Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 6 abril 2017

La Agricultura sigue en el subsuelo

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Fermín Gassol Peco 0 Comentarios

Las calles de Ciudad Real se han visto inundadas de agricultores manifestándose por una situación que es insostenible. La causa, en palabras del presidente de Asaja, Pedro Barato, los productos agrícolas que se siguen pagando como hace cuarenta años, un disparate difícil de creer y mucho menos aceptar. Mi artículo que hoy reproduzco, escrito y publicado ya hace ocho años, tiene plena actualidad, prueba fehaciente de la paupérrima situación del agro en nuestro país.

 

El subsuelo es como ustedes saben lo que yace inmediatamente debajo  de la capa arable del suelo, por lo tanto no es visible. Habría que titular entonces a este escrito: ”La Agricultura está en el suelo” pues es donde se siembran, germinan y crecen  todos los cultivos y el subsuelo quedaría para el hallazgo y explotación de minerales u otras materias. Podría titularlo así pero entonces tendría que decir: La agricultura está por los suelos. Frase con un significado muy distinto. La agricultura en España siempre ha sido la cenicienta del cuento, la gran perjudicada desde no se sabe cuándo, año tras año. Precios de los cereales que llevan fluctuando entorno a las veinte de las antiguas pesetas desde hace que yo recuerde más de veinticinco años. Moneda de cambio barato para otras transacciones en el exterior y plataforma silenciosa para el negocio de intermediarios.

 

 Hoy, ahora la cebada está a veintiuna pesetas y el trigo a veintiséis; eso sí faltó tiempo para que los fertilizantes subiesen casi al doble como el depredador espera a que la presa a cazar engorde. Hoy el campo está cercado, sin salida. No es una queja más. Ya no hay margen, este año se han utilizado cultivos menos exigentes en abonado. La ley del empobrecimiento paulatino; La agricultura está hundida, no es visible, está en el subsuelo.

 

 En España tenemos muchas hectáreas para cultivar muy variados productos que demandarían mucha mano de obra en industrias transformadoras. Voces muy autorizadas del exterior han señalado a nuestra agricultura como fundamental para la salida de la crisis. No mordamos a esta enorme mano que nos da de comer y en este caso, nunca mejor dicho.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress