Jueves, 23 febrero 2012
Debido a los daños que los conejos están causando en la agricultura

Guadalajara, en emergencia cinegética por los conejos

Marcar como favorita Enviar por email

Guadalajara - Provincia | EL DIA 10:43 | 0 Comentarios

Los Servicios Periféricos de Agricultura de Guadalajara han declarado como comarca de emergencia cinegética temporal la definida por varios términos municipales de la provincia que se han visto afectados en estas últimas anualidades por la proliferación del conejo de monte.

[Img #55753]
Se pretende con esta medida, que fue publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha el pasado martes, dotar de herramientas suficientes a los titulares de los cotos, cazadores y agricultores para una mayor efectividad en el control de daños y perjuicios que viene ocasionando esta especie en la agricultura y sus infraestructuras.

La decisión se ha tomado en base al artículo 114 del Decreto 141/1996, de 9 de diciembre, por el que se aprobaba el Reglamento general de aplicación de la Ley 2/1993, de 15 de julio, de caza de Castilla-La Mancha, que establece la posibilidad de declarar comarcas de emergencia cinegética temporal, cuando en una comarca exista una especie cinegética en circunstancias tales que resulte especialmente peligrosa para las personas o perjudicial para la agricultura, la ganadería, los montes, o la propia caza.

Tras el análisis de los informes preceptivos, los Servicios Periféricos de la Consejería de Agricultura en Guadalajara delimitaron la zona de emergencia, decidiendo que su aplicación será hasta el próximo día 15 de marzo de 2012, matizando que ésta podrá quedar suspendida en su conjunto o en parte de los términos municipales afectados, previa resolución, en el momento en el que se constate que han desaparecido las causas que han motivado su declaración.

No amplía el periodo de caza
La resolución adoptada por los Servicios Periféricos de Guadalajara no es una prolongación del periodo hábil de caza, y considera que los métodos de captura que se empleen deben ser suficientemente eficaces para el control de la población de conejos y su aplicación no debe afectar a otras especies de la fauna silvestre.

Por lo que se refiere a los métodos de captura que podrán aplicarse en los terrenos cinegéticos aprobados por la Junta de Comunidades, sólo podrán utilizarse dos: por una lado la captura mediante hurón y capillo o redes sin perro; y por otro la captura mediante hurón y escopeta sin perro.

La declaración de los Servicios Periféricos de Agricultura de Gudalajara matiza que en aquellos terrenos cinegéticos en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “Estepa cerealista de la Campiña”, que comprende parte de los términos municipales de Cabanillas del Campo, Quer, Valdeaveruelo y Villanueva de la Torre, así como en las zonas de seguridad para el ejercicio de la caza, se podrá utilizar exclusivamente como método de control, el hurón y capillo o redes sin perro.

Por su parte, en los terrenos cinegéticos incluidos en la zona de dispersión del águila imperial ibérica definida en el Decreto 275/2003, de 09-09-2003, que se corresponde con los términos municipales de Almoguera, Mondéjar y Pozo de Almoguera, a partir del 1 de marzo de 2012, sólo se podrá utilizar para el control de poblaciones de conejo el empleo de hurones con redes o capillo sin perro.

Control de la población
La declaración también contempla la obligatoriedad de que sea el titular cinegético el que velará, especialmente, en que la presión cinegética sea la adecuada para el control de las poblaciones cinegéticas de conejo y no se perjudique al resto de las especies silvestres.
También se ha contemplado el hecho de que el número máximo de cazadores será el que indique el Plan Técnico de Caza aprobado en la modalidad de control de poblaciones de conejos. Los cazadores autorizados por el titular del coto, deberán estar en posesión de los correspondientes permisos, licencias, seguros y documentación reglamentaria, especialmente y cuando proceda, de los requisitos necesarios para para ejercer la caza, o de aquellos exigibles para la tenencia de hurones.


Área de emergencia
La delimitación del área de emergencia cinegética temporal se corresponde con aquellos terrenos cinegéticos con Plan Técnico de Caza en vigor, en los que se contemple el control de poblaciones de conejos por daños y existan daños reales, producidos por conejos silvestres, o estos sean previsibles de forma inmediata y se encuentren localizados dentro de los siguientes términos municipales:
Albares, Almoguera, Cabanillas del Campo, Driebes, Illana, Mazuecos, Mondéjar, Pozo de Almoguera, Quer, Taracena, Tórtola de Henares, Valdeaveruelo, Villanueva de la Torre y Yunquera de Henares.


Condicionantes para la venta o comercio de las capturas
Los conejos que sean capturados para controlar esta sobrepoblación no podrán ser objeto de venta o comercio. Así lo recoge la resolución de los Servicios Periféricos de Agricultura de Guadalajara, matizando que para proceder a la comercialización en vivo de las piezas resultantes de estas capturas, el titular del coto deberá solicitar al Servicio Periférico de la Consejería de Agricultura en Guadalajara autorización para ello, con una antelación mínima de un mes a la fecha de su partida. Asimismo estipula que la comercialización se regirá conforme a los artículos del 105 al 109 del Reglamento de la Ley de Caza.

Por su parte, el titular del coto será el que deba comunicar de forma fehaciente la realización del control, en un plazo no superior a 24 horas desde el momento de su iniciación. Asimismo, deberá comunicar los resultados con anterioridad al 25 de marzo de 2012.

Inspecciones
Para que todas estas medidas lleguen a buen puerto, los controles podrán ser objeto de inspección por parte de los Órganos correspondientes, que comprobarán el debido cumplimiento de la resolución recientemente aprobada, especialmente en lo respectivo a la existencia de daños o perjuicios, que en caso de incumplirse, se procederá a incoar el correspondiente expediente sancionador.


Así es la caza con hurón y capillo
La caza de conejos con hurón o bicho consiste en la colocación de los llamados capillos, una especie de redes de pequeños tamaño con un sistema de cierre a partir de una cuerda que corre por su perímetro y que se fija con una pica al suelo en las salidas de los vivares de los conejos. Esto permite retener al conejo tras su impetuosa salida en el intento de evitar a los hurones. La colocación de los capillos se hace de forma muy silenciosa, ya que si los conejos lo oyen, serán reacios a salir, muriendo dentro a manos de los hurones.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2014 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
POWERED BY FOLIOePRESS