Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 20 noviembre 2016

Coexistir, convivir y compartir

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

El sol siempre aparece y se oculta sobre el horizonte por los mismos lugares pero entre estos invariables momentos ¡cuántas cosas nos pueden suceder en un solo día a los humanos!

 

Comenzaba muy temprano a escribir sobre los tres conceptos que titulan este escrito. Coexistir, convivir y compartir nuestra existencia. Tres conceptos que comienzan y terminan escribiéndose de igual forma, tienen significados parecidos y sin embargo responden a situaciones y actitudes muy distintas. Pero si bien tenía muy claro el parecido, no andaba muy fino esa mañana para concretar sus diferencias.

 

Coexistir siempre aparece como algo obligado mientras que convivir es algo entre obligado y necesario, al principio costoso pero luego gratificante, mientras que compartir es algo totalmente voluntario y supone para quien lo hace el cénit de la generosidad y grandeza.

 

Me encontraba en este punto y en ese momento lo dejé para trasladarme a un pueblo de nuestra provincia. Allí me esperaba su párroco para tratar asuntos relacionados con su ejercicio. Estando charlando en la sacristía apareció Tomás, su ayudante, un muchacho con el que la naturaleza no ha sido generosa pero persona muy responsable en la pequeña parcela de responsabilidad que este sacerdote le ha encomendado y que gracias a ella se encuentra feliz y realizado.

 

¡Qué elegante te has puesto Tomás para ir de viaje! Es que se va a Madrid al Vicente Calderón a ver el partido entre Atlético y Real Madrid, me participó el sacerdote. El muchacho asentía con esa expresión de radiante e inocente felicidad que ponen nuestros “hermanos más pequeños”.  Le pregunté, ¿Pero con quien te vas, con tu padre? No me voy con otros, respondió.

 

Al salir a la calle, un hombre de mediana edad arrancaba su monovolumen, en él subían cinco muchachos de perfil parecido a Tomás. Más contentos que unas pascuas. Será el padre de uno de ellos ¿verdad? Pregunté. No, me dijo el cura, es el dueño de ese bar de ahí enfrente que suele llevárselos a ver al Madrid.

 

Escribo estas líneas mientras veo por la televisión el partido entre los dos equipos madrileños. Entre esa masa de espectadores están Tomás y sus amigos. El sol ya hace tiempo que se ha puesto. Hoy una persona a la que no conozco me ha explicado sin palabras pero con meridiana claridad la diferencia que hay entre compartir, convivir y coexistir entre nosotros.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress