Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 3 octubre 2017

La securalización y las securalizaciones

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | ELDIAdigital.es 0 Comentarios

​La secularización de personas consagradas ha sido sanción para los indignos; pero la secularización de sacerdotes y religiosos de hoy, es a petición libre para obtener la vuelta al estado laical, alegando razones ante el Obispo para la dispensa de sus votos. Esta ha sido novedad después del Vaticano II. Los secularizados han sido en número mayor que los sacerdotes y religiosos martirizados en la guerra del 1936-39. Pero en la vida todos debemos reconocer al Creador y ordenar las cosas temporales según el querer de Dios La Ilustración exaltó la razón frente al bien y a la verdad de Dios. Y el laicismo es una actitud exagerada de la legítima laicidad, opuesta a la religiosidad en las personas y en la sociedad.  Hay una autonomía de las realidades temporales para gobernar este mundo, pero sometida a la verdad y al bien, como vocación y responsabilidad universal. La fe consiste en creer en Dios y además facilita la capacidad de la razón para hacer el bien.¿España ha dejado de ser católica? No, significa que el gobierno es autónomo y no se inspira en lo religioso, sirve a los creyentes y no creyentes, puede contar o no, con lo religioso; pero todos debemos trabajar por el bien común, sin hostilidad, y posibilitar la convivencia. Hoy nuestro régimen democrático, tiene “separación Iglesia – Estado y con leal colaboración”.La Iglesia solamente pide libertad para evangelizar, respetar los derechos humanos y la dignidad de las personas; y poder “ser conciencia crítica de la sociedad y defender al hombre según el mandamiento del amor”.

 

Aunque en la Iglesia la secularización era reducción al estado laical, de quienes  siendo consagrados, cometían delitos y escándalos en el Pueblo de Dios; en la realidad de nuestro tiempo, es posibilidad de sacerdotes, consagrados/as, de renunciar libremente a votos y promesas, quedan “secularizados.”(seglares) Pero el Orden sacerdotal es un Sacramento que imprime un carácter imborrable como el bautismo. Lo nuevo es que ahora  hay sacerdotes que renuncian libremente, obtienen del Obispo la secularización y quedan libres de sus compromisos.

 

Esto es una liberación personal y un alivio para la Iglesia, Pueblo de Dios, al retirarse libremente pidiendo dispensa de sus obligaciones, por  ser incompatible y poco edificante, con el ejercicio del ministerio sacerdotal
Las secularizaciones tienen unas causas. La Modernidad que ha seguido a la Ilustración, ha dado relevancia a la razón, a la persona y a su libertad (individualismo) frente a lo sagrado y lo religioso; ha cuestionado como inamovibles los compromisos humanos para toda la vida, en el matrimonio, en el sacerdocio y la vida consagrada.

 

Y esto que se ha introducido en la cultura y en las costumbres, tiene repercusión en la conciencia de la fe, en instituciones  y en individuos. Se han debilitado las creencias que han dado inconsistencia a lo religioso en Occidente, y ahora muchos no creen en nada o en cualquier cosa (Chesterton) Y cuando en la sociedad se expulsa lo sagrado, luego lo sagrado entra por la ventana (Freud). Ahora predominan la violencia, el dinero y la corrupción, produciendo corrientes que arrastran. Esto hace que actitudes políticas superadas, hostiguen a la religión y a sus valores en la convivencia y en la educación. Aunque España no ha dejado de ser católica, el número de practicantes  ha descendido, y más entre jóvenes, surgiendo  una indiferencia e incoherencia religiosa. Abandonar a Dios debilita a los creyentes, arrastra a lo efímero y también el sacerdote corre peligros.

 

El remedio está en conocer bien la Teología y la Historia del sacerdocio, cuidar mucho la experiencia de Dios con la oración constante, superar pruebas y disgustos con fieles, compañeros y superiores. El asumir en lo posible la soledad, le exige abrirse al exterior y a la vez llenarla con la presencia permanente de Dios y ser más creativos. Los secularizados son  como los caídos en la lucha o en horas menguadas, pero levantados de nuevo, ya como seglares, que pueden ser humana y profesionalmente ejemplares.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress