Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 5 marzo 2017

Ocupen un solo cargo, por favor

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

El “y tú más” que se ha puesto de moda en la estrategia de los partidos para intentar justificar comportamientos escandalosos de ciertos políticos, me lleva a pensar que la política en nuestro país desgraciadamente suena demasiado a hueca, es decir a falta de contenido, a ausencia de veracidad, pero sobre todo y más peligroso, a cierta lejanía y falta de conexión con los votantes y contribuyentes. Todavía está por ver que un partido político reconozca sin problemas los errores que haya podido cometer uno de sus miembros y no lo haga por considerarlo como un éxito del contrario; como si los votantes no tuviéramos capacidad de análisis, o ¿es que así nos consideran? Ese bochornoso “y tú más” no pretende sino intentar de manera burda tapar las propias vergüenzas mostrando otras más grandes del  adversario político.

 

Los políticos no pueden seguir cayendo en el peligrosísimo error de pretender formar entre ellos una clase, una casta política en la que cada uno forma parte de la trama. Profesionales de la política que se dedican a luchar en “guerrillas de salón” con más o menos ardor, pero cada vez más alejados de los verdaderos problemas de quienes los eligieron, de quienes los pusieron allí para trabajar por unos ideales o mejor objetivos, que ideales no existen ya. Profesionales que vemos cómo no se quieren apear de ese suculento y atractivo mundo en modo alguno.

 

 Desde la base que conformamos los votantes, desde ese derecho fundamental  que da para exigir ser contribuyente, se palpa un día tras otro un comportamiento demasiado generalizado en el que destaca un espectáculo inaudito; cual es una “feria de las vanidades” en las que unos personajes se disfrazan de ellos mismos para interpretar la comedia o tragedia, según toque, cuando lo correcto sería que fueran todos revestidos con las voluntades y necesidades de cada uno de nosotros.

 

Por favor señores políticos ¿nos piden a los ciudadanos que seamos honestos? Ustedes primero, por favor, no algunos solamente, sino todos. Y para empezar a desentrañar la madeja, desempeñen un solo cargo, ocupen un solo puesto y cobren un solo sueldo. ¿Ven que fácil?  Porque el horno no está para quedarse con más de un bollo.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress