Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 25 febrero 2017

Una sociedad sin ideas

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

Vivimos en una sociedad cada vez más irracional. (Gore Verbinski, director de cine).

 


Parece evidente que una persona de cuarenta años no podría vestir con la ropa que llevaba puesta cuando tenía solamente catorce; su cuerpo y también su mente no lo aceptaría. Aunque físicamente tuviese las mismas medidas, cosa harto difícil, seguramente que no aceptaría vestirse con ella, se vería anticuada.

 


Pues bien, creo que a la sociedad de nuestro tiempopuede estar sucediéndole lo mismo. En los últimos sesenta años la sociedad, hablo de la del primer mundo, ha pegado “un estirón” como nunca había sucedido. El desarrollo técnico, industrial y de servicios ha conseguido un grado de bienestar para una gran mayoría de ciudadanos y las referencias  políticas, filosóficas y económicas que existían  se han quedado  obsoletas y raquíticas.La sociedad se ha vuelto mucho más compleja y variada, se ha vuelto más justa aunque todavía quede mucho camino por andar en esto, pero el esfuerzo y la valía personal han tomado el relevo a lo heredado y gratuito. Por otra parte hoy ya no se dan las condiciones sociales y económicas que desembocaron en la lucha de clases. 

 


Las filosofías políticas actuales no han evolucionado al mismo ritmo que la sociedad  y en nuestro país que es el que más nos interesa, el desajuste aparece con más intensidad. Eso de izquierdas y derechas, huele ya a baúl con naftalina; por mucho que se añadan al ropaje retales para que intenten dar la talla.Ni el estilo, ni la tela soportan más el paso del tiempo. Hacen falta aires nuevos, ideas aglutinadoras nuevas. Ese permanente y continuo cruce de acusaciones denunciando situaciones a las que son ajenas el grueso de la población no hace sino demostrar la falta de oxígeno, la falta de ideas nuevas para la realidad social actual. 

 


¿Para cuándo las ideas? ¿Dónde están los “pensadores” que iluminan a esta sociedad tan mayor de edad en algunas cosas y tan púber en otras?  Porque a la vista está que a esta aldea global le falta un estilo común propio, una ilusión hacia dónde ir, una meta hacia la que mirar, unos políticos con perspectiva  de futuroy no de poder, con ideas que respondan a filosofías sobre la realidad social más evidente; global porque la inmensa mayoría deciudadanos tienen los mismos intereses cada mañana y son los que hacen funcionar al país. Esta sociedad no aguanta más esa casposa y recurrente película de blanco y negro, de buenos y malos.La sociedad tiene hoy una hermosa policromía y una sugestiva figura ansiosa de que algún pintor  la sepa dibujar en el horizonte.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress