Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 3 diciembre 2016

Maletas huérfanas

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | eldiadigital.es 0 Comentarios

Si alguno de ustedes va a viajar próximamente en avión aprovechando las fiestas navideñas o de invierno que así la denominan algunos olvidadizos de su verdadero y único origen, les aconsejo que no carguen mucho equipaje, a ser posible limítense a llevar esas maletitas de mano que no necesitan facturación.
 

 

El motivo de tal consejo responde al alto riesgo existente de que la maleta facturada se quede en el aeropuerto del que salieron esperando el regreso, realizando un subrealista“viaje a ninguna parte”, se encuentre en el aeropuerto de al lado o en las antípodas, y como la ley de Murphy está para cumplirse las perderán siempre a la ida.La cosa se puede poner aún más cinematográfica si viajan con varias maletas y cada una elige su propio destino. Increíble pero cierto lo publicado por algunos medios. 

 

Más de veintiséis millones de maletasson extraviadas al año en todos los aeropuertos del mundo. En Europa son diez mil las maletas que cada día no llegan al mismo destino que sus propietarios y en el mundo unas noventa mil. Una noticia ciertamente preocupante.

 

La verdad es que cuando observas el follón de gente en las terminales y la manera en que  “tus pertenencias” son tratadas por los operarios cuando creen que no son vistos, los montones de maletas que circulan para un lado y para otro en los vehículos de transporte, te explicas que puedan llegar a pasar estas cosas. 

 

Llaman la atención dos cuestiones en esta ruleta de la fortuna aérea: que se pierdan tantas maletas, noventa mil maletas diarias son muchas maletas y que la cantidad siempre sea en torno a esa cifra, como media o como ustedes quieran, peroa eso yo lo llamoel control de un desatino. Resulta algo entre grandioso y esperpéntico que puedan controlarse cifras tan grandes de los errores cometidos y no se empleen más medios en evitarlos, pero ya ven, eso sucede en todos los aeropuertos del mundo, luego puede ser que forme parte del “encanto” de viajar por el cielo. 

 

El hecho de que más de veintiséis millones de “intimidades” se pasen  dando vueltas por las cintas transportadoras de los aeropuertos horas y horas sin que nadie las recoja,produce cierta sensación de orfandad para nuestros enseres más cercanos. Cuando vemos en un aeropuerto la cinta transportadora girando y girando con una única maleta y con el anuncio de procedencia ya borrado la imagenpercibida es la de que algo con vida ha quedado abandonado, sin dueño, sin destino, triste bulto inerte como presintiendo que acaba de hacer el último viaje de su vida.

 

El destino de cada uno dicen que está escrito en el viento y en las estrellas, el destino de los que viajan por el aire suele ser certero, pero el destino de las maletas no está escrito ni en el viento ni en las etiquetas que llevan puestas, el destino de las maletas está siempre en el aire sobre todo cuando las compañías aéreas se estrellan con el destino de ellas que es algo muy distinto.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress