Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 24 octubre 2017

MORATE DESPRECIA LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD DE SER VALIENTE (Por D. Guijarro)

Marcar como favorita Enviar por email
OPINIÓN - ELDIAdigital.es | ELDIAdigital 0 Comentarios

[Img #245353]

 

Este lunes arrancaba en la Audiencia Provincial de Cuenca el juicio contra Sergio Morate acusado de las muertes de Laura y Marina hace dos años. La expectación que se ha levantado en una ciudad tradicionalmente tranquila sólo es comparable a la conmoción que vivió durante los largos días que duró la desaparición de las jóvenes hasta que se conoció el fatal desenlace. Pero por grande que sea no es nada comparable al dolor de las familias. 

 

Las imágenes de la indignación de estas al llegar el presunto asesino a la Audiencia recorrieron toda España. Eran gritos de rabia, de desesperación pero también una válvula de escape para ese dolor contenido. Han sido dos años largos y duros, sin la presencia de sus seres queridos, esperando este momento y por mucho que te prepares mentalmente nunca es suficiente para ello. 

 

Las familias sabían que durante el juicio volverían a revivir los momentos más duros de sus vidas. Conocer los detalles de cómo murieron dos bellas personas en la flor de la vida. Imágenes que se mostraran que enturbiarán sus recuerdos. Nadie merece recordar a una hija, una hermana o una amiga de esa manera. Más cuando en vida se han caracterizado por llevar siempre una sonrisa que alegraba a todos los que las rodeaban.

 

Sin embargo, también podían albergar una pequeña esperanza de una disculpa, una confesión que nunca llegó. El relato de la Fiscalía es sólido, pruebas, testimonios y, sobre todo, la actitud de Sergio huyendo del país parece más que suficiente. Ahora debe ser el jurado el que determine si es culpable o no. 

 

Al margen de todo esto no se puede entender la negativa a no declarar, ni si quiera a las preguntas de su abogado. Si es inocente por qué no lo dice. Si fuera mi caso no lo diría, lo gritaría. Intentaría explicar y desmontar cualquier estrategia de la acusación.

 

Si es culpable y es una estrategia, además de equivocada, me parece una cobardía. Hoy hemos escuchado cómo uno de los policías que le trasladó relataba las confesiones que le había hecho. En algunos momentos parecía que se jactaba de ello. Pero a la hora de la verdad, con las familias de las víctimas, con la suya y con toda la sala pendiente de él no es capaz de decir nada. 

 

Morate ha tenido la oportunidad de ser valiente y la ha despreciado. Los actos que, presuntamente, cometió hace dos años siguen causando dolor a las familias de las víctimas y a la suya propia. Los de ahora contribuyen a arraigar ese dolor en lo más profundo de sus almas. De aquí al final del juicio tendrá más oportunidades. Ojalá las aproveche.  

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
eldiadigital.es
eldiadigital.es • POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIESAVISO LEGAL Mapa del sitio
© 2018 • 2010 Todos los derechos reservados. Información de agencias: Europa Press
Powered by FolioePress