"/>
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 11 enero 2018
sucesos

Román asegura que "lo primero es la seguridad" de las familias de las 48 viviendas desalojadas

Marcar como favorita Enviar por email
Guadalajara | El Dia 0 Comentarios

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha dicho en referencia a las 48 viviendas públicas de la calle Laguna de la Colmada que han sido desalojadas que él mismo fue quien ordenó el desalojo del edificio porque "lo primero es la seguridad de las personas".



Así lo ha manifestado Román a preguntas de los medios de comunicación, a quienes ha señalado que tras esta decisión se acordó un realojamiento de emergencia a las familias; de estas, 36 personas -veinte de ellas menores-, han sido realojadas en pensiones, hostales y hoteles de la ciudad, y el resto se han alojado en pisos de familiares.

 

Según el alcalde, en el momento en el que se tenga el informe que se haga "se tomarán decisiones futuras", pero de momento el edificio está precintado y desalojado.

 

Y aunque ha avanzado que "esto podría cambiar", ha incidido en que, sólo volverán a las viviendas si "los informes los técnicos municipales aseguran que no existe riesgo para las personas".

 

Según Román, en la noche de este miércoles se recibió una llamada de una vecina de la calle Laguna Colmada, número 1, en la que decía que se le habían movido algunos objetos de la pared y caído algunos azulejos de su vivienda al suelo. Tras hacer la comprobación, se determinó que los hechos fueran valorados.

 

En una primera inspección por parte del arquitecto municipal y del oficial jefe de bomberos detectaron que había una grietas de un "tamaño importante que han progresado de una manera rápida en los últimos días".

 

No obstante, ya el día 31, a través de otra llamada, habían tenido conocimiento de hechos similares por lo que procedieron a colocar unos testigos, en los que se ha detectado ahora precisamente que "estaba progresando la patología que pudiera tener el edificio".

 

El propio alcalde ha reconocido que, al tratarse de viviendas públicas de carácter social y de titularidad de una empresa dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, se puso él mismo en contacto con el delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, para que también evaluasen los daños.

 

Al parecer, desde el pasado día 4 se están tomando muestras y catas para ver lo que podía ocurrir y el edificio ya ha sido inspeccionado por personal de ambas administraciones.

 

El primer edil ha apuntado que ha sido la posibilidad de que hubiera un "riesgo potencial para las personas", teniendo en cuenta que había una "progresión aparente de grietas" sobre las que todavía no hay un diagnóstico exacto de lo que ocurre pero si "un desplazamiento del edificio", lo que les ha llevado a tomar la decisión de desalojo.

 

GRIETAS Y RUIDOS
Según Román, los propios vecinos han sido quienes han apreciado puertas que antes se podían cerrar y que ahora ya no, grietas que habían aumentado, otras que habían aparecido en los últimos días e incluso ruidos en la estructuras del edificio en los últimos días.

 

Tras conversar con la propia consejera de Fomento, Román ha señalado que ya tiene conocimiento de que técnicos de Gicaman están haciendo la valoración y estudio de la situación del edificio.

 

El alcalde ha precisado también que en la inspección realizada por los técnicos se vio también que la recogida de aguas fecales en el interior de la parcela "estaba totalmente obstruida" y, aunque no saben si es causa o consecuencia de estos hechos, sí ha precisado que los propios vecinos ya decían que notaban malos olores.

 

Antonio Román ha precisado que incluso alguno de los vecinos "había tenido algún rebosamiento" en su propio piso, aunque en la inspección de la red pública el Ayuntamiento ha observado que se encuentra "intacta", por lo que el problema de obstrucción está dentro de la propia finca afectada y no fuera.

 

El alcalde ha hecho hincapíe en que va a seguir un contacto directo con los técnicos y con la Junta para tener un seguimiento de esta situación y ver las soluciones inmediatas y mediatas a adoptarse y valorar el riesgo real. "Ojalá no ocurra nada y no vaya a más, es lo que más nos ocupa y preocupa", ha concluido.

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress