Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 29 abril 2017

Tenemos necesidad de Dios

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital.es 0 Comentarios

Alienados y acosados hoy por necesidades humanas y temporales, predominan el olvido, la indiferencia y  la negación de Dios, viviendo como si  no existiera, Pero el deseo de la liberación del hombre, por el desarrollo científico y el bienestar económico, no se consigue negando las verdades absolutas y los valores cristianos. Al contrario la negación de Dios ha llevado a las tiranías  más degradantes  del s. XX contra él, basadas en el absolutismo del poder humano y despótico, sacrificando a millones de seres humanos, por regímenes tiránicos.

 

Las democracias hoy tienen el peligro de seducir; pero atropellando los verdaderos valores humanos y cristianos, falseando o negando la verdad de Dios, la verdad y dignidad  del hombre, se sacrifican a favor de proyectos inhumanos; el hombre sin Dios sería  el superhombre, engañado y  reducido a nada: con  pérdida del sentido y negación de la inmortalidad; la eternidad así sería como el instante eterno que se recuerda en la historia. Con la eliminación de Dios, el hombre no se libera, queda como esclavo del mundo y de sus  servidumbres, por el consumismo y la tiranía económica. La dignidad  humana está vinculada a Dios, como los superiores de la creación visible y únicos capaces de conocer al Creador. “El drama del humanismo ateo” es carecer sentido  para vivir, sin dignidad personal ni esperanza  para el hombre.

 
“Sin el cristianismo no habría sido posible la Ilustración, ni el liberalismo, ni la democracia, Por eso decía Ortega y Gasset que la modernidad es fruto tardío de la idea de Dios” Y si Dios no existe todo está permitido, incluso la barbarie”(Dostoievsky) El cristianismo no obstaculiza la democracia, sino que la hace posible; arraiga  en un suelo fertilizado por el ideal cristiano o influenciado por él. La distinción cristiana entre el poder espiritual y temporal, es la  mejor barrera contra el despotismo. Si ambos poderes están en una sola mano, el autoritarismo se  impone. La teocracia no es resultado de la religión;  sino su error y mala interpretación  de algunas religiones.

 

La crisis de Europa y el mundo occidental, tiene relación con la pérdida de vigencia social del cristianismo. El ateismo se identifica con el pos-humanismo. El humanismo ateo es contradictorio, si miramos a nuestro alrededor, la crisis moral es consecuencia también religiosa. No es posible conservar los valores y principios si se destruyen sus  fundamentos. No hay progreso sin Dios. Cabe hablar de un “regresismo” ateo. Las sociedades  democráticas podrían conducir alternativamente a la libertad o a la servidumbre, a la civilización o a la barbarie, al bienestar o a la miseria. La democracia en si no garantiza la libertad, la civilización y el bienestar. Sin Dios, se abre el camino  hacia esos males para el hombre y para la sociedad. Prescindir de Dios no lleva al superhombre, sino que se degrada.”

 
Los cristianos tenemos que ser luz, trasmitir esperanza y alegría fundada en Cristo, su Evangelio es  la buna noticia para la humanidad. Es necesaria la Palabra, el testimonio, la ejemplaridad y la oración. Se necesita la verdad de la fe, el consuelo de la esperanza, y la compasión y misericordia  de la caridad, para educarnos y cultivarnos con las virtudes teologales y cardinales,  ceñidas todas por el amor que procede de Dios.
En la cultura actual hay que proclamar  la espiritualidad vinculada a los valores del espíritu  edifica el Reino de Dios.

 

Los Seminarios diocesanos cultivan y forman a los sacerdotes, para responder a la necesidad de Dios y ser ungidos y enviados como servidores de la verdad suprema, de la compasión y la alegría. La ciencia y la cultura y las posibilidades técnicas, muestran la grandeza de la creación y ayudan a conocer a Dios, útiles para dialogar y hacer sentir a los hombres que somos  hijos  suyos. No superhombres

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress