Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 23 abril 2016

“Solitarios: Cervantes y la Mancha e Hispania”.

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Jesús Millán Muñoz 0 Comentarios

 

                        0. ¿Qué nos puede decir o qué podemos aprender y aprehender de Cervantes y de su obra hoy? ¿Qué puedo decir yo o aportar en un artículo de los miles y docenas de miles que se están escribiendo y publicando ahora y a lo largo de los siglos…? ¿Qué nos puede decir aquí en la Piel de Toro, aquí en la Mancha? ¿El eterno problema de la genialidad y de la obra genial o planteado de otra manera, se puede hoy perder una obra genial, se puede perder hoy una persona con talento en la barahúnda de cientos de miles de autores vivos trabajando en las artes o en cualquier actividad en estos momentos, en la barahúnda de millones de obras de todos los géneros y artes y especialidades y saberes y ciencias…?

 

                        1. Miguel de Cervantes y Saavedra (1547 Alcalá de Henares, 1616, Madrid.

 

                        Debo ser sincero y modesto, creo que poco puedo aportar al estudio de este autor pero creo que hay que abordar algunas cuestiones.

 

                        Lo primero que hay que decir es que Cervantes tiene un aire trágico, creo que el Quijote tiene un aire trágico más que cómico, quizás compendia lo que somos los hispanos esa mezcla de comicidad y tragedia y heroicidad y burla y grandezas y escarnios y de ideales y de ironía, de materialismo y espiritualismo, de una cosa y de la contraria, como supongo Unamuno nos diría…

 

                        2. No voy a narrar los grandes hechos o “fechos”, como dirían en su época, de su época o de su familia o de su vida o de su obra. Incluso sabiendo que apenas sabemos demasiado sobre su vida y existencia… pero si algunas características combinando todos los elementos, diríamos en un feed-back del pasado y del presente, de su vida y de la generación actual, de su arte y de las artes actuales, de la Mancha de entonces y de la de ahora, de la España del imperio de hace siglos y de la dialéctica del ahora:

 

                        - ¿Lo primero que vamos a plantear es lo que un gran editor y empresario hace unos años expresó en público diciendo que hoy no se perdería un Quijote, ni se perdería un Cervantes…?

 

                        Lamentablemente, personalmente no estoy tan seguro…, primero, alguien sabe cómo sería o debería ser la obra genial hoy, porque claro está una obra genial, que perdure durante siglos, que sea clásica y maestra, que sea un hito para todas las lenguas y culturas, alguien sabe, sinceramente lo que debería ser hoy una obra genial, sabemos como son las del pasado o creemos saber como son o deben ser o deberían ser, de las que no se han perdido…

 

                        No deberíamos olvidar, que si mi memoria no me falla, el presbítero que hizo su sepelio, apuntó en el libro parroquial de defunciones, algo así, “como persona de gran fama, pero de pocos bienes y de poca fortuna”.

 

                        Dicho de otro modo, hasta dónde sé, el Quijote en el primer siglo más bien fue aceptado por el pueblo lector, que aceptó algunas de sus metáforas e imágenes, y parece ser que en el mismo año de su publicación, sin entrar en el problema de las distintas ediciones, si hubo una publicación en forma de cuento o relato corto en 1604, etc., ya en los carnavales se dice que salieron figuras vestidas del Quijote y de Sancho por la ciudad de Madrid. También se dice que al año siguiente, al obispo, hoy santo, Toribio de Mogrovejo, le llegó un ejemplar de la primera parte…

 

                        Es decir, solo las elites culturales, empezaron a ver nuevos significados, y una obra genial y maestra, no en su siglo, sino a partir del siglo siguiente, especialmente del dieciocho, con la ilustración… Sin entrar en los matices de esta realidad… Nos sirve para argumentar este punto, “no sabemos lo que hoy sería una obra genial con total seguridad…”.

 

                        Más cuánto pueden existir en el mundo hoy vivos, un millón de escritores en todos los géneros, ¿quién puede decir que el nuevo Quijote se ha concebido o está ya hecho en un pueblecito de Mongolia, o de Sri Lanka, o de Lugo, o de Perú…?

 

                        Hay cientos de miles de webs de escritores, hay cientos de miles de libros de literatura que se publican nuevos en el mundo, hay y hay…

 

                        La única solución que ya he indicado hasta la extenuación, es simple y llana, como el viento no se sabe de dónde viene y dónde va, aunque ahora dicen que sí. La única solución a mi corto entender es crear centros documentales y archivos dónde en forma virtual o en forma material o en ambas cosas, existan todos los autores o nombres de un territorio, sea regional o nacional o internacional. Todos los que hayan escrito una obra, se haya publicado en papel o en Internet o se haya registrado… De esta manera, es la única forma que yo conozco, que nada se pierda, o al menos se destruya por el tiempo y la desidia de los humanes, y desde luego, de ese modo haya alguna posibilidad de que una obra de un autor desconocido o semidesconocido dentro de una generación o dos pueda recuperarse…, porque quizás, dentro de cincuenta años, se valora más unos autores y se valoran menos, otros autores y otras obras…

 

                        3. La Mancha es una región, pongamos nombre real a las cosas, que parece ser dentro de las doscientas regiones que forman y conforman hoy Europa, es una de las veinte últimas en desarrollo y progreso y riqueza…

 

                        De ser cierto este dato y aunque no lo sea, tenemos que cambiar la mentalidad los que vivimos y existimos en la Mancha, y también en Celtiberia… Por lo tanto tenemos que desarrollar lo que tenemos, nuestros recursos, nuestras posibilidades, nuestras riquezas… No podemos conformarnos con las efemérides en torno a las fechas del Quijote o Cervantes, porque salvo este año, el próximo ya sería en su nacimiento, es decir dentro de tres décadas…

 

                        Por lo cual, a mi corto entender hay que desarrollar la cultura y la industria cultural con Cervantes y el Quijote, pero además conexionarlos con otros elementos… Por lo cual, a mi modo de ver, para resumir y sintetizar, creo que las diversas administraciones, fundaciones, museos, empresas de la Mancha podrían y deberían crear un buzón de sugerencias para recibir ideas y proyectos y consejos que puedan de alguna manera incentivar la industria cultural, y por consecuencia, más empleo y más trabajo y más cultura y más aprender y aprehender…

 

                        Sé de libros de artista sobre el tema del Quijote que están olvidados o durmiendo o muriéndose en los depósitos de museos o fundaciones o archivos o colecciones…

 

                        4. Es una paradoja, hoy diríamos dialécticas, entre las tantas que tuvo que soportar Cervantes, que parece ser fuese tartamudo. El mayor escritor en lengua castellana, nadie se ofenda, ni los quevedistas, ni los lopianos, que fuese tartamudo y también parece ser tímido, al menos en la adolescencia… Lo cual nos lleva a pensar, que el destino de alguna manera no está escrito…, que el famoso error, que dura siglos, de meter a las personas en compartimentos estancos es muy peligroso… quién en la adolescencia de Cervantes iba a pensar, por las calles de Córdoba o de Sevilla o de Madrid, que iba a ser el gran escritor, quién incluso después de venir de Argel, con todos los acontecimientos, posiblemente de origen judío, lo que significaba en aquella época, con uno de los abuelos que abandonó a su familia, que su padre estuvo en la cárcel por deudas, que él tuvo que marchar a Italia casi desterrado, por los supuestos acontecimientos, que y qué y qué… para qué narrar más hechos y más tragedias y más mala fortuna…

 

                        ¿Pero quién iba a pensar que de esa cabeza y de ese corazón y de esas circunstancias iba a surgir la obra genial, que hoy denominamos el Quijote, la obra genial para todas las culturas y lenguas e ideologías…?

 

                        ¡Todo ser humano, todo, es un misterio y un enigma para él y para los demás…!

 

                        5. Para concluir casi siempre que recuerdo a Cervantes y al Quijote, me hago tres preguntas, ¡¿Vaya si Cervantes ahora levantase la cabeza y viese que casi está idolatrado, alguien que se pasó toda la vida intentando sobrevivir para vivir, vivir para sobrevivir…?! ¡¿Segundo, se perdería hoy una obra maestra o genial o un autor con enorme talento en la Mancha o en España, incluso teniendo en cuenta los enormes recursos que se invierten en educación, cultura, etc.?! ¡¿Qué fue o qué sería de la vida de las mujeres de Cervantes, hija, hermanas, esposa, de las “cervantas”, como algunos despectivamente las denominaron, qué sería de esas mujeres, qué sería de ellas y de sus descendientes directos…!?

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress