Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 13 mayo 2017
placa con su nombre

La familia de Julio Maroto recibe el cariño de Alcázar en su nombramiento como Hijo Predilecto

Marcar como favorita Enviar por email
Ciudad Real | ELDIAdigital.es 0 Comentarios

La ciudad de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) ha nombrado este viernes Hijo Predilecto a Julio Maroto García, entusiasta de su profesión, defensor apasionado de la escuela pública, de carácter polifacético, libre, honrado y respetuoso, y ante todo maestro de escuela, como firma su epitafio. Previo al nombramiento, se ha instalando una placa con su nombre en la calle Policarpo Lizcano de la localidad, donde vivió.

Al acto realizado en el Salón Noble del Ayuntamiento han asistido sus cuatro hijos, a los que la alcaldesa, Rosa Melchor, ha felicitado ya que Don Julio, como así era conocido por sus alumnos, "ejerció en una época complicada para todo el país", ha indicado la primera edil, destacando el esfuerzo que hizo en su profesión, que "abanderó para contribuir en la educación y en el pensamiento de los jóvenes de la época para no adoctrinar, sino para ir más allá de las aulas y de la enseñanza que realmente estaba regulada y establecida".

 

[Img #221674]

 

Como ha manifestado Melchor, "tuvo una larga carrera en la que tuvo oportunidad de formar y enseñar a pensar a muchísimos alcazareños", entendiendo este como un motivo "más que suficiente para hacerle un reconocimiento", que como ha señalado, se trata del "mayor distintivo que se puede realizar a un alcazareño, hacerle Hijo Predilecto de la ciudad".

 

Fernando Maroto, uno de sus hijos, ha hablado en representación de su familia para subrayar lo "sumamente emotivo" que es este hecho para ellos, ya que ha tenido "una trayectoria profesional y personal muy larga, que desempeñó en un periodo crítico como la posguerra".

 

Por ello, ha puesto en valor el que su padre supiera "zafarse de las limitaciones del sistema". Don Julio Maroto fue, tal y como ha descrito su hijo, "una persona muy original, muy singular y con mucho carisma"; una mezcla de virtudes que "le llevó a hacer de la escuela algo más que un aula, a volcarse con sus alumnos, con sus familias que valoraban extremadamente la educación y el porvenir de sus hijos en un momento en que el horizonte estaba oscuro".

 

Personalmente, Fernando Maroto ha destacado lo "polifacético" de su padre. "Como hijo, lo único que puedo decir es que a veces ser hijo de un personaje así es difícil, pero en todo caso me siento muy orgulloso de serlo. Es sumamente fácil ser hijo de una persona tan entrañable", ha puntualizado.

 

"Estamos muy agradecidos al Ayuntamiento y a todo Alcázar por haber tenido a bien otorgarle este reconocimiento con el que él estaría sin duda tremendamente encantado", ha concluido.

 

Este nombramiento fue aprobado por unanimidad en el pleno ordinario correspondiente al mes de enero por los concejales de los grupos municipales que conforman el Consistorio alcazareño.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress