Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 1 julio 2017

Superorganismo y gobiernos no democráticos

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Jesús Millán Muñoz 0 Comentarios

  0. ¿Si es cierto y verdad, que tecnológicamente se puede conseguir que un receptor apagado pero conexionado a Internet (móvil, televisión, ordenador, tablet) se puede poner en funcionamiento y oír y ver imágenes desde el exterior, entonces tenemos que aceptar que el mundo ha producido un salto cualitativo, no solo tecnocientífico, sino en todos los niveles, y áreas?, ¿y podemos decir, que el mundo anterior, es una realidad, y el mundo que está emergiendo ya es y será otra cosa, a nivel técnico, social, económico, político, cultural…? ¿Sería un cambio tan profundo y esencial, como el que produjo la era Gutemberg?

 

                        1. Se puede definir el superorganismo, como una categoría sociobiológica, aplicable a algunas especies, en la cual, los individuos, no son nada o casi nada, absolutamente nada sin el grupo o sin la totalidad. Se aplica a los insectos sociales, hormigas, termitas, abejas, etc.

                        - ¿La gran cuestión es si el desarrollo histórico, en todos los parámetros, no solo tecnológicos y científicos, sino también sociales, culturales, ideológicos, etc., nos ha conducido o estamos siendo conducidos a la realidad-concepto de superorganismo, o dicho de otro modo, los seres humanos de vivir y existir, en una realidad filosófica antropológica, en la cual, diríamos se podría conceptualizar como el dilema individuo-sociedad, estamos pasando sin darnos cuenta, a una realidad que se acerca al concepto de “superorganismo humano”.

                        - ¿Se puede tecnológicamente, es factible y es posible, que se escuchen conversaciones, o se vean imágenes, teniendo los receptores a internet, en silencio?, ¿Pueden oír entidades, personas, organismos sin permiso conversaciones e imágenes de receptores que sus propietarios han puesto en silencio y apagado?

                        Si, como parece que la respuesta es afirmativa, entonces, surgen tantas preguntas y tantas incógnitas, tantos horizontes posibles de incertidumbre y de vulnerabilidad, que no se pueden concretizar-materializar todos en un modesto artículo periodístico de opinión.

                        - Es cierto que la tecnología y la ciencia o el saber en general es creado-inventado-imaginado-causado por los seres humanos. Pero eso no es óbice, que ya inventado o descubierto una tecnología o un concepto o conocimiento o saber, éste tiene un cierto grado de autonomía, o diríamos nos presupone a ir hacia una dirección o hacia otras… Esto ha sido siempre así. Puede que el ser humano inventara o descubriera el arco con flechas o el fuego en la prehistoria, pero ya inventado o descubierto, ya conduce al ser humano hacia un nuevo marco tecnológico, sino también hacia un nuevo marco de caza, y por tanto, cambios antropológicos, sociales, culturales, etc. Cierto es, con combinación de multitud de otros factores.

                        Si esto sucede con una tecnología tan simple, diríamos hoy, como el arco y las flechas, pero para su tiempo debió de constituir un cambio esencial y radical y fundamental, pues lo mismo puede suceder hoy, con las tecnología informáticas y telemáticas, con internet, y con todos los cambios que se han producido, y que se producirán en las próximas décadas. Al final, quizás surja, una nueva concepción antropológica-social-cultural-económica-política… Porque además, en este caso, no es como el libro de tipos móviles, que esencialmente, ya inventado no cambió, pero la era Gutemberg cambió todo durante siglos, sino que ahora son procesos que están constantemente cambiando y modificándose. Es decir, no podemos otear el final de este horizonte, si es que lo tiene. Quizás, el final, es convertir a la especie humana, en un enorme superorganismo, en el cual, exista una relación constante y diferente, de millones de individuos con otros individuos, relacionados con redes telemáticas, y a su vez, con la Naturaleza. ¿Quizás formando todo como un superordenador, un superorganismo inteligente…?

                        - Hasta ahora, siempre se ha planteado el mismo problema ético y moral, ¿se puede aplicar todo lo tecnológicamente descubierto, todo lo científicamente descubierto?

                        Y como en todo, hay varias soluciones, en resumen y con palabras simples y sencillas, en cualquier cuestión, unos defienden que si, que todo lo descubierto, todo lo posible real, se puede y se debe aplicar. Y la otra respuesta, en general, aquellos, que intentan poner, unos límites a lo que se puede realizar.

                        Pero en general, casi siempre, todo lo que es posible tecnológicamente, se materializa o se aplica, sea cual sea el análisis moral y ético que se le otorgue. Y ante este problema, sucederá lo mismo, en los próximos lustros, se irán poniendo ciertas limitaciones, la hipótesis del escudo-lanza-coraza-espada. A un nuevo desarrollo de la tecnología, se le pone límites, pero de alguna manera se sigue aplicando o se seguirá desarrollando-perfeccionando-aplicando.

                        Por lo cual, nos tememos, evidentemente, empezarán, esperamos, a ponerles límites, a la posibilidad de estas tecnologías de escucha, pero al mismo tiempo, se seguirá, con la hipótesis a un nuevo escudo, un nuevo instrumento ofensivo, y a una nueva arma, un nuevo tipo de defensa o de escudo…

                        - A todo lo anterior, añádanle en un futuro a medio plazo: la biotecnología, la inteligencia artificial, la genética aplicada de multitud de modos, los cibergs, la nanotecnología, los desarrollos informáticos y teleinformáticas, etc. Y toda la combinación de todos estos conocimientos y tecnologías entre sí, con todos los demás cambios y conocimientos existentes, y los que se puedan producir en las próximas décadas.

 

                        2. Hasta dónde se narra y cuenta, en los medios de comunicación, esta tecnología de intromisión en la privacidad, incluso en la propia cocina que nos diría Pascal, puede ser realizada, por entidades colectivas privadas, por personas particulares y por organismos dependientes de administraciones públicas… Por lo cual, diríamos que la situación es enormemente compleja y preocupante, en el presente, y podría serlo aún más en el futuro… especialmente, si se realiza por entidades que no están trabajando para el bien común o general, en armonía con la legislación jurídica aprobada o de los derechos humanos fundamentales, o dentro del horizonte de una democracia. Sin obviar, ni olvidar la concepción, diríase de la doble función de toda tecnología que se le atribuye a Aristóteles, es decir, que el cuchillo puede servir para el bien o para el mal.

                        ¿Se materializa el Gran Hermano de Orwell? ¿Pero incluso como jamás habría pensado-diseñado-imaginado el mismo Orwell, no solo por entidades públicas, sino incluso por privadas, sin entrar por ejemplo, en el tema de los Big-data, que habrá que rozar conceptualmente en otro artículo…?

                        Para concluir, una de las cuestiones más graves existentes, es y será, ¿qué sucederá y qué sucedería, si sociedades-gobiernos-estados no democráticos, utilizan masivamente, estas tecnologías de oír-ver-escuchar a millones de sus ciudadanos? ¿O si se quiere, a una parte de la población, que pueda considerar que son contrarias a sus intereses y su ideología o sus finalidades…? ¿O una ideología-gobierno-Estado no democrático, cuánto podría hacer y permanecer en el poder con estas tecnologías, más otras heredadas de siglos…? ¡¿El panorama es para temblar!?

                        ¡¿O estas tecnologías, utilizadas por gobiernos-ideologías surgidos de las urnas, democráticos en principio, pero que pueden dirigirse con estas tecnologías hacia gobiernos no democráticos, como la historia ha demostrado hasta la saciedad, en otros horizontes históricos y tecnológicos del pasado, concretamente en el siglo veinte!?

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress