Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 20 mayo 2017
ARTÍCULO AL HILO DE LA ACTUALIDAD

Dolor

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN - ELDIAdigital.es | A.L.D. 0 Comentarios

Intenso dolor. Es la única afirmación que cabe para intentar definir -como si algo fuera posible- el sentimiento que envuelve a Caudete desde el momento en que conoció la noticia de la muerte de Ana, una mujer anónima hasta entonces.

 

[Img #222875]

 

La irracionalidad ha asestado un duro golpe a los vecinos de Caudete, consternados por los hechos ocurridos. Una mujer moría sobre las cuatro y media del pasado jueves y la realidad de sucesos que solo vemos por la tele, cobra toda su dureza. Se ha producido un hecho cruel. Un hombre mata a una mujer cuando ésta intentaba defender a otra persona, víctima de violencia de género en un pueblo de Albacete que todavía se pregunta cómo ha sido posible un asesinato en su seno.


El alcalde de la localidad, José Miguel Mollá, ha sido el encargado de explicar a los medios que Ana era natural de República Dominicana y llevaba más de 25 años viviendo en Caudete donde estaba muy integrada. Que el suceso tuviera lugar en el hogar del jubilado se explica porque Ana regentaba este servicio en Caudete que también trabajaba en el Servicio de Ayuda a Domicilio de la Diputación de Albacete.

 

La conmoción y el dolor ha alcanzado a todos los que conocían a Ana, familiares, amigos y compañeros que como los que tenía en CCOO no entienden que perdiera la vida en el que resultó un intento baldío de poner fin a una situación de violencia machista en su entorno familiar. Ana perdió la vida por defender a otra víctima. Una valiente.

 

Que la realidad nos demuestra cada día que la condición humana es capaz de los actos más maravillosos y altruistas de personas que se desviven por atender a los demás, tenemos pruebas, pero que también las hay de que somos capaces de lo peor, es demoledor.

 

Muchas preguntas entre el dolor y la consternación a las que encontrar respuesta. La secretaria de la Mujer de CCOO-Albacete, Gloria Lozoya, se refería a la muerte de Ana con pena e indignación, convencida de que “nos obliga a todos a reflexionar”.

 

Hubo minutos de silencio en el pueblo de Ana y en Albacete en su recuerdo. Apoyo de los vecinos y conocidos a una familia rota que necesitará de todo el cariño y solidaridad posible para superar la pérdida de un ser querido arrebatado de la peor forma imaginable.

 

Para Gloria Lozoya es evidente que “la sociedad es cada día más consciente de la lacra en que se han convertido los crímenes machistas y sabe que los asesinatos de mujeres hunden sus raíces en la desigualdad de género. Y sabe que no pueden las mujeres solas, en la soledad de su casa o de su entorno, luchar por sí solas contra esto"

 

La vida es el bien más preciado que una persona tiene desde el momento en que llegamos a este mundo. Absolutamente nadie puede arrogarse el “derecho” de intervenir para frustrarla. ¿Qué horrible inhumanidad impulsa a un ser capaz de matar a otro ser humano?

 

¿Qué evolución cabe en una sociedad que protagoniza actos como estos? Totalmente incomprensible como lo es que una persona sea capaz de segar una vida mediante un acto brutal por el mero hecho de hacer daño. ¿A qué nivel nos coloca como especie?  

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress