Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Lunes, 19 diciembre 2016

Super dotados

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

Lo normal en esta vida es eso, ser normal. La gran mayoría de nosotros venimos a este mundo con unas capacidades que aún no llegando a ser idénticas rondan situadas alrededor de unos parámetros muy parecidos. Eso sí, luego están los privilegiados, los que forman parte de la élite mental o física, los atletas del intelecto y del deporte.

 

Pero existen otros seres humanos que si bien no destacan por ninguna de estas cualidades lo hacen por otras que resultan impresionantes. En los dos ejemplos que nos ocupan son también dos las cualidades que les adornan y de qué manera, la capacidad sexual y la voluntad.

 

El primer caso bien pudiera parecerse a una empresa de nueva creación aunque no creo que de muy larga duración como ustedes sospecharán también más tarde dada la actividad de esta curiosa “sociedad tan limitada”. Y es que una inglesa con el “síndrome de excitación sexual persistente” ha encontrado por fin al socio ideal para su “empresa”. Los “socios” que había tenido antes no le daban el rendimiento exigido para poder satisfacer sus trescientos orgasmos diarios, han leído bien pero, cosas del destino, buscando lejos lo encontró muy cerca; enfrente de su casa vivía el socio idóneo, de momento así parece, aunque a esta hora está por ver si el “nivel de voluntad” que el espléndido vecino atesoraba mantiene sus altas cotas de prestaciones prometidas. Ahora comprenderán la duda que me embarga sobre su larga duración. ¡Ufff!...

 

El segundo caso que se dio a conocer hace unas fechas llama poderosamente la atención. Se trata de un fenómeno de la naturaleza que década tras década, año tras año, mes tras mes, semana tras semana, día tras día, hora tras hora, no ha fallado  en su afán ni un solo día. Hace unos días supimos la noticia de que un conocido actor norteamericano, no podía ser de otro “planeta”, en los últimos cincuenta años de su vida, tiene setenta, además de hacer películas, alguna muy buena, ha tenido el tiempo suficiente, la encomiable, mejor, la “encoñable” voluntad y la sobradísima salud para compartir sus colchones durante este largo periodo de “vida laboral”, se supone que muy gratificante, con más de doce mil setecientas mujeres……

 

La noticia en principio es tan acojonante como extravagante y sospechosa de vanagloria. Porque vamos a ver, para que una empresa tan longeva, cincuenta años de actividad empresarial en un autónomo son muchos años, no haya cerrado un solo día  necesita que el jefe, el fenómeno, no haya estado nunca de baja ni por un mal resfriado. Todos sabemos de la heroicidad de algunos empresarios que llevan puesta su empresa encima como es el caso del que nos ocupa, pero una vida laboral tan larga y tan intensa hace sospechar que son demasiados lobos para un bosque solo. Lo de las doce mil setecientas caperucitas es una cosa más creíble porque en ese bosque tan frondoso que es América encuentras de todo, mucho y bueno en cualquier sitio.

 

Hay otro puesto en esta “empresa” que también es necesario, es el “contable”; aunque al tratarse de “un trabajador por cuenta propia” lo más probable es que este importante cargo, fundamental a la hora de pasar a la posteridad, lo desempeñe el mismo empresario. Ya me dirán ustedes si no es importante su cometido; ir contando, anotando cada “tiro” haciendo luego la correspondiente muesca en la culata después de cada disparo, aunque ahora que lo pienso el verdadero mérito no está en el “empresario” sino en el “wínchester” que dispara y que tiene tan largo alcance. Al fin y al cabo estas “películas” siempre se ruedan en América. ¡Marchando otra del Oeste!

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress