Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Lunes, 16 enero 2017

Santiago y cierra, España

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

Si alguien pronunciara la manida frase, “cualquier tiempo pasado fue mejor”, incurriría en un injusto análisis de lo que fueron otras épocas en las que la mayoría de las personas sobrevivían a duras penas en condiciones precarias de dinero y salud; tiempos en los que tan solo una pequeñísima parte de la población vivía de una manera mezquinamente digna. Ni había medios ni había tiempo ni había dinero. Pero si la frase la retrotraemos a unos diez años si puede tener sentido porque son tiempos difíciles los que hoy tenemos y se avecinan. 

 

¡¡Ay, ay!! Mi querida España. Quien te ha visto y quién te ve. Tiempos ya pasados de esplendor económico cuando los billetes volaban fáciles sobre mostradores de las agencias de viajes, administraciones de lotería, voluntades, bares y restaurantes, bodas y comidas de empresa y que hoy se han convertido en aves cada vez más difíciles de capturar. Sueño breve para unos años de borrachera económica.

 

Me lo decía un camarero en Santiago. Este año está viniendo menos gente que hace diez, comentaba. Yo le rebatía diciendo que entonces también estuve por aquí y el número de peregrinos me parecía semejante. Pero el buen hombre pensaba en su negocio de hostelería, no en los bocadillos que los peregrinos consumían como frugal dieta. Porque a Dios gracias siguen siendo muchas las personas que hacen “el camino” en grupo o en solitario dedicados a mirarse al interior, a pensar en el sentido de sus vidas sin más ayuda que sus piernas, sus mochilas con algo de pan, suficiente para sobrevivir y no embotar los sentidos.

 

Gentes de todas las latitudes que apoyados en improvisados cayados caminan por veredas de helechos entre vetustos hórreos hasta caer rendidos ante la fachada de la Catedral en la plaza del Obradoiro mientras que tunas estudiantiles y músicos de distinta suerte les dan la bienvenida en una mezcolanza de sensaciones, olores y emociones únicamente acalladas  por el aroma a incienso que desprende el vuelo del “botafumeiro”. Y los que aún tienen “gasolina” en sus piernas y en su espíritu continúan a Finisterre para abrazar al grandioso mar que allí les espera. Religiosidad, cultura, música y paisaje embaucador para los sentidos y para el espíritu. Alimento para nuestra necesitada naturaleza interior.

 

 El camino, los caminos que nuestra querida patria siempre tiene abiertos cada mañana en el norte y en tantos lugares para invitarnos a conocer todos sus rincones; solamente hace falta tener inquietud y hambre de conocer lo que permanece medio oculto.

 

Porque España sigue estando igual de guapa, llena de paisajes envidiables, de lugares recónditos llenos de paz, de buena gente acogedora, deseosa de agradar, de quedar bien con el visitante,  doy fe de ello. Desde Touriñán a Creus, desde Gata a Ortegal, desde Mahón hasta Valverde en la isla de Hierro. Gaitas, guitarras, dulzainas, tamboriles, chistus, jotas, timples, sardanas, castañuelas. España sigue sonando a multitudinaria tuna con alegres y vivas capas de terciopelo y piel, buena amiga de sus amigos, defensora de sus entornos y raíces, diferente en sus paisajes, en sus culturas, en sus gentes, en sus idiomas pero uniforme en su belleza y ojalá que en su futuro. Santiago y cierra, España.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress