Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 3 marzo 2017

Creaciones: El Quijote y La Mancha

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Jesús Millán Muñoz 0 Comentarios

  0. Un libro clásico u obra maestra es aquel que durante generaciones, millones de personas dedican dos o cinco o diez días de su existencia a leer dicho texto. Es evidente que el Ingenioso Hidalgo entra dentro de esa categoría, generación tras generación se convierte en un espejo y en una piedra que nos ayuda, a sí creemos a descifrarnos a nosotros en nuestro mundo. Pero el libro lo medio interpretamos pero el autor, parece que cada vez se aleja más de nosotros, de nuestra correcta interpretación, de nuestro entendimiento. Y en el fondo de todo, el paisaje-paisanaje, la Mancha, otro misterio-enigma quizás más grande aún.

 

                        1. Aquí en estas cientos de palabras solo narraremos en forma enunciativa o interrogativa algunos matices del misterio-enigma del ser humano. Porque al final, un libro, una obra de arte maestra, solo es un enorme espejo poliédrico que nos envía miles de reflejos de nosotros mismos:

                        - Un libro es un diario inconsciente-consciente del autor y de su época, diríamos de su ambiente social y de su ambiente familiar, de las circunstancias-azares de mil razones-causas que se materializan en mil aspectos de ese arte en concreto, en este caso, lo que denominamos literatura.

                        - El Quijote-Sancho-Cervantes-La Mancha son o es, porque cualquier adjetivo o calificativo que le pongas es verdad. Por eso es una obra maestra, por eso es el eterno espejo creado por un ser humano-época-tiempo-ambiente-ideología-postjudaísmo de su tiempo.

                        Cualquier categorización le puede venir bien al Personaje o alguno de los del libro, a Cervantes o a la Mancha. El Quijote somos nosotros, o mejor dicho Quijote-Sancho somos nosotros. Todos somos algo de ello.

                        - Si la matemática es invención humana o creación humana, pero también es descubrimiento humano, es ambas cosas, si esto, así es diagnosticado-pronosticado por la filosofía matemática, con más razón sucederá en el resto de las actividades-saberes humanos. Son en parte descubrimiento externo-interno de la realidad, son al mismo tiempo creación desde la realidad más profunda del ser humano…

                        Lo cual nos lleva a un profundo problema ontológico-metafísico, o en palabras más simples, en un problema esencial sobre el análisis de la realidad, “qué parte de lo que creemos es realidad, es realidad en sí, o es realidad proyectada por el ser humano, y ambas cosas a la vez, y en qué proporción y cantidad…”.

                        - Al final, cada época-tiempo-ambiente-sociedad-cultura-siglo tiene sus “libros de caballerías”, es decir, literatura-arte de ficción que interpreta el mundo, pero de forma demasiado sesgada. Al final literatura-arte se recombinan de mil modos, quizás hoy un telediario o un reality o un film o las giras de cantantes tienen mucho de “literatura o mucho de libro de caballerías”. Siempre el problema del tanto por ciento de realidad, de invención, de descubrimiento, de engaño, de manipulación, de mascara… Diríamos que es la eternidad del sujeto-objeto humano-mundano. Cambia el molde pero no la esencia, evoluciona el molde y evoluciona la esencia para no cambiar.

                        - ¿Cuántos productos culturales hoy, son “libros de caballerías”, por demasiados materialismos, por demasiados idealismos, por demasiados hedonismos, por demasiados relativismos. No voy a entrar en cultura pop´s o semipopular o falsamente popular y cultura elitista o académica. Sino todo combinado y todo mezclado y todo interrelacionado. ¡Cuántas personas se van quedando en las cunetas de sus vidas y de la historia porque caen “en el fragor de los libros de caballería de hoy”!

                        ¿No consumimos “millones de productos de libros de caballería”, pero de los de hoy, evidentemente no de los caballeros andantes de la Edad Media, pero si de los caballeros-damas andantes-Dulcineas de los de hoy…? ¿No estamos en un consumo masivo de infra-pseudo-cultura, y de ella nos nutrimos…? ¿Cuántos miles o docenas de miles de horas ha consumido, usted y yo, productos culturales, especialmente literarios o de la palabra, o de la imagen, o de la combinación de palabra-imagen-sonido, artes mixtas en definitiva, de productos muy reducidos en su contenido y en su continente, en su significante-significado, y lo sabemos, pero nos hacen olvidar-entretenernos de la existencia dura de cada día o jornada o mensualidad…?

                        - El Quijote-Sancho, como un único personaje, no se rasguen las vestiduras, o uno en dos o dos en uno, es simplemente nosotros, tú y tu vecino, culto o menos cultivado en letras y artes y ciencias o saberes. Somos nosotros. Somos lo que somos y somos lo que estamos y en donde estamos, no solo lo que creemos ser. Del Quijote-Sancho nos reímos porque nos reímos de nosotros mismos, porque somos nosotros mismos, en algún aspecto del existir-vivir, en algún momento-acto de nuestra existencia.

                        Somos nosotros que no sabemos lo que somos, que no sabemos lo que deseamos ser, que no sabemos lo que queremos sentir, que no sabemos a qué puerta del existir queremos llamar para que se nos abra. Pero no somos Sancho, no somos Dulcinea, no somos Quijote, sino que somos todo ello, podríamos decir, amplificando que somos Quijote-Sancho-Dulcinea en un paisaje, la Mancha, como símbolo-signo de “la territorialidad real y simbólica y metafórica”.

                        - ¿El Q            uijote-Sancho nos indica la enfermedad de todos los siglos, que nos dicen que los materialismos-hedonismos no son buenos, y se quedan muchos millones de personas atrapadas en su red, pero que los idealismos-utopías, también no son buenos, porque muchos cientos de miles de personas se quedan atrapados en sus cárceles? ¿En definitiva, que los idealismos-materialismos se dan la mano en muchos sentidos, y que muchos seres humanos están viviendo en el sueño de la realidad, que parece que se contradicen, pero que en esto son equiparables, porque ambos son sueño-imagen, no realidad con suficiente grado de realidad-inteligibilidad?

                        ¿O dicho de otro modo, cambian los materialismos-hedonismos-escepticismos o los idealismos-utopías-romanticismos pero cambian contenidos y estructuras, adornos e interioridades, pero en el fondo son y es lo mismo? ¿Estaríamos como viviendo la mayoría de los seres humanos en una especie de sueño, de ilusión-sueño, que a unos les va mejor que a otros, pero la inmensa mayoría somos durmientes que andamos o sonámbulos que realizamos cosas…?

                        ¿El caso es que millones de individuos de cada generación, en cualquier época-tiempo-sociedad-cultura, medio viven porque medio duermen, viven medio dormidos? ¿No es la solución irse a una cueva al Himalaya, sino dentro de la circunstancia-esencia del existir-existencia de cada uno, sin cambiar prácticamente nada de fuera, empezar a desvelar los velos de dentro y de fuera…? ¿Cambian los nombres, pero continúan los “libros de caballería”, un best sellers de literatura-imágenes de bajo contenido, un partido de futbol que paraliza un país, una gira musical que acerca millones de ojos a sus escenarios, una serie de televisión que embelesa durante meses a millones de cerebros, un telediario que como novela-realidad está en nuestra mentes-corazones durante décadas-lustros-vida?

                        ¿Qué es ficción y qué es realidad, qué ficción interpreta la realidad, qué realidad interpreta la ficción? ¿Este artículo es realidad o intento de realidad o es otra forma de ficción, es sueño quijotesco o es sueño sanchesco, pero ambos sueños o es realidad quijotesca o realidad sanchesca o quizás dulcinesca o todo al mismo tiempo?

                        - Cervantes-Quijote-Sancho es la misma persona, en algunos de sus aspectos. Es alguien que se ha esforzado toda la vida buscando idealismos-utopías-ideales y materialidades-materialismos-hedonismos, y en ambos campos ha salido perdedor.

                        ¿Es alguien que quizás se pregunta si ha derrochado-perdido-fracasado en la vida-existencia-existir, no solo por fuera, sino también por dentro…? ¿Alguien que ha sacrificado más que la media de la población, que es más culto que la media de la sociedad, qué se ha esforzado más que la media de sus coetáneos y que ha recibido menos que la media de todo y en todo y de todos? ¿Es alguien que está escribiendo su testamento vital, al final, esa mezcla de alguien que ha creído en grandes ideales, que no puede renunciar a ellos, porque son él mismo, pero al mismo tiempo, ser consciente que esos grandes ideales le han llevado al fracaso existencial-vivencial…?

                        Al final el Quijote-Sancho-Dulcinea-Cervantes-Mancha eres tú y yo y el otro. Lo único que unos son conscientes de ello, y otros, no lo son, pero lo serán o quién sabe nunca lo serán-sabrán. Las banderas cambian de colores y de teorías, pero al final, son lo mismo son un caballo o un burro montados por un Quijote o un Sancho buscando un ideal, sea Dulcinea o sea el último ideal del siglo, inventado por una mente-consciencia en algún lugar, en algún siglo…

 

                        2. Para concluir, quizás no pueda darle una fórmula para el vivir-existir, no la tengo, quizás tampoco la tenía el Quijote-Dulcinea-Sancho-Cervantes-La Mancha. Quizás la vida es muy corta y con muchos impuestos, y usted tenga que optar o vivirla buscando entenderla, o dicho de otro modo, sumergiéndose profundamente en esta obra-espejo que es el Quijote, o quizás bebiendo-nadando en las aguas de la existencia y en todos sus quehaceres. Quizás, no da tiempo de ambas cosas a la vez, con lo primero, quizás se entenderá a usted mismo mejor, pero comerá peor, quizás del segundo modo, se entenderá a usted peor, pero comerá mejor… ¡Usted dirá…, o quizás ya lo haya decidido, o quizás ya se lo hayan decidido…!

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress