Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 18 diciembre 2016

La palabra del Señor

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Vicente Langreo Domingo, 4 diciembre 2016 17:27 | 0 Comentarios

La misión evangelización de la Iglesia, según“Dei Verbum”(Vaticano II) la  actualiza Benedicto XVI con la Exhortación Apostólica “Verbum Domini”del a. 2010 y recoge ampliamente las enseñanzas del Sínodo XII de los obispos  del 2008. Dice en la Introducción: La palabra del Señor permanece para siempre. Es el Evangelio que os anunciamos.”(Primera carta de S. Pedro (I P 1,25). En la vida y misión de  la Iglesia, sirve para que nuestra alegría sea perfecta. San Juan Apóstol  habla  de oír, ver, tocar y gustarla (Jn.I,1) Tenemos peligro de dar por descontado que Dios hable y responda a nuestras  cuestiones. En la Iglesia  hay  un Pentecostés con muchas  lenguas, en camino y esperando la palabra  de  Dios. Participar de la vida de Dios, Trinidad de amor, alegría completa y un don, corazón de la vida  cristiana, y su  culminación la eucaristía.

 


 La revelación Bíblica habla a los hombres por amor e invitados a su compañía. Desde el Génesis y (Jn 1,14) el Verbo que se hizo carne, es Logos, amor, imagen de  Dios, camino de varias voces para  el hombre. Y el Verbo de  Dios, encarnado se hizo  para nosotros amor y diálogo Hay una analogía del Logos, Verbo y  Palabra encarnada que estaba junto a Dios, y con dimensión cósmica. Tenemos que cocer la creación, es el libro de la naturaleza para captarla.  Dejémonos guiar por el Espíritu Santo para amar su  Palabra. Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Todo  ser humano con uso de razón, experimenta una llamada interior a la verdad, al bien y a evitar el mal, de acuerdo con la ley escrita en sui corazón” (Ro.2,15) El realismo de la Palabra lleva a conocer el sentido del hombre y a conocer a Cristo, Palabra que se empequeñece para estar a nuestro alcance. Luego vivió su vida pública, fue gracia para los hombres y el misterio de la cruz (Palabra crucificada y resucitada) es luz para  nosotros. Como en una sinfonía de muchos, donde Cristo hace el “solo”.Es el centro del cosmos y de la historia. La  Palabra  de  Dios tiene dimensión escatológica y en relación con el Espíritu Santo, quien completa la revelación  de Cristo, presente en la Iglesia comunidad creyente, del quien nos alejamos o nos acercamos, según nuestra relación con la Sagrada Escritura.

 


Se reafirma el vínculo entre el Espíritu Santo, la Palabra de Dios y la Tradición viva de las SS Escrituras. Los Apóstoles  predicaron el Evangelio como salvación y norma de conducta. La Tradición es esencial para el canon de las Escrituras. Educar al Pueblo de Dios y reconocerlo en ellas es por el Espíritu Santo y el Magisterio eclesial, que trasmite la  revelación inspirada con la Tradición viva, como regla suprema  de fe. La inspiración garantiza la verdad de las Escrituras cuya fuente y origen es Dios Padre y que culmina  en  la entrega del Hijo y el don del Espíritu hasta  la verdad  plena.

 


La  respuesta del hombre a Dios que habla: Es entrar en la Alianza, Antigua y Nueva, en respuesta al don de Dios y no como diálogo entre iguales; pues el hombre ha recibido la capacidad  de responder. Y la  respuesta tiene que ser la fe (Rm 16,26) El pecado es una falta de escucha de la Palabra,  desobediencia y ruptura de la Alianza. María en cambio es “Madre del Verbo Encarnado y Madre de la fe.”Como Inmaculada y obediente y llena de gracia, ha dado origen a la Mariología y a su culto en la Iglesia. 

 


La hermenéutica de las Escrituras en la Iglesia, debe ser guiada por el Espíritu y el Magisterio eclesial  El alma de la teología son las Sagradas. Escrituras. A su desarrollo contribuyen la investigación y el Magisterio eclesial. Hay que destacar 1) La unidad de toda  la Escritura  2) La Tradición y 3) La analogía de la fe. La encíclica Fides et Ratio (de J.Pablo II) pide ensanchar los espacios de la racionalidad. Hay  sentido literal y espiritual,  se debe trascender la letra y buscar el Espíritu, ( 2 Co 3, 6)  En las Escrituras una triple dimensión: continuidad y ruptura con AT y cumplimiento y superación en el NT. Cristianos y judíos disienten, hay fundamentalismos y el diálogo entre teólogos y exegetas  fomenta el ecumenismo. 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress