Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 25 abril 2017
cementerio antigua iglesia de San miguel

Una familia podría denunciar al Ayuntamiento de Santo Domingo de Moya por el expolio de varias tumbas

Marcar como favorita Enviar por email
Cuenca | ELDIAdigital.es 0 Comentarios

Una familia de la antigua localidad conquense de Moya ha anunciado este martes su intención de denunciar ante la Guardia Civil el expolio de tres o cuatro tumbas, entre ellas la de un familiar, que, según critican, habría realizado el Ayuntamiento de Santo Domingo de Moya en el cementerio de la antigua iglesia de San Miguel para la construcción de varios nichos nuevos.

Y ello, "sin avisar no ya a los familiares, sino ni siquiera a Patrimonio, algo a lo que estaban obligados", ha asegurado Régulo Algarra, uno de los afectados, para quien hubiera bastado con una "simple llamada a un arqueólogo".

 

[Img #218914]

 

Tras advertir de que, de no obtener respuesta por parte del responsable del Servicio de Patrimonio de la Junta en Cuenca, Carlos Villar, y de los representantes de la Diputación, con quienes esperan reunirse este miércoles, en declaraciones a Europa Press este miembro de la plataforma SOS Patrimonio Conquense ha anunciado que, además de reclamar los restos, sus familiares se van a "emplear muy contundentemente" para reivindicar sus derechos frente a la actuación de un Consistorio que, a su entender, ha infringido "hasta seis artículos de la Ley de Patrimonio de Castilla-La Mancha".

 

Algarra ha recordado que en dicho camposanto reciben sepultura las personas mayores que vivieron en Moya así como aquellas que, "por afinidad sentimental, se entierran también" en un espacio que pertenece a la antigua iglesia de San Miguel, de los siglos XVI y XVII, y en el que el Ayuntamiento ha hecho "lo que ha querido".

 

"Metieron una retro, sacaron huesos e hicieron un vertedero fuera del cementerio donde amontonaron todo, incluidas cinco o seis calaveras" pertenecientes a "entre tres y cuatro tumbas familiares, en las que, seguramente, había varios cuerpos", ha detallado, admitiendo que una de dichas sepulturas pertenecía a su abuelo Carlos, por lo que ha lamentado que se haya "arramblado con ella" para arrojar sus restos "dicen que a una fosa común que no se sabe dónde está, porque no nos dejan entrar".

 

RETIRARON RESTOS EN UNA ESCOMBRERA

A raíz de sus críticas públicas, Algarra afirma que varios operarios municipales retiraron la mayor parte de los mencionados restos de la escombrera en la que estaban "mezclados con tierra y residuos de construcción, pero no han podido eliminarlo todo". "Solamente con la mano se pueden encontrar restos de tibias y de cráneos y de todo", ha añadido.

 

"Con una mezcla tan horrible de huesos, a ver quién averigua ahora a quién pertenecen", se ha preguntado, para agregar que aún pueden verse fragmentos de tibias o cúbitos "con un palmo de longitud máxima".

 

Estos hechos se habrían producido hace casi dos semanas, aunque el vecindario ha tenido constancia de ellos tiempo después, dado que el Ayuntamiento "prohibe la entrada a un espacio público porque no quiere que se vean estas cosas", ha aseverado el denunciante.

 

Por ello, en la reunión de este miércoles instará a Junta y Diputación a que tomen cartas en un asunto "auténticamente mal hecho" y exijan "una gestión patrimonial adecuada".

 

No obstante, "conociendo a la gente", Algarra duda de que el resto de afectados "se vaya a atrever a denunciar, aunque estén rabiando" debido a la instauración de un "auténtico sistema de terror" en este municipio de apenas 40 habitantes por parte de un equipo de Gobierno municipal que, a su juicio, ha actuado de forma "inenarrable, metiendo la pata hasta el codo simplemente por prepotencia".

 

NECESIDAD "ABSOLUTA E IMPERIOSA"

A este respecto, el alcalde de Moya, Fernando Igual, ha confirmado que el arqueólogo responsable de las actuaciones en el municipio y la ciudad medieval de Moya está informado de una intervención "perfectamente definida" y que respondería a una "necesidad absoluta e imperiosa" de construir varios nichos en el cementerio de Moya, puesto que el actual "se había quedado bajo mínimos, con solamente dos nichos y sin lugar para poder atender ningún deceso".

 

Por esa razón, ha abundado, se procedió a limpiar la zona, de unos tres metros cuadrados, donde iban a ser ubicados dichos nichos y en la que, "al remover la tierra, han aparecido estos restos", que, puntualiza, "no pertenecen a ninguna tumba en concreto, porque ninguna tumba ha sido esquilmada o profanada".

 

Unos restos que, indica, fueron "recogidos, depositados y custodiados en un osario público del Ayuntamiento" habilitado en uno de los nuevos nichos, que será identificado como tal a través de una placa y en donde permanecerán "mientras Dios quiera que estén".

 

Asimismo, el regidor ha subrayado que no es extraño que salgan restos "cada vez que se construye en Moya", y hasta la fecha "no había ningún sitio donde custodiarlos". "Ahora ya lo hay", ha concluido.

 

Después de confirmar que no desea "dar más pábulo a este elemento", en referencia a Algarra, el primer edil de esta localidad conquense le ha espetado que, "si está tan seguro de que eran restos de su abuelo, sí que se ha preocupado durante toda su vida de no hacer ni una sola visita al cementerio".

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress