Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 11 enero 2018
Grupo Zeta cierra Interviú y Tiempo

Cerrando historias de vida

Marcar como favorita Enviar por email
REPORTAJES | Alberto L. Ramos 0 Comentarios

Malos tiempos corren para el periodismo y para las personas que se ganan la vida de ello, los periodistas. Mes a mes aparecen, paradójicamente, noticias de cierres de revistas, periódicos o despidos en las redacciones. La situación es tan trágica como incomprensible, nos encontramos en la época con más información que haya existido pero al mismo tiempo con más desinformación.

[Img #257325]

 

Esta semana cerraron dos revistas muy significativas y relevantes, Tiempo y Interviú,  en la historia periodística de España. Este hecho ha producido un despido directo de 24 periodistas, sin contar los colaboradores externos que tenían, aunque no se puedan contabilizar con exactitud se puede hacer una previsión de que el número será parecido a los contratados en la redacción si nos atenemos al 'Informe Anual de la Profesión Periodística 2017'. En el documento especifica que más del 40% de los periodistas son autónomos, es decir, freelance.

 

 
Sí, los datos son desoladores, pero ¿quién o quiénes son los culpables? ¿quién o quiénes están tan chiflados para realizar estudios de periodismo después de lo visto? Pues un servidor aún no ha empezado a dar sus primeros pasos como profesional del periodismo, pero sí ha gateado en este mundo para decir que lo fácil sería echar la culpa a quien realiza los despidos.

 

Se debería pensar más a fondo en el problema y la realidad no es tan simple. El principal culpable es haber ofrecido la información gratuita desde el comienzo de internet, hemos acostumbrado al consumidor, lector o usuario a tener todo por medio de unos clics y éste no es el camino. En los últimos años se ha intentado reconducir este formato, sin mucho éxito, para poder instaurar una conducta que pago por consumo y no sólo contar con los ingresos de publicidad de ajenos. Si plataformas de contenido audiovisual (series y/o películas) como pueden ser Netflix o HBO han podido conducir a sus consumidores a un sistema de pago por consumo de contenidos ¿por qué el periodismo no? 

 


Además, existen más puntos de lucha que atacan a la profesión periodística como el gran intrusismo laboral que existe. El periodismo ciudadano que no contrasta las fuentes o la implantación de personas en puesto de trabajos de comunicación que no tienen una formación detrás para poder realizarlo, son alguno de los casos. Esto se debe, a que, aunque existen leyes que nos protegen, no consta ninguna norma, ley o decreto que dicte que la labor de informar pertenece únicamente a los periodistas. 

 


El sistema actual está tan usado como desfasado, pero no quita que pueda compenetrarse con otras estrategias para que los medios, grupos o agencias de comunicación sean sostenibles y no se produzca esta masacre de empleos en el sector del periodismo. Todo no son malas noticias en este ámbito, hay rayos de esperanzas en la comunicación corporativa e institucional donde cada vez más las empresas o organizaciones buscan a periodistas para llevar su dirección comunicativa, redes sociales y, tanto, la comunicación interna, como, externa. 
 
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress