Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 17 octubre 2017
ARTÍCULO AL HILO DE LA ACTUALIDAD

SENSIBILIDAD RURAL

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN - ELDIAdigital.es | A.L.D. 0 Comentarios

[Img #244490]

 

Esta semana han coincidido dos iniciativas que se ocupan de la mujer rural. Por un lado, se ha celebrado la Feria de Mujeres Emprendedoras en Motilla del Palancar donde se ha destacado la labor de algunas mujeres que trabajan para mejorar el entorno en el que viven y, por otro, se ha abierto el plazo para la tercera edición de la Universidad de la Mujer Rural que ha puesto en marcha la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha y la Escuela de Organización Industrial (EOI), en colaboración con el Instituto de la Mujer que comenzará el 6 de noviembre en Hellín. Una interesante iniciativa que demuestra que hay sensibilidad por mejorar la realidad  de una parte importante de la población ofreciendo a las mujeres las herramientas necesarias para desarrollar su talento y su liderazgo.


Entre las mujeres reconocidas en la Feria de Mujeres Emprendedoras estaba el caso de Pilar Ortiz, responsable hasta hace poco de la biblioteca de Casasimarro que puso en marcha en 1996. Ha estado 26 años dedicada a la promoción cultural de Casasimarro y participado en varias asociaciones relacionadas con la cultura. En 2002 crea la Revista Besana sobre la actividad cultural de su municipio y es también la impulsora del proyecto de animación a la lectura 'Lectoras', la Bebeteca y la Universidad Popular de Casasimarro.


No ha sido el único reconocimiento de Pilar. Responsables y compañeros de CCOO también se han expresado alabando la labor cultural que durante muchos años ha llevado a cabo en Casasimarro.


Bajo el lema ‘Juntas somos más. Unidas por un desarrollo rural sostenible’ ha tenido lugar el acertado acto organizado por el Gobierno regional en el que hasta diez mujeres han tenido el reconocimiento que merecerían muchas más en Castilla-La Mancha pero que se concreta en estos casos de la comarca de La Manchuela conquense y destapa algunos de otros muchos por su contribución de manera ejemplar al desarrollo social, económico y cultural del medio rural.


Además de Pilar hay 9 mujeres más. Las mencionamos a todas para mostrar su labor y aportación procedentes de distintos sectores como son todas, comenzando por Paula Crespo, dietista-nutricionista del Servicio de Gastroenterología Pediátrica del Hospital Universitario y Policlínico La Fe de Valencia e investigadora en el Instituto de Investigación Sanitaria del mismo centro.
 

Josefina García fundó en 2008 la Asociación Luna Cuenca para la promoción de las mujeres y niñas con discapacidad de Cuenca y provincia. O el caso de Teresa Guerrero toda su vida dedicada a asociacines sin ánimo de lucro en las diversas asociaciones y entidades sociales de Motilla del Palancar. Creadora y presidenta de la Asociación de Mujeres de esta localidad.
 

Pilar Martínez es profesora de mecanografía. Empezó dando clases en un Madrigueras hasta que le propusieron formar un grupo en Villagarcía del Llano. Comenzó en el salón de la casa de su madre y, posteriormente, montó una sala en las antiguas casas de los maestros.
 

Encarnación Cano fue la impulsora del APA de Villagarcía del Llano en 1992, actual AMPA. Se propuso llevar a su pueblo servicios que necesitaban,  el primero fue el de psicólogo para atender  las necesidades de los alumnos y sus familias. Impulsora de la ludoteca municipal.
 

Rocío Moreno montó su propio restaurante en su pueblo. Mujer autodidacta, inconformista y defensora a ultranza del género femenino, en su restaurante siempre ha predominado la mujer en su plantilla de trabajadores en un 90%. Además, ha participado en dos libros protagonizados por mujeres empresarias.
 

María de la O Collado tiene un taller propio de vidrieras, ubicado en Villanueva de la Jara especializado en el diseño y realización de vidrieras con la técnica de emplomados y vitrofusión y todo lo relacionado con la decoración. Ha participado en multitud de ferias de artesanía y en ferias de bisutería y joyería y tiene una tienda exposición en Villanueva de la Jara.
 

Por su parte, María Teresa Panadero ostentaba desde 1995 la gerencia de una empresa de materiales de construcción junto a su socio y marido. Diez años después coge las riendas de su empresa de la que hoy es propietaria. Una empresa de mayor capacidad llamada Materiales de Construcción JOIMA en Campillo de Altobuey, donde dan empleo y recursos materiales en el mundo rural.
 
 
Elena Vergara tiene 21 años y dentro de su formación destaca el título de grado medio en instalaciones eléctricas, un sector eminentemente masculino. Cursa el grado superior de robótica y es instaladora de piezas en Mahle.

 

Historias de mujeres con grandes capacidades que han recibido la atención y el protagonismo que merecen.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress