Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 13 octubre 2017

Del trabajo, IV

Marcar como favorita Enviar por email
BLOGS | Jesús Millán Muñoz 0 Comentarios

  0. En la situación del ser humano en el mundo actual, quizás haya que reflexionar, combinando puntos de vista y perspectivas de diferentes saberes, sobre el trabajo. Quizás, las personas, que hayan tenido y deseado tener un trabajo legal y moral, haya sido considerado dicho trabajo muy alto o muy bajo, de gran estima o de menos, han contribuido al bien de la sociedad, de la humanidad, de hoy y de mañana, de sus familias y de ellos mismos.

 

                        1. El trabajo se envilece cuándo el ser humano que lo realiza lo llena de ideas de avaricia y envidia. Entonces se hace doloroso para el que lo ejerce de esa manera, y muchas veces, para los que están al lado del que piensa así, o para los subalternos o para los jefes o para los subalternos, o para todos juntos.

 

                        2. No tener una moralidad y ética correcta en el mundo del trabajo, sea por parte de unos o sea por parte de otros, ocasiona enormes sufrimientos a todos o a una gran parte de las personas que elaboran ese trabajo.

 

                        3. La fama y el honor de las otras personas que trabajan contigo, sean superiores a ti en responsabilidad o inferiores es un elemento esencial y substancial. No tocar la fama y el honor de los demás. Esto te evitará muchos problemas, esto evitará a los demás muchos problemas y angustias y penas.

 

                        4. Controlar la lengua en los diferentes entes de producción y servicios humanos, es esencial para construir un trabajo más humano. Siempre se ha dicho una de las epidemias más grandes de los conventos y monasterios, cuándo estaban llenos de vocaciones y de profesiones, es el hablar demasiado sobre los demás, sin suficientes pruebas y datos. Esto ha hecho más daño a las religiones que muchas otras causas. Y lo mismo sucede en todo tipo de empresas humanas.

 

                        5. Demasiadas veces, personas, que sin ser perfectas, intentan llevar una mínima ética y moralidad a los trabajos, sean unos o sean otros, una mínima religiosidad y espiritualidad al mundo del trabajo, son crucificados, literal y metafóricamente por unos y por otros. Sucede también en otros ámbitos de la realidad sociohumana, sea en vecindades, sea entre amistades, sea en la ciudad, etc.

 

                        6. Sea modesto tu trabajo o sea de un alto nivel social, o consideración social, si es un trabajo legal y moral, y por tanto, necesario para la comunidad-sociedad humana, debes realizarlo lo mejor posible, para el bien propio, para el bien de tu familia, para el bien de la sociedad, para el bien de la humanidad, incluso la todavía no nacida.

                        Puede ser que tu trabajo no sea valorado, puede ser que no tengas lustre, ni laureles, y que tu trabajo pase durante lustros y décadas, como uno más. Pero aunque tienes derecho al ascenso de mejor trabajo, mientras realizas uno, sea el que sea, siempre que sea legal y moral, debes hacerlo lo mejor posible.

 

                        7. No olvides que tratas a las personas, como en el fondo de tratas a ti mismo. Por tanto, trátate a ti mismo bien, y trata de forma correcta y adecuada a los demás.

 

                        8. Todo trabajo cumple muchas funciones-finalidades, ten en cuenta todas, todas las que sean legalmente aprobadas, y moralmente admitidas. Por tanto, el trabajo es una realización de enormes consecuencias, más de las que pensamos. Sin caer en conciencia escrupulosa, cada ser humano debe intentar elaborar-reelaborar su trabajo o su función lo mejor posible. Todos recordamos un gesto hecho de forma amable y funcional por alguien, una palabra de consejo correcta, etc.

 

                        9. Tener esperanza de futuro, cada uno realice su trabajo lo mejor posible, para que entre toda la sociedad-Estado podamos caminar hacia un mundo mejor. Aunque ahora suframos una crisis estructural grave, a nivel social, económico, cultural, espiritual, político y en todos los órdenes que quiera usted. Buscar el fin y la finalidad de hacer un buen trabajo, todos y cada uno, para que el mundo sea mejor.

 

                        10. No olvides que si tu engañas en tu trabajo, el otro, puede estar en la tentación de engañarte en el tuyo. Si tú haces mal tu trabajo, no olvides que el otro puede hacer mal el suyo. Y por tanto, todos perdemos. Al final todos perdemos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • LSSIAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress