Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 16 diciembre 2016

El lapsus vuelve a casa por Navidad

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Julio Magdalena 0 Comentarios

En el epílogo del discurso de la cena de Navidad del Partido Popular, al presidente Rajoy se le deslizó  sutilmente, es decir, como quién no quiere la cosa un: “Hasta dentro de muy poquito y ya preparando las próximas elecciones”.  De súbito, se produjo un susurro que, in crescendo, fue llenando de murmullos incontenidos la sala con las preguntas que los comensales allí presentes se hacían a sí mismos o a los más próximos compañeros de mesa:  ¿Elecciones? ¿Qué elecciones?

 

Como era de esperar, todos los medios de comunicación del país se hicieron eco de las palabras de don Mariano, cada uno con un titular distinto, pero todos ellos objetivos como tiene que ser, y no tardaron de abordar micrófono en ristre a todos los políticos que se le ponían a tiro, sobre todo a los de la misma cuerda, dada la importancia y el impacto del posible anuncio de una nueva cita con las urnas. Las respuestas fueron de distinto cariz, pero todas ellas esclarecedoras como acostumbran, o sea, que al final no sabemos –ni sabremos– de qué iba la cosa. Veamos.

 

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explicaba las palabras de su jefe con un entendible “Ha sido un lapsus”, y lo justificaba con un “Me imagino que con todo el ritmo de cenas que llevamos, que estamos todos bastante cansados, a esas horas ya la cabeza no está tan viva como está a las nueve de la mañana”, y remataba la faena haciendo gala de su fino sentido del humor, afirmando que está claro que él es más de desayunar que de cenar.

 

Rafael Hernando, hábil regateador donde los haya, se ha salido por la tangente señalando que siempre se tiene que estar preparado para unos posibles comicios, y no ha perdido la ocasión para trasladar la responsabilidad de un posible anticipo electoral a la oposición, recordando que la situación parlamentaria que tenemos es la que hay, por lo que el futuro no va a depender de ellos, sino de que algunos quieran ayudarles a colaborar a tener un presupuesto para el próximo ejercicio.

 

En cambio, el Vicesecretario de Comunicación del PP Pablo Casado ha interpretado que el Sr. Rajoy no estaba pensando en las elecciones nacionales ni mucho menos. Su referencia iba dirigida a los comicios municipales y autonómicos que, en un pis pas, van a convocarse en casi todo el territorio nacional y nunca es pronto para prepararlas adecuadamente.

 

Si quieren saber mi opinión al respecto, cosa que dudo, he de reconocer que estoy más cerca de la tesis de Casado que de las demás aquí expuestas, porque el presidente fue rotundo en sus preferencias municipalistas cuando afirmó:  "Es el vecino el que elige el alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde". Claro, que bien pensado, pudo ser otro lapsus y me tengo que alinear con la vicepresidenta en su teoría o, ya puestos, quizá era un aviso a navegantes para el PSOE y tengo que dar la razón a Hernando.

 

Me he formado tal lío que no tengo más remedio que preguntar a Podemos, que son los únicos que siempre tienen un criterio uniforme. Perdonen, ha sido un lapsus.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress