Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 14 octubre 2016

Ser abuelos

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

Me comentaba un conocido hace ya bastantes años: una de las cosas más fáciles de este mundo es ser abuelo; te levantas un buen día y tu hijo te llama emocionado diciéndote que lo has sido; tú piensas y le respondes, ¡oye pues qué bien!

 

Con independencia de los sentimientos que cada persona tenga y de cómo los manifieste, eso de que te conviertan en abuelo debe suponer una alegría y satisfacción profunda porque conlleva la confirmación del deseo que siempre subyace; aquel a quien un día engendraste se ha hecho por fin adulto y ha sido capaz de prepararse para generar a su vez una nueva vida; debe ser la enorme satisfacción de que tu sombra llegará mucho más allá de donde te lleven tus años.

 

Los abuelos, antaño, siempre permanecían más en la retaguardia. La relación que tenían con los nietos era de menos ascendencia por ser más lejana su presencia aunque existieran casos muy distintos para cada situación. La madre que por aquel entonces no estaba en la mayoría de los casos incorporada a la vida laboral fuera del hogar era la que diariamente bregaba con la descendencia. Hoy la cosa no es así y las mujeres trabajan también en otros ámbitos aportando su forma de entender la vida a esta sociedad tan compleja. Con este estilo de familia que nos hemos dado, los abuelos han dejado de ser como esa estructura periférica en la familia paterno filial para entrar a formar parte de ella. Hoy los abuelos también forman parte de la estructura familiar en toda su esencia porque se han convertido en unos cotidianos “padres alternativos” de urgencia para sus nietos durante los días laborables y algunos más. Cuantas familias deben el actual estatus de los progenitores a la labor diaria y servicial de los abuelos; una labor que en ocasiones comienza antes del amanecer y que dura hasta bien entrada la tarde o la noche. Los abuelos se convierten así en asistentes de día para todo lo que sus nietos puedan necesitar. Una labor que si bien en muchos casos es desarrollada con suficiencia debido al bienestar físico, en otras ocasiones pasa por ser una carga agradable, pero carga al fin y al cabo. Hoy es algo cotidiano ver a algún amigo ya estrenado en estas lides que pasea tan ufano el cochecito de su nieto, haga el tiempo que haga, mientras va a comprar el periódico y el pan. Los ojillos y la sonrisa delatan su complacencia.

 

Los abuelos hoy se han convertido en reservistas de tiempos anteriores en los que había menos bienes para disfrutar, menos cosas y posibilidades, menos desarrollo y menos dinero en los bolsillos pero curiosamente más valores a conquistar que hoy.

 

Los abuelos han pasado de ser a modo de presidentes honorarios a presidentes con funciones ejecutivas en esa empresa que es la familia y además sin cobrar un duro. Si la cosa terminase así todos nos daríamos por contentos porque supondría una agradable manera de llenar las horas de los que ya cumplieron. Sin embargo lo más triste es que estos “presidentes ejecutivos”, estos baluartes, estos reservistas, empiezan ya a recibir cada mañana que amanece a los nietos que siempre acogieron pero acompañados  también de sus padres, hijos suyos, porque la crisis no los deja ir a otro sitio. Y esto ya son otras músicas más preocupantes para ellos...y para todos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress