ruta de la Fuente de Vicorto que nos llevará por sendas donde dejar volar la imaginación hasta la peña de San Blas desde donde contemplar las vistas del casco urbano y poder viajar con la mente hasta los primeros habitantes de la zona que eligieron esta elevación para asentarse. 

 

[Img #247414]Para reponer fuerzas tras esta turística batalla no hay mejor lugar en la zona que la localidad de Salobre. Su nombre que se debe a las aguas saladas, recuerdo de una época en la que el mar cubría gran parte de España, desde hace siglos se conocen sus propiedades beneficiosas para la salud. 

 

Antes de llegar es obligatorio pasar por una isla en medio de la tierra. Es el estrecho del Hocino formada por los desfiladeros del río Salobre ya que, además de su belleza paisajística, destaca por la presencia de especies únicas, algunas de ellas protegidas. 

 

Es hora de relajarse y reponer fuerzas. Este viaje por los rincones naturales de Castilla-La Mancha no ha hecho nada más que comenzar. Para ello podremos escoger entre los balnearios de La Esperanza o de Benito situados en la zona y con una larga historia a sus espaldas. 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress