Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 17 agosto 2017

Redichos de Juan de Portoplano

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Jesús Millán Muñoz 0 Comentarios

   0. Intentar encerrar en una frase un mundo, que además ese mundo sea verdad o sea verídico, sea verdadero y si es posible también bondadoso, y por consecuencia útil. Todo ser humano lleva en su mente-corazón una serie de frases-ideas-máximas-eslóganes, que diríamos son la filosofía y el norte de su existir, o al menos, de su pensar…

 

                        1. El de Portoplano, intentando conocerse a si mismo, intentando habitarse de forma correcta a sí mismo, intentando pensarse de forma correcta llegó al banco de madera y piedra, bajo el ciprés largo y enhiesto e intentó sosegar su carne para armonizar su mente, sosegar su mente para equilibrar su cuerpo. Y como siempre empezó a recordar-pensar:

                        - La no correcta moral a nivel teórico y conceptual, te lleva o dirige hacia una moral incorrecta a nivel práctico. Y una moral práctica no correcta, te lleva a pensar y creer en una ética teórica incorrecta.

                        - Conocer e intentar conocer lo que es el bien y el no bien y el mal, lo bueno y lo no bueno y lo malo. Y cuándo estés frente a un mal, intenta primero, luchar con no caer en el deseo de hacer ese mal. Después intenta no caer en la aceptación mental de ese mal. Y al final, no caer en el acto de ese mal.

                        - Todo acto lleva implícito multitud de variables y connotaciones en muchos sentidos, no solo es el aspecto ético y moral, también está el psicológico, el conceptual-cultural, el económico, el social, etc.

                        - Hoy no se valora el valor de la modestia del ser y del estar, la humildad del ser y del estar. Hoy no se valora, lo que durante siglos era considerado una virtud.

                        - Cada etapa de la vida tiene sus alegrías y sus penas, sus tentaciones y sus deseos, sus felicidades y sus peligros.

                        - Hay clásicamente, conceptualizados siete errores morales y éticos graves, en lenguaje religioso siete pecados capitales. Conocer y saberlos y entenderlos, para no caer en ellos, para encontrar el justo medio de la moral y de la ética, sea desde una filosofía moral racional, sea desde una espiritualidad religiosa.

                        - Puedes ser que solo vivas treinta o noventa años, nada en comparación con el tiempo de la tierra, puede que haya Algo después o no haya, pero desde luego, tus actos y acciones de alguna manera, unos más que otros, quedarán de alguna forma en la sociedad, en la historia, en otros seres humanos. Por tanto, intenta dejar el mayor bien posible de tus actos, sean acciones, sean palabras, sean escritos, sean gestos, sean deseos, sean emociones. Puede que creas que no tienes apenas influencia, pero quizás, tengas más de la que crees.

                        - Ya que juzgas a los otros, al menos, escucha todas las partes.

                        - Encontrar el equilibrio y la armonía y la aptitud y actitud adecuada entre el idealismo y el materialismo o el nihilismo, quizás encontrar un realismo mesurado.

                        - Que cada uno siembre su tierra, no tengas deseos sobre cosas, personas, realidades que no te pertenecen, que no tienes derecho, ni deberes sobre ellas. Así de ese modo, no perderás la paz interior, no te buscarás líos y problemas, no amplificarás los deseos y pasiones…

                        - Si puedes y tienes tiempo, pregúntate por qué piensas esto, en este momento sobre algo, por qué deseas esto en esta cuestión, por qué quieres realizar ese acto.

                        - Por qué y para qué.

                        - No critiques tanto la vida, tiene muchas cosas de muchos colores, y algunas negras y algunas grises. Pero hay más color en la vida que negruras, aunque algunos días hay más negro que color.

                        - Intenta que tus deseos-pasiones-pulsiones sean correctas y adecuadas, intenta que tus pensamientos-ideas-conceptos sean correctos y adecuados, intenta que tus emociones-sentimientos-afectos sean correctos y adecuados, intenta que tus actos sean correctos y adecuados.

                        - Para comprender hay que abstraer, para abstraer hay que comprender y entender casos concretos.

                        - Distinguir entre las diferencias de las cosas y de los actos, y sus similitudes es difícil y es un ejercicio de atención y de discreción y de pensamiento.

                        - ¿Por qué no va a existir Dios, por qué tú, como yo, que somos seres humanos, es decir, seres racionales de una especie no demasiado desarrollada, acaso creemos que somos capaces de entender y comprender todo lo que el universo sea, o el multiverso…?

                        - ¿Si es que existen seres racionales e inteligentes no humanos en la galaxia, por qué no nos lo dicen claramente? ¿Temen que se produzca una hecatombe de la civilización, como sucedió con la Inca o la Azteca al contacto con los europeos…?

                        - El jugar con una máquina al ajedrez y que te gane, te llena de racionalidad, de mesura, de humildad. Si hasta un sistema informático del juego de ajedrez te gana.

                        - Encontrar la frase que sea verdadera y bondadosa y útil y bella, y además, encaje con el problema o dificultad que tienes tú o yo como individuo es difícil. Porque quizás tus necesidades de hoy, no son las mismas que las de mañana.

                        - Dice Marco Aurelio: “No merezco hacerme sufrir, porque nunca hice sufrir a nadie deliberadamente”. Creo que es cierto, no merezco sufrir el mal que me pueda hacer a mi mismo, porque siempre he intentado no hacer mal a nadie, no merezco que nadie me haga sufrir, cuándo siempre he intentado no hacer sufrir a nadie. Cuándo he sufrido un mal, he intentando defenderme, con el menor daño posible a nadie, ni al otro, ni a mi mismo.

                        - Defenderte del mal es una obligación, sea el mal causado por ti mismo, sea causado por otros. Defenderse del mal es un deber con uno mismo, con los demás, con el Ser Supremo. Pero siempre de forma racional, comedida según el mal, con prudencia, con eficiencia…

                        - Vendo pensamientos e ideas y preguntas plasmados en hojas formando libros, pero nadie quiere editarlos, nadie quiere comprarlos. Vendo tomates, jamones, chorizos que nadie desea degustar, ni por tanto comprar.

                        - Si quieres vivir y sobrevivir lo mejor posible, sin hacerte daño a ti mismo, sin hacer daño a los demás, intenta cumplir la ley jurídica de tu sociedad, intenta cumplir las normas éticas y morales mínimas de tu sociedad-cultura que sean buenas y racionales, intenta no despreciar a nadie, ni minusvalorar a nadie. De ese modo, te evitarás multitud de errores teóricos y prácticos, te evitarás multitud de males, males que te hagas a ti mismo, que tú hagas a los demás, que los otros te hagan a ti…

 

                        2. Juan de Portoplano se levantó de la madera-piedra horizontal al suelo, y cansado de pensar-reflexionar-observar, se alejó hacia su lugar de descanso.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress