Domingo, 20 noviembre 2011
María González López, de la Joyería López Madrid

“Hay que estar siempre innovando para no quedarnos atrás ”

Marcar como favorita Enviar por email

Economía - La Voz de la Experiencia | M.Moreno 16:53 | 0 Comentarios

Esta empresaria de La Roda (Albacete) es de las pocas mujeres relojeras de Castilla-La Mancha, un oficio que aprendió de su tío desde que era una niña. Aunque son muchos años al frente de esta actividad esta albaceteña desprende en sus palabras pasión por todo lo que hace, y transmite entusiasmo por seguir aprendiendo cosas nuevas y diseñando joyas.

[Img #42555]
Dinámica, emprendedora y vital. Estos tres adjetivos definirían a María González López, una mujer empresaria de La Roda (Albacete), que desde era una niña ya sabía lo que era atender a los clientes y estar frente al público. María tiene una joyería, junto con su hermano, en La Roda, que abrió en 1998, aunque ya desde pequeñita ayudaba a su tío que era relojero en este municipio albacetense, donde era muy conocido por su labor al frente de la relojería .

"Mi tío era inválido, y yo le ayudaba en la atención al público. LLamaban a la puerta y era yo quién abría. Además debido al volumen de trabajo que tenía aprendí el oficio de relojera, recibiendo con 18 años el diploma de relojera", cuenta María, que aunque no se puede comprobar oficialmente sí que se puede decir que es una de las pocas relojeras de Castilla-La Mancha "porque arreglo de todo y todo tipo de relojes. Cuando recibí el diploma era la única mujer en obtenerlo".

Aunque son muchos años al frente de esta actividad esta albaceteña desprende en sus palabras pasión por todo lo que hace, y transmite entusiasmo por seguir aprendiendo cosas nuevas, y estar siempre “ideando para no quedarnos atrás”.

Ahora María, aunque sigue arreglando todo tipo de relojes, también se siente diseñadora de joyas, "aunque lo hacemos entre mi hermano y yo -puntuliza- pues yo tengo la idea y él ejecuta". Así forman un tandem perfecto que están siempre innovando, "ya que en los tiempos en los que vivimos hay que ofrecer todo tipo de productos, adaptándose a los clientes".

En este sentido esta empresaria de La Roda se está especializando en la restauración de joyas antiguas, "transformamos las viejas joyas en diseños modernos", que están teniendo una gran aceptación en la localidad y comarca. “Esto -afirma María- nos anima a seguir haciendo cosas nuevas, y ahora estamos trabajando en la compra on-line, pero todo paso a paso y de forma segura”. Esta ha sido su filosofía, “despacio pero siempre bien”.

Esta mujer, que reconoce que se siente orgullosa de ser empresaria y de representar como mujer a los comerciantes de La Roda (pues es presidenta de la Asociación de Comerciantes de La Roda, y  forma parte de la Asociación de Mujeres Empresarias de La Roda), porque "en algunas reuniones estoy yo sola. La mujer todavía tiene poca representatividad". Así María acude donde haya que ir para defender los intereses profesionales de las mujeres de su tierra.

Nunca se ha arrepentido de seguir el camino que inició su tío, y reconoce que al morir su marido en 1999 la joyería le sirvió de "escape, pero ahora es una pasión y le dedico todo el día". Además siempre está formándose, "porque hay que estar al día, reciclándose".

Ante el difícil escenario económico que todos estamos viviendo “de alguna u otra manera a todos nos toca”, María afirma no que no hay más remedio que seguir para adelante, que hacer frente a la crisis con nuestras ideas y con nuestro trabajo diario, “porque si nos paramos nos vence”, concluye.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2014 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
POWERED BY FOLIOePRESS