Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 9 noviembre 2017
Turismo por Ciudad Real

Las Tablas de Daimiel: la globalización de la naturaleza

Marcar como favorita Enviar por email
REPORTAJES | D. Guijarro 0 Comentarios

Las Tablas de Daimiel es uno de los lugares de España con mayor protección ya que es Parque Nacional, Reserva de la Biosfera e incluido en el convenio Ramsar. Pero por encima de todo es un tesoro natural, único, que constituye un ejemplo de globalización de la naturaleza donde crecen, habitan o pasan por él algunas de las especies más importantes y raras de toda Europa.

[Img #247669]

 

Es posible que no exista un viajero en Europa que no haga una parada en este punto de la provincia de Ciudad Real. No me refiero a las personas, que también acuden desde todos los rincones del mundo, sino a las aves que tienen en la llanura manchega su punto de referencia en sus migraciones. Otras viven todo el año. Todas contribuyen a hacer de este lugar uno de los más ricos de España en lo que a fauna se refiere. 

 

El Parque está compuesto por más de 3.000 hectáreas en una planicie que facilita el desbordamiento de los ríos Guadiana y Cigüela de los que se nutre su encharcamiento. Las zonas inundadas varían en función de la época del año y de la climatología ya que al tratarse de un humedal se ve más afectada por la escasez de lluvia. Una circunstancia que se aprecia en estos momentos debido a la sequía que padecemos en los últimos meses. Esto ha provocado que de las 1.300 hectáreas inundadas con las que comenzó el verano, se llegara a las 500 en el mes de octubre. 

 

[Img #247670]Lejos de lo que pudiera parecer, esta circunstancia no resta un ápice a la belleza de las Tablas de Daimiel. Si bien es cierto que con abundancia de agua lucen en todo su esplendor, cuando esta escasea produce el efecto de concentración de las aves en busca de los peces de los que se alimentan. 

 

Sin embargo, la buena salud de la que goza ahora este lugar no siempre se ha mantenido y a principios de este siglo la situación de sequía del humedal, donde confluían varias causas como el abuso de los acuíferos, provocó que la turba subterránea se incendiaria. Fue un momento crítico pero también un punto de inflexión en su conservación. Administraciones, instituciones públicas y privadas se volcaron con varias iniciativas que han logrado recuperar este entorno que constituye uno de los principales motores económicos de la zona gracias al turismo que atrae. 

 

Y es que además del medio ambiente, las Tablas de Daimiel han cuidado el entorno para hacerlo visitable y accesible. La mejor forma de conservar un espacio es hacer que la gente se enamore de él. Un objetivo que aquí es sencillo, sólo hay que dejar que las personas se acerquen, la naturaleza hace el resto. 

 

Para ello hay diseñados varios recorridos, principalmente a pie, en los que se pueden ver las maravillas de aves que habitan aquí. El más conocido es el de la Isla del Pan que salta de isla en isla  a través de pasarelas de madera y es ideal para hacerlo en familia ya que es fácil de realizar e incluye una visita a un aviario donde observar con tranquilidad una gran variedad de anátidas. 

 

[Img #247671]No existe una época mejor que otra para visitarlo. La belleza, la calma y la fusión con la naturaleza es intrínseca a este lugar. Luego, en función de la época en la que se visite, unas características y un tipo de aves destacarán por encima. Pero las Tablas es como un aeropuerto internacional. Siempre hay movimiento, aves que emprenden el camino a casa, otras de paso que se cruzan con las que regresan. Un espectáculo que cautiva la vista y el oído. 

 

Pero el turismo de este parque no es pasivo. Hay tantas cosas por hacer, por descubrir, en él como tipos de personas. Si para los amantes de la naturaleza y las aves debe ser una cita obligatoria varias veces al año, no lo es menos para quienes la aventura forma parte de sus vidas. Desde el senderismo para los más tranquilos que les gusta tener los pies en la tierra, como para aquellos que prefieran compartir la experiencia de las aves y disfrutar de las vistas que tienen los millones de ejemplares que pasan por este punto gracias a los paseos en globo. 


[Img #247672]La magia no desaparece al llegar la noche, se incrementa. Las Tablas de Daimiel es un entorno vivo y activo, también su oferta turística. Un lugar lejos de la contaminación lumínica de las grandes ciudades que ofrece un entorno privilegiado para contemplar las estrellas. El astroturismo está en alza y eso lo saben bien en esta zona ya que han celebrado con éxito tres ediciones de las jornadas de Astronomía Ciudad de Daimiel. 

 

Y es que por si fuera poco el entorno del Parque Nacional esta localidad no permanece pasiva sino dinámica para ofrecer alternativas al visitante. Un ejemplo de las muchas actividades que se organizan en torno al Parque la tenemos el próximo fin de semana del 17 y 18 de noviembre. Se trata de 'Daimiel, pueblo de brujas' donde se concentrarán en dos jornadas varios eventos entre los que se incluyen visitas teatralizadas y nocturnas al Parque Natural y donde gozar del patrimonio y la gastronomía que enriquece esta zona. 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress