Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 28 febrero 2017

La falta de agua aflora los peores lodos

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | D. Guiarro 0 Comentarios

Quién dijo que cincuenta años pasan en un suspiro. Llevamos el último medio siglo viendo cómo se escribe la historia y contemplando cómo se va el futuro. No hace falta ser adivino para saber cuando se van a aprobar los trasvases. ¡Si acertar la lotería fuera tan fácil....! Al igual que hacían los nativos americanos en el lejano oeste al tumbarse junto a las vías del tren para saber cual lejos estaba, aquí sólo es necesario escuchar con atención.

 

Con frecuencia paso y paseo junto al trasvase Tajo-Segura. En las pocas ocasiones en las que no lleva agua me paro a contemplar la imagen de los charcos que, atrapados en el fondo del canal, forma el barro y las pocas gotas de agua que quedan. Lastimero ejemplo de la última derivación hacia el levante y, al tiempo, amargo presagio de la que no tardará en llegar.

 

Me agacho de forma imaginaria para escuchar el susurro que llega a través de uno de sus muchos túneles. ¡Agua! ¡Agua! Se escucha en la lejanía como niños jugando al 'hundir la flota'. Un juego en el que algunos no tienen reparos en mover sus fichas, en hacer trampas, para seguir gritando agua sabiendo que al otro lado hay una mano siempre dispuesta a seguir probando puntería.

 

Macabro juego en el que los disparos siempre van al mismo sitio. Esta semana en la cabecera del Tajo se lamentaban que dentro de poco sólo habrá barro en los embalses que un día recibieron el nombre del 'Mar de Castilla' y que hoy podríamos llamar el 'Lodazal de Levante'.

 

Por mucho que esta imagen nos duela, nos irrite y nos moleste, lo peor no es el barro, es el lodo que levanta cada trasvase. Un lodo que no ensuciará los trajes pero sí el alma de quienes se lanzan a él sin el más puro pudor.

 

En cincuenta años nos hemos acostumbrado a ver pasar el agua y a la guerra política que inevitablemente lleva su corriente. Pero esa frecuencia no puede hacer que nos resignemos a ver cómo la moneda de la solidaridad siempre cae de la misma cara y a otros nos toca siempre la misma cruz.

 

El hedor del lodo es la pretensión de que nos resignemos sin ni si quiera levantar la voz para denunciar lo que consideramos una injusticia.

 

Fango es mandar callar y llamar caraduras a quien defiende sus intereses y posiciones, sin entrar a analizar si tienen razón o no, desde la palabra, y cuando ésta no es oída, utilizando las herramientas que confiere el Estado de Derecho.

 

Barro es decirnos que tenemos que estar agradecidos por la situación que hay en los embalses de cabecera. Siguiendo su lógica deberíamos pedir a Murcia que pidiera perdón por tener los de la cuenca del Segura al 30% de capacidad, casi el doble que Entrepeñas y Buendía.

 

Cieno es presumir de un memorándum del Tajo que garantiza 400 hectómetros al mismo tiempo que se saltan la norma a su antojo. Un documento que si no es papel mojado es porque ya no nos queda agua para empapar las páginas en las que fue escrito. Vano sacrificio el de los árboles que fueron talados para plasmar algo que nadie lee.

 

Enfangar es intentar convencer de que defender el agua para Castilla-La Mancha es negársela a Murcia.

 

Nos quedan otros cincuenta años por delante en los que veremos cada vez menos agua, y donde la solidaridad de la que algunos presumen se verá puesta a prueba. El cambio climático está aquí, y que conste que no me lo ha dicho mi primo ni el de Rajoy, es que se siente en la piel. Un pacto del agua es necesario y urgente pero para poder firmar ha de permitirse levantarse a quien está de rodillas pues sino cualquier documento que se firme no será un acuerdo. Será una sentencia.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress