Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Cartas de los lectores

enviado por EL ZORBA
31 de octubre de 2016
Asaltar la democracia, pisotear la Casa de todos
Asaltar la democracia, pisotear la Casa de todos y creerse salvadores

Sr. Director:
¡Señores de PODEMOS, Íñigo Errejón, Pablo Iglesias y demás actores acompañantes!, esos “indignados”, de profesión “activistas”, hijos de padres que no conocieron el régimen franquista, pobres intelectuales aguerridos en las aulas de Ciencias Políticas de la universidad, propiedad de todos pero de uso y disfrute de los que se llaman defensores de las libertades “suyas”... , ¡señores de PODEMOS! no tienen derecho para asaltar la democracia, no tienen derecho para pisotear la Casa de todos los españoles.
Acudir al Congreso de los Diputados para insultar y denigrar a los representantes de millones de españoles es entender la política como un ejercicio “HIPÓCRITA” para situarse profesionalmente, para obtener remuneraciones sustanciosas, para caldear la calle con el único objetivo de mantener, precisamente, el “muy lucrativo sistema que critican” pero que acarician todos los días con efusivos abrazos “euro-céntricos”.
¡Señor Errejón, ejemplo de limpieza moral, “sinvergüenzas”, “ladrones”, “hijos de puta”, etc., etc..., más bien, pueden serlo, los que han vendido su ideología para, en “coalición” mercantil, ganar escaños, obtener “pasta” y repartirse el pastel “sin democracia”, es decir, para quedarse con todo...
A lo anterior, señor Errejon, se llama “robar” la conciencia de los ciudadanos para obtener beneficios económicos personales y familiares (¿sabe usted lo que es el nepotismo?)
Apoyar “rodear” la sede de la representatividad de los españoles no puede hacerlo un partido que, jugando a la libertad, ha obtenido uno o veinte o cuarenta escaños.
Ese partido, esos partidos que aplauden esas manifestaciones y que “comprenden” los insultos y vejaciones a diputados elegidos, como ellos, en democracia... esos partidos son “unidades uniformadas” (sin pensamiento propio), utilitarios de la política para fines económicos.
Esos partidos y sus componentes, si fueran éticos, entregarían sus actas y se pondrían a jugar con todos esos misteriosos “activistas, salvavidas callejeros, pagados por no sé quién” a ese juego, “en equipo”, conocido como “subnormal el último”
Señor Errejón y compañía la juventud normal, no tiene tiempo ni dinero para estar todos los días llenando plazas, locales y asambleas... para terminar con una cervecita “fresquita”, como su cara, y un aperitivo ofrecido por el camarero de turno, trabajador de amaneceres duros.
Señor Errejón, no quiero que se me olvide: ¿sabe usted cuántos huérfanos, cuantas viudas, cuántas familias ha destrozado ETA y su entorno? Por lo menos, tengan la dignidad de respetarlos en el Congreso de los Diputados.
Ángel Alonso Pachón
12.142.357J
Cl. Secuoyas, 7 – GETAFE (Madrid)
30-10-2016
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2017 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress