Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 13 julio 2016
Guadalajara

Yebes multiplica su población por diez desde 2001 y registra un 5,3% de personas mayores, según un estudio

Marcar como favorita Enviar por email
| ELDIAdigital.es 0 Comentarios

España ha perdido 1,6 millones de jóvenes desde 2012, según un estudio

[Img #186391]

La localidad de Yebes, en Guadalajara, ha multiplicado por 10 desde el censo de 2001 al tiempo que el peso de los más mayores se ha reducido en 43 puntos porcentuales, pasando de representar el 48,3% de la población total en 2001 al 5,3% en 2011. Yebes se localiza cerca de la capital de provincia y la instalación de una estación de AVE en su término municipal la ha situado a menos de 30 minutos de Madrid.

Así se desprenden estos datos de las conclusiones del séptimo número de Esenciales, una serie mensual de documentos divulgativos que elabora la Fundación BBVA con el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) y que en esta ocasión, pone el acento en el envejecimiento demográfico en España.

España ha perdido 1,6 millones de jóvenes menores de 34 años desde 2012, cuando tras más de un siglo continuado de crecimiento en la población total y un pico máximo por encima de los 46 millones, el número de habitantes comenzó a descender mientras la proporción de personas mayores seguía aumentando.

Conforme señala, en la primera década del siglo XXI España se convirtió en un país de acogida de inmigrantes "atraídos por el crecimiento y las condiciones favorables de la economía", lo que unido al continuado descenso de la mortalidad se tradujo en un aumento de la población de derecho en casi seis millones de habitantes (5.968.545). En 2011, por primera vez, la población española se situó por encima de los 46 millones en un registro censal.

Sin embargo, el censo de aquel año muestra un punto de inflexión en la tendencia creciente sostenida durante todo el siglo XX y hasta esa primera década del XXI: Desde 2012 España no ha parado de perder población, con un descenso total de 380.000 habitantes que "esconde cambios importantes en la estructura por edades" del país.

Así, las pérdidas de población más intensas se han producido entre los más jóvenes, los menores de 34 años, con 1,6 millones de personas menos. "Es especialmente grave la pérdida de población de entre 25 y34 años con cerca de 1,3 millones de personas menos. A ello se une el descenso en términos netos de la población aún más joven, los menores de 25 años, con otras 292.077 personas menos", explica el informe.

Esta despoblación de los grupos de menor edad ha estado protagonizada por los residentes españoles, que son el 65,8% del total de habitantes jóvenes menos que se cuentan en España. Mientras, la salida de extranjeros de entre 25 y 34 años ha representado el tercio restante.

La caída de la población joven se ha visto parcialmente compensada por el fuerte incremento de la población de más edad. Los mayores de 65 años han aumentado en 2012, contrarrestando en parte la pérdida de los más jóvenes, sin embargo, supone un envejecimiento general de la población española.

"A nivel agregado se advierte que, efectivamente, la sociedad española se ha hecho mayor. La edad del español medio ha pasado de ser un joven de 28 años en 1900 a un adulto de algo más de 41 años en la actualidad. Este dato refleja el continuo envejecimiento de la población, resultado en buena medida de la prolongación de la vida media", explica el trabajo.

En este sentido, indica que la esperanza de vida al nacer de la población española ha pasado de los 34,8 años en 1900 hasta los 82,7 en 2015. Este "sobresaliente incremento" del nivel de vida es consecuencia tanto del aumento de las rentas medias por desarrollo económico como de la universalización en el acceso a los servicios públicos de salud, educación y atención social, "uno de los mayores logros de las últimas décadas", según el informe.

Con todo, la pérdida de población no es homogénea y muchos municipios siguen ganando habitantes. El trabajo los cataloga en dos grupos: las áreas metropolitanas importantes y los destinos turísticos ya que las mayores concentraciones de población tienen lugar en el entorno de las urbes y en las zonas costeras.

CONCENTRACIÓN EN URBES Y COSTA

En particular, varios municipios del área metropolitana de Madrid --Valdemoro y Rivas-Vaciamadrid-- han duplicado su población en solo diez años, y Torrevieja en Alicante y Roquetas de Mar en Almería la han incrementado en más de un 75%. "Se consolida el proceso de abandono de las áreas interiores hacia las franjas costeras y hacia la capital del país y su periferia, una tendencia que se observaba con nitidez desde mediados del siglo XX y ha continuado hasta hoy", afirma.

Mientras, la provincia de Alicante ha protagonizado las pautas más acusadas de envejecimiento en España entre 2001 y 2011. Se trata de un fenómeno ligado en gran medida a la inmigración de población europea en edad de jubilación, que se asienta en esta provincia atraída por las bondades del clima mediterráneo.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress