Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 30 junio 2016
tecnología

Experimentos caseros para que los niños se diviertan aprendiendo

Marcar como favorita Enviar por email
| El Dia 0 Comentarios

Ya han llegado las vacaciones y los niños están cómo locos por hacer cosas nuevas, te damos algunas ideas para que se entretengan aprendiendo ciencia.

[Img #184610]

 

 

Miles y miles de niños en España tienen ya vacaciones de verano mientras que sus padres siguen trabajando y haciendo milagros para estar en 10 sitios a la vez y encontrar la forma de entretener a los pequeños que cada día saben más.

 

Aquí es donde entramos nosotros con este artículo en el que te vamos a dar algunas ideas que dejara a tus hijos con la boca abierta mientras se entretienen, y lo más importante, aprenden:

 

Inflador de Globos

 Este experimento es sencillo, seguro y muy entretenido, así que presta atención:

 

Necesitaras: Bicarbonato, Una botella de plástico de 2 litros vacía, un globo, embudo y media taza de vinagre.

 

Para realizar el experimento junto con los pequeños deberemos echar el vinagre dentro de la botella vacía con ayuda del embudo, después llenaremos el globo hasta más o menos la mitad con bicarbonato, puedes utilizar el embudo para que te sea más fácil introducirlo en el globo. Ten cuidado de que el bicarbonato no caiga dentro de la botella con vinagre, o el experimento se irá al garete. El siguiente paso es posicionar la boquilla del globo en la boca de la botella, sin que caiga aun el bicarbonato a su interior, y por ultimo solo queda enderezar el globo para que el vinagre y el bicarbonato se junten y comience la ciencia, veremos cómo el globo empieza a hincharse por sí solo cada vez más y más, aquí es cuando los pequeños se quedan boquiabiertos y quieren saber el porqué.

 

Para explicárselo nos basaremos en que el vinagre y el bicarbonato hacen de acido y base respectivamente, esto hace que al juntarlos se provoque una reacción la cual libera dióxido de carbono, lo mismo que nosotros expulsamos al soplar, cómo este dióxido no tiene por donde salir tiende a subir y a hinchar el globo cómo si de una persona se tratase!

 

Doblamos huesos

Con este experimento parecerá que tengamos una fuerza sobre humana y además nuestros pequeños aprenderán algo de ciencia de forma sencilla:

 

Necesitaras: Un hueso del muslo de pollo, vinagre y un tarro de cristal donde podamos meter y tapar el hueso.

 

Para demostrar la fuerza que tenemos doblando un hueso deberemos primero guardar este hueso después de una cena o comida, eso sí, limpiado bien que no queden restos de comida. Después mostraremos a nuestros pequeños la dureza del hueso para que vean que no es ningún truco e introduciremos el hueso en el bote de cristal y lo cubriremos con vinagre y lo tapamos. Ahora solo queda esperar tres días para volver a sacar el hueso y enjuagarlo con agua, prueba a doblarlo, tus  hijos se sorprenderán de cómo puedes doblarlo y querrán saber cómo lo has hecho.

 

Para explicárselo solo tendrás que saber que los huesos de pollo al igual que los nuestros son ricos en calcio, y el vinagre es un acido que disuelve este calcio con facilidad, si al hueso le quitamos todo el calcio solo quedaran los tejidos blandos de este, guardando la apariencia física, por lo que podrás doblarlo con facilidad.

 

Agua dura - Agua Blanda

 Uno de los experimentos más conocidos y que más impactan es el Oobleck. Nuestros peques se quedaran con la boca abierta y los tendremos entretenidos un buen rato lejos de ordenadores o internet:

 

Necesitaremos: Agua, harina de maíz y colorante líquido (opcional)

 

Para hacer este experimento necesitaremos muy poco tiempo pero podrán divertirse con él durante muchos días. Tan solo tenemos que echar en un cubo de plástico (cómo los de fregar) dos kilos de harina de maíz, después deberemos llenar una botella de un litro de agua y echarle un par de gotas del colorante para darle un toque más divertido a nuestro experimento, verteremos poco a poco el agua en el mismo cubo que hemos echado la harina e iremos mezclando ambos ingredientes para conseguir una masa homogénea. Estas cantidades son equitativas, es decir si por ejemplo solo quieres echar un kilo de harina deberás echar medio litro de agua, siempre el doble de harina que de agua.

 

Por último solo queda jugar con el Oobleck, puedes enseñarles cómo coges la mezcla con la mano y te cae como si de leche se tratase, pero sí en cambio intentas darle un puñetazo a la mezcla ésta estará tan dura que incluso puedes hacerte un poco daño, que prueben a hacer bolas y luego abrir la mano a ver qué sucede, que intenten saltar dentro del cubo y verán que no se hunden, pero si meten un dedo despacio se hundirá cómo en cualquier liquido…. Entretenidos 3 días mínimo.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress