Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 19 octubre 2017

POCO DEBATE Y MENOS REGIÓN (Por D. Guijarro)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN - ELDIAdigital.es | ELDIAdigital 0 Comentarios

[Img #244642]

 

Ayer y hoy hemos vivido una de esas sesiones maratonianas y apasionantes, para los que todavía nos sigue gustando la política, pero que evidencia que cada vez son más prescindibles. Hablo del Debate del Estado de la Región. Una herramienta que se celebra para una supuesta revisión de las políticas de todo el año y que si sigue por estos derroteros corre el riesgo de que se convierta en un Pleno más pero de dos días de duración. 

 

Estos dos días hemos visto un ejemplo de ello ya que se vuelve a demostrar que el partido que tiene la mayoría, o en este caso la coalición, impone su criterio en la votación final. Dos días en los que, a pesar del despliegue de la televisión regional y otros medios digitales para emitirlo en directo, se demuestra que los que estamos fuera de la cámara los escuchamos más que ellos mismos. 

 

Debería algún grupo ser valiente y atreverse a proponer un cambio de nombre porque de debate ha tenido muy poco. Para que eso fuera posible debería haber un intercambio de ideas sobre un tema, fijar unas posiciones y ceder en la postura inicial. Bien sabido es que nadie tiene la razón absoluta. Nada de eso pasó, ni pasa en la política actual. 

 

La primera parte del Debate, el discurso del presidente Page, fue la más tranquila. En ella, dibujó un panorama que estuvo cargado de demasiadas referencias a la herencia de Cospedal, poca autocrítica como una falta de explicación al retraso en las obras de algunos hospitales de la región, sea o no culpa del actual Ejecutivo. Afortunadamente, también hubo grandes anuncios tanto de lo que se ha cumplido como de lo que nos queda por delante. Una esperanza que se sustenta en los hechos de estos dos años. 

 

Pero llegó la sesión de la tarde y todo se torció. Primero porque la portavoz del PP usó un tono que debería estar lejos de todo uso político. Claro que estuvo cerca de la actitud que mostró su grupo durante toda la sesión con continuas interrupciones. Al margen de las formas, el fondo también decepcionó porque en tan virulenta crítica se olvidó de presentar las 50 medidas que había prometido Tirado 48 horas antes. 

 

Algunas de sus afirmaciones chirriaron en los oídos. Sirva el tema de que han garantizado 400 hectómetros cúbicos en la cabecera del Tajo. Se pasó toda la intervención mostrando fotos y esa, casualidad, se le olvidó enseñarla. A cambio mostró un gráfico que, sin pudor, reconoció que era del año pasado. Cómo si este año no hubiéramos tenido la peor sequía del siglo y no hubieran seguido haciendo trasvases. 

 

Me decepcionó también Podemos. Tenían ante sí el último Debate de la Región cómodo para ellos y lo desaprovecharon. Se limitaron a decir que comparten la música pero no la letra pero, pensaba yo, serían muchos más críticos con el Gobierno después de romper el pacto de investidura y el acuerdo de los presupuestos. El año que viene ya no lo tendrán tan fácil para criticar la acción de un Gobierno del que forman parte y del que también tendrán que comenzar a asumir las responsabilidades de los fallos, que los tiene, y no sólo de los logros. 

 

Del PSOE, que es el partido del presidente, lo esperado; no era el lugar de criticar al jefe. Aunque para la buena salud de la democracia no estaría mal que de vez en cuando un partido que sustente al Gobierno le recrimine algo, y claro que ese Gobierno lo aproveche. 

 

Pero además de poco debate, también tuvo poco de región. Quiero decir que gran parte del mismo se dedicaron a temas que poco tiene que ver con el estado de la región. No quiero decir que no se deba hablar de Cataluña, nos importa a todos y es uno de los principales problemas y preocupaciones que tenemos muchos castellano-manchegos. Pero de ahí a que por momentos nos hiciera pensar que habíamos aprendido catalán y que estábamos escuchando un debate del Parlament, va un mundo. 

 

Otra de las cosas que tampoco venían a cuento eran los procesos internos de los partidos, que salieron a relucir en varias ocasiones. Podemos también se suma a esta moda de repetir su mantra en cualquier foro. La corrupción del PP no hay que olvidarla pero cada cosa en su foro. No hay nadie que haga más para que pase desapercibida que el propio Podemos al repetirla en cualquier ocasión como el que no sabe qué decir del tema que se hable. 

 

En fin han sido unas horas entretenidas, esperemos que además sirva para algo y que dentro de un año no tengamos que volver a escuchas los mismos análisis, las mismas crítica y las mismas promesas. 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress