Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 11 enero 2018
Centro de Formación

Celebran el centenario de la muerte de Dolores Sopeña

Marcar como favorita Enviar por email
Toledo | ELDIAdigital 0 Comentarios

El arzobispo de Toledo, don Braulio Rodríguez, puso a Dolores Sopeña como “un modelo para vivir, acoger, acompañar y amar”.

[Img #257329]

 

Catequistas, voluntarios, alumnos y seguidores de Dolores Sopeña celebraron ayer en el Centro de Formación Integral Sopeña de Toledo el primer centenario de la muerte de su fundadora, contando con la participación del arzobispo de Toledo, don Braulio Rodríguez, que presidió la Eucaristía. 

 

Don Braulio Rodríguez, en la homilía, manifestó que “celebramos el día de la glorificación de Dolores Sopeña y así lo vivimos”. Además expresó que Dolores Sopeña “puso de manifiesto el fuego del encuentro con el Señor, llevando a Cristo a los demás”.

 

El arzobispo de Toledo subrayó que “Dios tiene sus caminos y tenemos que ver en Dolores Sopeña modelos para vivir, acoger, acompañar y cómo amar”, poniendo también como referencia al cardenal Beato Cardenal Sancha “que tanto ayudó a Dolores Sopeña en Toledo”. Por otra parte, don Braulio comentó que “son necesarios espíritus como el de Dolores Sopeña, que han vivido en su carne la realidad del Señor, amando a todas las personas”.

 

Antes de la Eucaristía tuvo lugar un análisis comentado de la última carta que Dolores Sopeña escribió a sus hijas unos días antes de morir. Tres colaboradores del Centro de Formación Integral Sopeña se encargaron de comentar la carta que se considera su testamento vital, con una introducción del contexto histórico que vivió una mujer que conoció guerras, luchas laborales y enfermedades pero “que siempre buscó al ser humano y peleó por él y su dignidad”.

 

La carta se puede dividir en dos partes. Una parte en la que Dolores Sopeña expresa sus sentimientos y otra parte de mandato puro, en la que se refleja que la beata es “Evangelio puro, con una entrega sin límites a los demás”.

 

Los actos se iniciaron por la mañana con una ruta turística por Toledo y con una comida de hermandad.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress