Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Domingo, 2 abril 2017
semana santa - cuenca

Los hermanos cumplieron con el besapié al Jesús del Bautismo

Marcar como favorita Enviar por email
Cuenca | ELDIAdigital.es 0 Comentarios

La Muy Ilustre y Venerable Hermandad del Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo ha disfrutado este fin de semana de una de sus fechas marcadas en rojo en el calendario nazareno.

 Ha celebrado el Besapié al Señor de su imagen titular en la iglesia de San Pedro vestida para la ocasión. Tenue, íntima, sobrecogedora y elegante, el templo se convirtió en el lugar donde encontrarse con Jesús y dialogar con él. Su imagen de rodillas, en el centro, acaparando las atónitas miradas de los que acudieron a la llamada desde las 17:00 horas y que se arrodillaron junto a él para besar bajo sus pasos con las diferentes inquietudes de las almas.
 


A las 19:30 el recogimiento se hizo mayor guardando el movimiento de agujas del reloj para la oración. Ildefonso, el consiliario de la Hermandad, habló de la esperanza en la resurrección, en la confianza en que tras el final hay mucho más. La misma esperanza que los hermanos del Bautismo tienen en volver a acompañar al Señor y a San Juan año tras año y en que tras el final de una Semana Santa comience la siguiente.


 
Para completar un día redondo, aquellos que lo desearon acudieron a la tradicional cena de Hermandad. Tras la bendición de los alimentos, se comió y se bebió entre conversaciones color blanco y morado terciopelo. Y como es debido, entre marchas y diálogos nazarenos se echó el cierre a una jornada de comunión entre hermanos.
 

 

Pero no solo el sábado reunió a la gente del Bautismo. El domingo a las 13:00 horas volvían a encontrarse en la sede de la Junta de Cofradías de Cuenca para la Junta Extraordinaria.  Con las subasta de dos banzos y un hachón junto al deseo de un provechoso Martes Santo por parte de la Hermana Mayor, se clausuró el fin de semana. El Bautismo continua creciendo y actos como este demuestran que una Hermandad se construye todos los días. No solo es bautizar a Jesús, besarlo en el pie, orar junto a él... Es sentirse parte de una Hermandad que día tras día deja caer su agua de pasión sobre la cabeza de Cuenca.
 
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress