Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 6 diciembre 2017

Gran devoción en Cuenca a San Nicolás de Bari

Marcar como favorita Enviar por email
Cuenca | Rafael Torres 0 Comentarios

Hoy día 6 de diciembre la Iglesia católica celebra la Festividad de San Nicolás de Bari. La ciudad de Cuenca siempre ha invocado a San Nicolás de Bari, por su fama de milagrero, comenzado esta práctica en la edad media y hoy en día también perdura la tradición como lo demuestra el hecho de ver cada lunes a un río de devotos que suben a “Suplicar al Santo”, un milagro en la iglesia que lleva su nombre.

[Img #252294]

 

Para llegar a su santuario, el fiel cristiano, tiene que subir hasta la Plaza Mayor de la ciudad, y desde allí encauzar la cuesta de la calle de San Pedro, y a mitad de subida, justo a su izquierda se encontrara con el arco que da acceso a la Iglesia de San Nicolás de Bari, situada en la plaza que lleva su nombre. En ese mágico lugar de paz, vivió el escultor, imaginero y entallador Esteban Jamete, autor del “Arco de Jamete” de la Catedral de Cuenca. Decorando esa Romántica plaza una fuente con la imagen de la mujer aguadora, obra realizada por el escultor conquense Leonardo Martínez Bueno. 

 

La iglesia de San Nicolás de Bari, siempre ha permanecido en el mismo lugar que ocupa en la actualidad, parece ser que ya estaba  construida en el siglo XV, aunque arquitectónicamente hablando, su estructura no se asemeja a las edificaciones típicamente de la época renacentistas propias de ese siglo. 
 

La actual imagen de San Nicolás es de molde de los talleres de Olot. Se compró en los años 40. Desconociendo la imagen anterior a la Guerra Civil Española. 

 

Después de la desamortización de Mendizábal, y dejar de ser parroquia el templo fue sufriendo las consecuencias del abandonó. Su elemental   construcción primitiva consistía en una planta rectangular con ábisde de piedra en su cabecera (en la actualidad ese ábide ha quedado sepultado bajo las viviendas que se han construido adosadas a la iglesia), estructura que está más cerca de los planteamientos de la edificaciones románicas . Otra característica para decantarnos por ese estilo artístico es la orientación hacia el sur de su fachada principal, típica también en las construcciones del primer gran arte  claramente cristiano que aparece predominando  en toda Europa durante los siglos XI, XII y parte del XIII. Si bien es cierto que guarda semejanza con las ideas renacentistas.  

 

La iglesia está edificada a base de muros de mampostería ordinaria, con revestimiento de mortero, y se encuentra reforzada en sus esquinas por sillería. El inmueble tiene tres fachadas muy sencillas. La principal, en la Plaza de San Nicolás, contiene puerta de acceso a la iglesia, compuesta por un arco apuntado con moldura, sostenido por pilastras adosadas, con un sencillo capitel. Sobre el arco de la portada un óculo recargado con moldura.

 

En el siglo XX la familia Ballesteros la restaura para panteón familiar. De ellos son los sepulcros que hay a ambos lados del altar, dándole su aspecto presente. 

 

La iglesia actual es de una sola nave, divida en tres cuerpos (El último de menor longitud). Separando cada uno de los tramos se encuentran pilastras adosadas, rematadas por entablamento, sobre las que descansan arcos de medio punto. La bóveda del templo es de medio cañón con lunetos. El interior del templo  sigue conservando un matiz sencillo, en el que llama la atención el retablo donde figura la estatua de San Nicolás, donada por don Ramón Fálcón de Salcedo.  

 

Es muy interesante la torre, con el cuerpo superior todo de sillería, que remata por una cornisa de piedra y alero. La cubierta de la torre a cuatro aguas. Tiene unas escaleras de bella factura realizadas en piedra y con forma helicoidal, que dan acceso al cuerpo de campanas de la torre. Como curiosidad las campanas fueron destruidas en el año 1936 y nunca repuestas. Hay una llanta de camión con badajo que imita muy bien el sonido de un pequeña campana.  Todos los lunes se celebraban dos misas  en el templo, una por la mañana y otra por la tarde. 

 

Desde hace ocho años la iglesia de San Nicolás de Bari, permanece cerrada al culto, porque saneando unas humedades apareció el hueco de la portada al norte y la rosca de otro arco junto al altar. Las obras siguen en el mismo punto inicial buscando financiación que las pueda terminar. Ahora las visitas al Santo se realizan en la cercana  iglesia de San Pedro. 

 

Una de las prácticas de la devoción a San Nicolás de Bari son la caminatas. Para realizar las peticiones las personas acuden durante tres lunes seguidos en silencio, rezando una serie de oraciones. Pasado el tiempo de visita de los tres lunes, se solicita a San Nicolás una petición de tipo no material, la cual, ésta, se cumplirá. 

 

Como muchos comentan, es indispensable mantenerlos en secreto porque si no, no se cumplen, igual que si se falla uno de los tres lunes, se tiene que volver a empezar de nuevo Evoca los tres lunes que dedicó el Santo a socorrer a tres pobres muchachas. En Cuenca cada lunes se produce un río de fieles en busca de cumplir con el rito devocional a San Nicolás, para pedirle su “particular milagro” de los muchos que necesitamos. 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress